Las mejores recetas bajas en carbos y keto con pollo

El pollo es una fuente excelente de proteína. Es un alimento versátil y muy popular entre personas de todas las edades. Debido a que por sí solo es demasiado magro, no puede considerarse un alimento cetogénico. Sin embargo, siempre puedes incluir grasa adicional para que sea keto. Añade unas verduras bajas en carbos, y ¡listo! Comidas completas que son deliciosamente cetogénicas.

Cuando compras pollo, normalmente vale la pena comprar un pollo entero y dividirlo en piezas tú mismo. La pechuga normalmente es la parte más cara y también más magra. Si compras partes específicas, recomendamos dejar la pechuga en la tienda y elegir muslos como alternativa. Muchas veces son más económicos y contienen más grasa, lo cual también significa más sabor. Es incluso mejor elegir las opciones con piel. Encontrarás más .

Aquí puedes ver nuestra colección de recetas low carb y keto con pollo. Hay cazuelas, opciones con pollo crocante y alitas jugosas.

¿Cuál es tu receta favorita con pollo? Cuéntanoslo en los comentarios a continuación.

Piernas y alitas

Son tan jugosas y repletas de sabor que no nos sorprende que sean la comida favorita de mucha gente. ¡No olvides las servilletas!
 
 

Cazuelas de pollo

Nuestras cazuelas son cremosas, deliciosas y fáciles de hacer. Le encantarán a toda la familia y son una opción excelente para alimentar a grupos grandes de personas. Disfrútalas cualquier día de la semana.

 

Cómo cocinar pollo

Al preparar pollo es necesario asegurarse de cocinarlo completamente para evitar el riesgo de enfermarse. Para estar seguro, es recomendable usar un termómetro de cocina. Al cocinar pechuga de pollo, coloca el termómetro en la parte más gruesa. Estará listo cuando la temperatura alcance 72°C (162°F).

Al cocinar un pollo entero es mejor colocar el termómetro en el muslo, justo al lado del hueso. Asegúrate de que la temperatura alcanza 82°C (180°F) antes de servirlo.

Sopas y estofados de pollo

Son como un abrazo reconfortante para esas noches frías. Si buscas calentarte o simplemente quieres algo sencillo para llevar al trabajo, estas opciones son perfectas. Son fáciles de calentar, así que puedes disfrutar de una comida caliente siempre que la necesites.
 
 

Ensaladas de pollo

Es la forma perfecta de utilizar las sobras. Combínalas con verduras de hojas verdes y una buena dosis de un aderezo o salsa y ¡el almuerzo está servido!