Cómo revertir la diabetes tipo 2

¿Tienes diabetes tipo 2, o estás en riesgo de desarrollar diabetes? ¿Te preocupa la glucemia? ¿Tienes diabetes tipo 1 o cuidas a alguien que la tiene? Entonces llegaste al sitio correcto.

Muchas personas con diabetes o prediabetes han mejorado su salud con cambios en la dieta. ¡Tú también puedes hacerlo! Esto significa que puedes reducir o eliminar la medicación para la diabetes, y esos mismos cambios en la dieta pueden ayudarte a perder peso. 1

Esta guía te ofrece una visión general de lo que necesitas saber de la diabetes, y habla sobre el tratamiento para la diabetes tipo 2. Puedes seguir leyendo para aprender todo al respecto. Además, contamos con otras guías relacionadas, que pueden enseñarte más acerca de los síntomas de la diabetes (tipo 1 y tipo 2), la dieta para la diabetes, y las consideraciones particulares para la diabetes tipo 1.


1. ¿Qué es la diabetes?

En pocas palabras, la diabetes es un trastorno del azúcar (glucosa) en sangre y la insulina. La diabetes nos indica que algo anda mal con la forma en que la persona produce o usa la insulina. La insulina es una hormona pancreática que reduce los niveles de glucosa en la sangre, al transportarla desde el torrente sanguíneo hacia las células del cuerpo.

La diabetes tipo 1 se produce cuando, por enfermedad autoinmune o por otras razones desconocidas, el páncreas se daña y no produce insulina.

En la diabetes tipo 2, el páncreas generalmente produce insulina, pero no puede usarla eficazmente. Entonces, al cuerpo se le hace cada vez más difícil manejar el azúcar en la sangre.

Tener un exceso de glucosa (como se le llama a la molécula de azúcar en la sangre) es un problema, porque en grandes cantidades puede dañar los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, otras partes del cuerpo no pueden obtener energía de la glucosa, porque esta permanece en el torrente sanguíneo en vez de entrar a las células.

Pero esto no sólo tiene que ver con la glucosa. Demasiada insulina, una característica de la diabetes tipo 2, también es un problema.

El trabajo principal de la insulina es mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de un intervalo muy estrecho. La insulina no sólo ayuda a eliminar el exceso de glucosa de la sangre, sino también a prevenir la degradación muscular. 2 Sin embargo, la insulina también aumenta el almacenamiento de grasa, especialmente cuando los niveles en la sangre son elevados, y evita que el cuerpo use la grasa como combustible.

El exceso de insulina en la sangre puede provocar que disminuya la capacidad del cuerpo para usarla. Eso es lo que se denomina resistencia a la insulina. El aumento de peso puede ser uno de los primeros signos de que el cuerpo está produciendo demasiada insulina y se está volviendo resistente a la insulina. Una dieta y otros cambios en el estilo de vida pueden ayudar a revertir la resistencia a la insulina y el aumento de peso asociado con esta, lo que puede ayudar a prevenir la diabetes.

Para saber más acerca de la diabetes, haz clic aquí:

Tipos de diabetes

Existen diferentes clases de diabetes, pero todas están relacionadas con un alto nivel de glucosa en sangre debido a que el cuerpo no utiliza o no produce insulina efectivamente.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de la diabetes, puesto que más del 90% de los casos son de este tipo.3

La diabetes tipo 2 comienza cuando se produce más insulina de la que el cuerpo puede manejar. Cuando a las personas se les diagnostica diabetes tipo 2, usualmente tienen en su cuerpo niveles de insulina diez veces más alto que lo normal.4 Los niveles consistentemente elevados de insulina en la sangre pueden causar un aumento de peso, además de otros síntomas de resistencia a la insulina.

Con el paso del tiempo, el páncreas ya no puede producir suficiente insulina como para mantener los niveles de glucosa bajo control. Aunque pueda que esté produciendo un montón, sigue siendo insuficiente. Esto es porque las células se han vuelto cada vez más resistentes a los efectos de la insulina. Cuando esto sucede, la glucemia sube, y a las personas se le diagnostica prediabetes o diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 usualmente afecta a personas de mediana edad o mayores, aunque se está volviendo cada vez más común entre adolescentes y jóvenes debido a una mala salud metabólica.5

Diabetes tipo 1

A diferencia de las personas con diabetes tipo 2, aquellas que desarrollan diabetes tipo 1 inicialmente no experimentan problemas asociados con un exceso de insulina, como el aumento de peso. Sucede con frecuencia que las personas con diabetes tipo 1 tienen un peso normal al momento de recibir el diagnóstico, y que experimenten una pérdida veloz de peso antes de recibir tratamiento.6

Debido a que las personas con diabetes tipo 1 producen una cantidad mínima o nula de insulina, el tratamiento primordialmente consiste en administrar inyecciones de insulina. Sin embargo, llevar una dieta baja en carbohidratos puede ayudarles a controlar el nivel de glucosa en sangre7

En el pasado, a la diabetes tipo 1 se la llamaba frecuentemente “diabetes juvenil”, por el hecho de que típicamente comienza durante la niñez o al comienzo de la adultez. Pero también puede ocurrir en adultos mayores, a menudo con un inicio mucho más gradual, lo que se conoce como diabetes autoinmune latente en adultos (DALA o LADA, por sus siglas en inglés), o también como diabetes 1.5.8 Más allá de la edad que se tenga al momento del diagnóstico, sus efectos duran de por vida.

Otros tipos de diabetes

A veces un diagnóstico de diabetes no necesariamente encaja perfecto en las categorías de tipo 1 o tipo 2. Algunos adultos con sobrepeso desarrollan diabetes tipo 1, así como también personas flacas pueden desarrollar diabetes tipo 2. La diabetes gestacional es un caso especial de diabetes tipo 2 que ocurre temporalmente durante el embarazo, aunque el tener diabetes gestacional aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante.9

También existen tipos bastante raros de diabetes, como la diabetes tipo MODY (Por el acrónimo en inglés para aparición de diabetes adulta en los jóvenes, o Mature Onset Diabetes in the Young) o la diabetes relacionada con la fibrosis quística (CFRD, por sus siglas en inglés).10 Y a veces la enfermedad de Alzheimer es referida como diabetes tipo 3.11

Síntomas comunes de la diabetes

  • Aumento de sed y una producción anormalmente alta de orina
  • Cansancio severo
  • Mayor sensación de hambre que lo normal
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Demora en la sanación de heridas
  • Visión borrosa
  • Entumecimiento y cosquilleo en manos, pies o dedos de los pies
  • Manchas oscuras en la piel
  • Sarpullidos y lesiones en la piel
  • Infecciones urinarias y vulvovaginitis (mujeres)
  • Disfunción eréctil (hombres)

Para mas detalles, puedes ver nuestra guía sobre los síntomas de diabetes. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que durante la prediabetes y los primeros estadios de la diabetes tipo 2, puede que no se note ningún síntoma.

Si crees que tienes algún síntoma de diabetes, visita al médico.


2. Acerca del nivel de glucosa en la sangre

Nuestra guía sobre lo que necesitas saber acerca de la glucemia puede ayudarte a conocer más sobre de los niveles altos y bajos de glucosa en sangre. Esta guía para la diabetes se centra específicamente en los niveles altos de glucemia que ocurren con la diabetes.

¿Cómo saber si se tiene demasiada glucosa en sangre? Si tú no sabes aún, es muy sencillo. Puedes hacer una medición de glucemia (la medida de concentración de glucosa en la sangre) en unos pocos segundos, ya sea en el consultorio de tu médico o con tu propio medidor.12

Si vas a hacerte un análisis de glucosa en sangre en tu casa, lee y sigue las instrucciones que vienen con el glucómetro (el medidor de glucosa en sangre). Para la mayoría de los medidores, el procedimiento general es así:

  1. Con las manos limpias, coloca una tira reactiva en el medidor de glucemia.
  2. Pincha un costado de tu dedo con la lanceta para sacar una gota de sangre.
  3. Coloca la punta de la tira reactiva en la gota de sangre.
  4. Después de unos segundos, el glucómetro te dará el valor.

Compara el resultado la medición con los siguientes valores: 13

  • Nivel normal de glucosa en sangre: Menos de 100 mg/dL (5,6 mmol/L ) en ayunas, y hasta 140 mg/dL (7,8 mmol/L ) después de comer
  • Prediabetes: Entre 100-125 mg/dL (5.6-7.0 mmol/L) en ayunas
  • Diabetes: 126 mg/dL (7.0 mmol/L) o más en ayunas, o superior a 200 mg/dL (11,1 mmol/L) después de comer

Ten en cuenta que una única medición de glucosa en sangre no es suficiente para un diagnóstico de diabetes. Tu médico puede realizar análisis adicionales para confirmar si tienes diabetes o prediabetes.

Si ya sigues una dieta baja en carbohidratos y estás preocupado por los niveles de glucemia que estás obteniendo, consulta nuestra información sobre cómo una dieta baja en carbohidratos afecta a las mediciones de glucosa en la sangre.


3. Alimentos y diabetes

Las personas con diabetes tienen dificultades para mantener la glucemia en un rango normal. La sangre se vuelve “demasiado dulce” cuando los niveles de glucosa se elevan.14

El azúcar en la sangre proviene de dos lugares: el hígado y los alimentos que comes. Uno no puede hacer mucho para controlar la cantidad de azúcar que el hígado produce, pero sí puede controlar los alimentos que come.

Los alimentos se componen de tres categorías amplias conocidas como macronutrientes (nutrientes principales): carbohidratos, proteínas y grasas. Muchos alimentos son una combinación de dos o de los tres macronutrientes, pero solemos agrupar los alimentos según si son mayormente carbohidratos, proteínas o grasas.

Carbohidratos

Los alimentos que se transforman en glucosa cuando son digeridos por el organismo se llaman carbohidratos.

carbohydrates

Cuantos más carbohidratos consumimos en una comida, más azúcar se absorbe en el torrente sanguíneo y tanto más altos se vuelven los niveles de glucosa en la sangre.

Aunque muy pocas personas estarían de acuerdo en que los alimentos azucarados son buenos para la salud, algunos alimentos que consideramos “sanos” (las frutas, por ejemplo) realmente tienen un montón de azúcar. Muchas personas no saben que los alimentos con almidón, como el pan, el arroz, la pasta y las patatas, se convierten rápidamente en azúcar (glucosa) al digerirlas. 15

¡Comer una papa puede elevar el nivel de glucosa en la sangre tanto como comer 9 cucharaditas de azúcar! Sin embargo, esta reacción puede ser un poco difícil de predecir para cada individuo en particular, puesto que existe una variabilidad natural, que está probablemente relacionada con factores hereditarios y los valores de referencia de sensibilidad a la insulina de cada persona.16

Tabla de equivalencias en cucharaditas de azucar - Unwin

Tabla: Dr. David Unwin

Proteína

Los alimentos proteicos son alimentos como los huevos, el pollo, bistec y tofu. Aunque diversas personas tienen diferentes respuestas a algunos alimentos con proteínas, el consumo de cantidades moderadas de proteína en una comida generalmente tiene poco efecto sobre el nivel de glucosa en sangre.17

Grasas

Las grasas en la dieta tienen muy poco efecto sobre el nivel de glucosa en sangre. Sin embargo, muy pocas veces comemos grasa sola. Algunos alimentos, como el queso, se componen principalmente de proteínas y grasas. No es probable que esos alimentos eleven mucho el nivel de glucosa en sangre.18

Pero algunos alimentos, como las papas fritas y las donas, se componen principalmente de carbohidratos y grasas. Debido a su alto contenido de carbohidratos, estos tipos de alimentos son propensos a elevar el nivel de glucosa en sangre.


4. Cómo mejorar el nivel de glucosa en sangre

¿Qué sucede si eliminamos los alimentos que elevan el nivel de glucosa en la sangre de nuestra dieta? ¿Quedaría algo bueno para comer? Creemos que sí. De hecho, tenemos una guía completa de los mejores alimentos para controlar la diabetes.

Pero una imagen vale más que mil palabras. Estas son sólo algunas de los deliciosos alimentos que no elevan el nivel de glucosa en sangre:
Alimentos que no elevan la glucemia

Muchas personas con diabetes tipo 2 están eligiendo una dieta basada principalmente en comidas bajas en carbohidratos.

A menudo se observa que, comenzando con la primera comida del día, su nivel de glucosa en sangre mejora. La necesidad de medicamentos, en especial la insulina, generalmente se reduce de manera dramática. Con frecuencia, a esto le sigue una pérdida de peso sustancial. Por último, suelen sentirse mejor, tener más energía y lucidez mental, y mejoran muchos indicadores de salud. 19

Debido a estos y otros beneficios, muchos médicos recomiendan dietas bajas en carbohidratos a sus pacientes con diabetes.20

Elegir alimentos bajos en carbohidratos es una forma sencilla y segura que te ayudará a controlar el nivel de glucosa en sangre. Sin embargo, si estás tomando medicamentos para la diabetes, debes consultar con tu médico para ajustar tus medicamentos cuando cambies la dieta.

Elegir una dieta compuesta de alimentos con menos azúcares y almidones significa que tu glucemia puede mejorar rápidamente. La necesidad de medicamentos, especialmente la insulina, puede reducirse considerablemente.21

Si estás buscando un médico que te oriente para controlar la diabetes con un cambio en la dieta, nuestro mapa puede ayudarte a encontrar uno.


5. Datos científicos

En 2019, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) afirmó que la reducción de la ingesta de carbohidratos fue la estrategia más eficaz para mejorar el control de la glucosa en sangre en personas con diabetes.22

Las investigaciones demuestran que las dietas bajas en carbohidratos son una opción segura y efectiva para tratar y revertir la diabetes tipo 2. Este conjunto de evidencia incluye revisiones sistemáticas y metanálisis de ensayos controlados aleatorizados (la evidencia de mayor calidad según nuestras calificaciones).23

Un metanálisis de 2017 encontró que las dietas bajas en carbohidratos reducen la necesidad de medicación y mejoran los indicadores de salud en personas con diabetes tipo 2. Estas personas mostraron reducciones en la hemoglobina A1c (HbA1c), los triglicéridos y la presión arterial, como así también incrementos en los niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), el que normalmente se conoce como colesterol “bueno”.24

Por último, en un ensayo no aleatorizado de Virta Health, 349 personas con diabetes tipo 2 siguieron o bien una dieta muy baja en carbohidratos, o una dieta estándar. Se encontró que, en el rango de un año, el 97% de los pacientes del grupo que seguía la dieta baja en carbohidratos había reducido o interrumpido el uso de insulina. Además, el 58% ya no tenía un diagnóstico de diabetes, lo que significa que lograron la remisión de su enfermedad. Notablemente, además, estos resultados se mantuvieron en el segundo año.25

Esta evidencia refuta la idea de que la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva e irreversible. Por el contrario, demuestra claramente que es una enfermedad tratable cuando se recurre a una intervención efectiva en el estilo de vida.


6. Un mensaje de esperanza

Hace tan solo 50 años, la diabetes de tipo 2 era extremadamente rara. Ahora, en todo el mundo, la cantidad de personas con diabetes está aumentando muy rápidamente y está alcanzando los 500 millones. Esta es una epidemia mundial.

En el pasado, se creía que la diabetes tipo 2 era una enfermedad progresiva sin ninguna esperanza de reversión o remisión. A las personas que padecían de diabetes tipo 2 se les enseñaba, y a veces aún se les enseña, a “manejarla”, en lugar de intentar revertir el nivel alto de glucosa en su sangre.

Lamentablemente, “manejar” la diabetes tipo 2 a menudo conduce a un aumento de los medicamentos y a graves complicaciones: alteraciones de la visión, riñones dañados, heridas que no sanan, y disminución de la función cognitiva. En muchos casos, estas complicaciones llevan a la ceguera, insuficiencia renal y diálisis, amputación, demencia y muerte.26

¡Pero ahora la gente con diabetes tipo 2 puede tener la esperanza de recuperar la salud! Ahora sabemos que las características distintivas de la diabetes tipo 2 -nivel alto de glucosa en sangre y nivel alto de insulina- pueden revertirse.

Las personas afectadas no sólo tienen que “manejar” su diabetes a medida que esta avanza. En su lugar, pueden bajar su nivel de glucosa en sangre a niveles normales solo con una dieta. Esto significa también que pueden evitar o interrumpir la mayoría de los medicamentos.

Niveles normales de glucosa en sangre y menos o ningún medicamento significan que la enfermedad no avanza, y que la enfermedad no avance indica la ausencia de complicaciones. Las personas con diagnóstico de diabetes tipo 2 pueden gozar de una vida larga, saludable, con los dedos de los pies, los ojos y los riñones intactos. 27

Si no estás tomando ningún medicamento, puedes iniciar tu camino hacia una salud óptima hoy mismo. Si estás tomando medicamentos para la diabetes u otras enfermedades, consulta con tu médico antes de comenzar cambios de estilo de vida, como, por ejemplo, una dieta baja en carbohidratos, para regular tus medicamentos de forma segura a medida que tu glucemia mejora.

Cuando estés listo, comienza aquí: Una dieta baja en carbohidratos para principiantes. Y estas espectaculares historias de éxito de personas con diabetes te servirán de inspiración a lo largo de tu viaje.

Si deseas obtener más información acerca de cómo puedes mejorar tu salud y la de tu familia, visita este enlace para estar al día con las últimas noticias de Diet Doctor.

¿Te ha gustado esta guía?

Esperamos que la hayas disfrutado y te sirva de ayuda. Nos gustaría aprovechar esta oportunidad para contarte que Diet Doctor no se financia con anuncios, ni acepta dinero de otras empresas del sector ni vende ningún tipo de producto. Nos financiamos exclusivamente gracias a nuestros miembros, personas que desean apoyarnos en nuestro objetivo de empoderar a gente de todo el mundo para que logren mejorar su salud.

¿Te gustaría unirte a nosotros en nuestra misión de dar a conocer la alimentación baja en carbohidratos?

Haz clic aquí para más información

  1. The European Journal of Clinical Nutrition 2017: The interpretation and effect of a low-carbohydrate diet in the management of type 2 diabetes: a systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials (Interpretación y efectos de una dieta baja en carbohidratos como tratamiento de la diabetes tipo 2: revisión sistemática y metanálisis de ensayos controlados aleatorizados) [evidencia sólida]

    Frontiers in Endocrinology 2019: Long-term effects of a novel continuous remote care intervention including nutritional ketosis for the management of type 2 diabetes: a 2-year non-randomized clinical trial (Los efectos a largo plazo de la intervención con un tratamiento innovador a distancia que incluye cetosis para controlar la diabetes tipo 2: un ensayo clínico no aleatorizado de dos años) [ensayo no aleatorizado; evidencia débil]

  2. Diabetologia 2016: Role of insulin in the regulation of human skeletal muscle protein synthesis and breakdown: a systematic review and meta-analysis (Papel de la insulina en la regulación de la síntesis y degradación de las proteínas del músculo esquelético humano: revisión sistemática y metanálisis) [revisión sistemática; evidencia sólida]

  3. Centers for Disease Control and Prevention: Type 2 Diabetes (enlace en inglés a la página de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.)

  4. Diabetes Care 2012: Diabetes: have we got it all wrong? (Diabetes: ¿Nos hemos equivocado?) [artículo mecanicista; sin calificar]

  5. Esto se basa en estadísticas del CDC.

  6. Pediatric Diabetes 2005: Clinical presentation of type 1 diabetes.
    (Presentación clínica de diabetes tipo 1) [estudio observacional, evidencia débil]

  7. Diabetes, Obesity and Metabolism 2017: Short-term effects of a low-carbohydrate diet on glycaemic variables and cardiovascular risk markers in patients with type 1 diabetes: A randomized open-label crossover trial (Efecto a corto plazo de una dieta baja en carbohidratos sobre las variables glicémicas y los marcadores de riesgo cardiovascular en pacientes con diabetes tipo 1: un ensayo aleatorizado, abierto y cruzado) [evidencia moderada]

    Pediatrics 2018: Management of type 1 diabetes with a very low-carbohydrate diet
    (Manejo de la diabetes tipo 1 con una dieta muy baja en carbohidratos) [estudio observacional; evidencia muy débil]

    Diabetology & Metabolic Syndrome 2012: Low-carbohydrate diet in type 1 diabetes, long-term improvement and adherence: A clinical audit (Una dieta baja en carbohidratos en la diabetes tipo 1, adherencia y mejoras a largo plazo: auditoría clínica) [ensayo no controlado; evidencia débil]

  8. Nature Reviews. Endocrinology 2017: Adult-onset autoimmune diabetes: current knowledge and implications for management (Inicio de la diabetes autoinmune en adultos: conocimiento actual e implicanciones en su tratamiento) [revisión no sistemática; sin calificar]

  9. The Lancet 2009: Type 2 diabetes mellitus after gestational diabetes: a systematic review and meta-analysis
    (Diabetes mellitus tipo 2 luego de la diabetes gestacional: revisión sistemática y metanálisis) [revisión no sistemática, sin calificar]

  10. Journal of Nurse Practitioners 2019: The Diagnosis and management of atypical types of diabetes (Diagnóstico y tratamiento de casos atípicos de diabetes) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  11. Journal of Diabetes Science and Technology 2008: Alzheimer’s Disease is type 3 diabetes — evidence reviewed (La enfermedad de Alzheimer es la diabetes tipo 3 – revisión de evidencia) [revisión no sistemática; sin calificar]

  12. Puedes comprar uno en farmacias o por internet.

  13. Estos rangos se basan en las directrices de la ADA (Asociación Americana de Diabetes)

  14. De hecho, antes de que existieran los ensayos de glucosa en sangre, a veces los médicos diagnosticaban la diabetes por el sabor dulce de la orina (esperemos que no hayan tenido que hacerlo muy frecuentemente). Afortunadamente, ahora tenemos medidores de sangre fiables.

  15. Hay estudios que muestran de manera constante cómo los carbohidratos digeribles tienen un mayor impacto en la glucemia que la proteína o la grasa:

    Diabetes Care 2004: Dietary carbohydrate (amount and type) in the prevention and management of diabetes Los carbohidratos comestibles (cantidad y tipo) en la prevención y el tratamiento de la diabetes [revisión no sistemática; sin calificar]

  16. PLOS Biology 2018: Glucotypes reveal new patterns of glucose dysregulation (Los glucotipos revelan nuevos patrones de desregulación de la glucosa)
    [estudio observacional, evidencia débil]

  17. Diabetes 2004: Effect of a high-protein, low-carbohydrate diet on blood glucose control in people with type 2 diabetes (Efectos de una dieta alta en proteína y baja en carbohidratos sobre el control de la glucemia en personas con diabetes tipo 2) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    American Journal of Clinical Nutrition 2003: An increase in dietary protein improves the blood glucose response in persons with type 2 diabetes (Un aumento en la proteína alimentaria mejora la respuesta del glucosa en la sangre en personas con diabetes tipo 2)[ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  18. Los ensayos incluidos en esta revisión de pruebas controladas aleatorizadas no restringieron la ingesta de proteína o grasa, y mostraron en sus resultados una mejora significativa en los niveles de glucemia y en la salud metabólica.

    BMJ Open Diabetes Research and Care: Systematic review and meta-analysis of dietary carbohydrate restriction in patients with type 2 diabetes (Revisión sistemática y metanálisis de la restricción de carbohidratos en la dieta de pacientes con diabetes tipo 2) [evidencia sólida]

  19. Esto se basa en la experiencia clínica de médicos que recomiendan la alimentación baja en carbos y fue aceptado unánimemente por nuestro panel de expertos low-carb.[evidencia débil]. Puedes obtener más información sobre nuestro panel aquí. Sin embargo, también hay considerable apoyo científico con respecto a estos beneficios, como describiremos a continuación.

  20. Médicos hispanohablantes que recomiendan dieta baja en carbos o cetogénica

  21. Diabetes Therapy 2018: Effectiveness and safety of a novel care model for the management of type 2 diabetes at 1 year: an open-label, non-randomized, controlled study (Efectividad y seguridad de un nuevo sistema de atención para el control de la diabetes, durante 1 año: un ensayo abierto, no aleatorizado y controlado) [evidencia débil]

  22. Diabetes Care 2019: Nutrition therapy for adults with diabetes or prediabetes: a consensus report (Terapia nutricional para adultos con diabetes o prediabetes: un informe de consenso) [revisión no sistemática; sin calificar]

  23. Diabetes Research and Clinical Practice 2018: Effect of dietary carbohydrate restriction on glycemic control in adults with diabetes: A systematic review and meta-analysis (Efecto de la restricción de carbohidratos sobre el control glucémico en adultos con diabetes: Una revisión sistemática y metanálisis ) [evidencia sólida]

    BMJ Open Diabetes Research and Care 2017: Systematic review and meta-analysis of dietary carbohydrate restriction in patients with type 2 diabetes (Revisión sistemática y metanálisis de restricción de carbohidratos en pacientes con diabetes tipo 2) [evidencia fuete]

    Diabetes, Obesity & Metabolism 2019: An evidence‐based approach to developing low‐carbohydrate diets for type 2 diabetes management: a systematic review of interventions and methods (Un enfoque basado en evidencia para el desarrollo de dietas bajas en carbohidratos para el manejo de la diabetes tipo 2: una revisión sistemática de intervenciones y métodos ) [evidencia sólida]

  24. European Journal of Clinical Nutrition 2017: The interpretation and effect of a low-carbohydrate diet in the management of type 2 diabetes: a systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials (La interpretación y el efecto de una dieta baja en carbohidratos en el manejo de la diabetes tipo 2: revisión sistemática y metanálisis de ensayos controlados aleatorios) [evidencia sólida]

  25. Diabetes Therapy 2018: Effectiveness and safety of a novel care model for the management of type 2 diabetes at 1 year: an open-label, non-randomized, controlled study (Eficacia y seguridad de un novedoso modelo de atención para el manejo de la diabetes tipo 2 a 1 año: un estudio controlado, no aleatorizado y abierto) [evidencia débil]

    Frontiers in Endocrinology 2019: Long-term effects of a novel continuous remote care intervention including nutritional ketosis for the management of type 2 diabetes: A 2-year non-randomized clinical trial (Efectos a largo plazo de una novedosa intervención de atención remota continua que incluye cetosis nutricional para el manejo de la diabetes tipo 2: Un ensayo clínico no aleatorizado de 2 años ) [evidencia débil]

  26. Journal of Diabetes Research 2017: Complications of diabetes 2017 (Complicaciones de la diabetes 2017) [revisión no sistemática; sin calificar]

  27. Estudios a largo plazo de un control agresivo de la glucosa demostraron beneficios para las complicaciones microvasculares, tales como las de los riñones y la visión, pero no han mostrado beneficios para “enfermedades macrovasculares” tales como ataques cardíacos, ni tampoco para la mortalidad.

    Una hipótesis es que en la mayoría de los tratamientos estudiados aumentan la cantidad de insulina. Además de aumentar el riesgo de hipoglucemia, lo que ya de por sí es peligroso, este tipo de acción no altera la causa subyacente de la diabetes. Una terapia basada en una alimentación baja en carbohidratos, en cambio, baja tanto la glucemia como la insulina.

    Por lo tanto, hay amplias razones como para creer que también genera beneficios a largo plazo en términos cardiovasculares y de longevidad, efectos similares a los estudios realizados con inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2).

    NEJM 1993: The effect of intensive treatment of diabetes on the development and progression of long-term complications in insulin-dependent diabetes mellitus (Los efectos de un tratamiento intensivo para la diabetes sobre el desarrollo y la progresión de complicaciones a largo plazo en la diabetes mellitus con insulinodependencia) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    NEJM 2008: Effects of intensive glucose lowering in type 2 diabetes (Los efectos de una reducción intensiva de la glucosa en la diabetes tipo 2) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    NEJM 2015: Empagliflozin, cardiovascular outcomes, and mortality in type 2 diabetes. (Empagliflozina, resultados cardiovasculares y mortalidad en la diabetes tipo 2) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    NEJM 2019: Dapagliflozin and cardiovascular outcomes in type 2 diabetes. (Dapagliflozina y resultados cardiovasculares en la diabetes tipo 2) [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]