Grasas saludables en una dieta keto o baja en carbos

La grasa es uno de los tres macronutrientes (“macros”) que se encuentran en la comida. En una dieta cetogénica o baja en carbohidratos, la grasa es la principal fuente de energía, así que escoger variedades saludables de grasas y comer la cantidad adecuada es importante. Aquí tienes una guía con todo lo que necesitas saber sobre la grasa en una dieta con restricción de carbohidratos.

Mujer pensando en mantequilla

¿Qué es la grasa y qué funciones desempeña en el cuerpo?

La grasa alimentaria se encuentra tanto en animales como en plantas. Aunque su función principal es proporcionar energía al cuerpo, también desempeña otras funciones importantes, entre las que están las siguientes:

  • Ayuda a absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K1
  • Regula la inflamación y la inmunidad2
  • Preserva la salud de las células, incluidas las células de la piel y el cabello3
  • Aporta sabor a la comida y te ayuda a sentirte lleno y saciado4

 

La grasa de los alimentos se encuentra en forma de triglicéridos. Cada triglicérido contiene una molécula de glicerol unida a tres cadenas de ácidos grasos formadas por átomos de carbono e hidrógeno.

Triglicéridos

Ejemplo de un triglicérido de grasa insaturada. Parte izquierda: glicerol; parte derecha, de arriba
a abajo: ácido palmítico, ácido oleico, ácido alfa-linolénico.

Los ácidos grasos se clasifican según el número de enlaces que contienen entre los carbonos en sus cadenas, así como la longitud de las mismas.

Ácidos grasos saturados e insaturados

  • Las grasas saturadas no tienen dobles enlaces entre los carbonos en sus cadenas. Están “saturadas” de hidrógeno y siguen siendo sólidas a temperatura ambiente. Entre las fuentes saludables de grasas saturadas están la mantequilla, la crema y el ghee.
  • Ácido mirístico

    Ácido graso saturado: ácido mirístico

  • Las grasas monoinsaturadas tienen un doble enlace entre los carbonos en sus cadenas. Entre las fuentes saludables de grasas monoinsaturadas están el aceite de oliva, los aguacates y los frutos secos.
  • Esqueleto acido oleico

    Grasa monoinsaturada: ácido oleico

  • Las grasas polinsaturadas tienen más de un enlace doble entre los carbonos en sus cadenas. Entre las fuentes saludables de grasas polinsaturadas están el pescado graso, la carne alimentada con pasto y los huevos de pasto.
  • Ácido linoleico

    Grasa polinsaturada: ácido linoléico

Existen dos familias de ácidos grasos polinsaturados (PUFA): los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Se denominan así por la posición del primer doble enlace en sus cadenas de carbono.

Longitud de la cadena de los ácidos grasos

  • Los ácidos grasos de cadena corta tienen cinco o menos carbonos. Están presentes en pequeñas cantidades en la mantequilla y la crema.
  • Los ácidos grasos de cadena media (también conocidos como triglicéridos de cadena media o TCM) tienen entre seis y doce carbonos. Algunos alimentos que los contienen son el aceite de coco y el aceite MCT. La mantequilla y la crema también contienen una pequeña cantidad de TCM.
  • Los ácidos grasos de cadena larga tienen trece o más carbonos. La mayoría de las grasas de los alimentos están compuestas de ácidos grasos de cadena larga. Algunos alimentos que los contienen son la carne, el pollo, el pescado, los lácteos, los frutos secos, las semillas, el aguacate y las aceitunas.

Puedes leer más sobre qué grasas comer .


¿Cómo se absorben las grasas en el cuerpo?

Una vez que los alimentos grasos han sido digeridos, sus triglicéridos se descomponen en ácidos grasos individuales y glicerol.

Los ácidos grasos de cadena larga saturados e insaturados se absorben en el torrente sanguíneo empaquetados con colesterol y proteínas y se transportan por todo el sistema para ser utilizados o almacenados como grasa corporal.

Los ácidos grasos de cadena corta y media se absorben de manera diferente. En lugar de ser transportados a lo largo del cuerpo, van directamente al hígado, donde se pueden convertir en cetonas y utilizarse como fuente de energía rápida.5 Además, es menos probable que se almacenen como grasa en comparación con los ácidos grasos de cadena larga6.


¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra solo en los alimentos de origen animal. A diferencia de los ácidos grasos, no proporciona energía. Sin embargo, el cuerpo lo necesita para producir hormonas esteroideas, vitamina D y ácidos biliares que ayudan a digerir la grasa.7 Todas las células producen colesterol; de hecho, la mayor parte del colesterol en sangre proviene del propio cuerpo y no de los alimentos que comes.8 Por lo general, el colesterol alimentario eleva poco o nada los niveles de colesterol en sangre y, por lo tanto, probablemente tampoco aumente el riesgo de cardiopatías9.


¿Qué tipos de grasa debo comer?

Recomendamos comer grasas que estén presentes de forma natural en alimentos y que hayan sido mínimamente procesadas.

Durante varias décadas la Asociación Estadounidense del Corazón y otras organizaciones de salud han aconsejado reducir el consumo de grasas saturadas10. Lamentablemente, la recomendación se basa mayormente en estudios alimentarios epidemiológicos de baja calidad. No obstante, los ensayos aleatorizados controlados de más alta calidad han sido de forma reiterada incapaces de mostrar una relación entre las grasas saturadas y las cardiopatías11. Debido a esto, se está reexaminando el papel de las grasas saturadas naturales dentro de una alimentación saludable. En resumen, las grasas saturadas parecen tener un efecto neutro en la salud12.

Las grasas saturadas se encuentran en una serie de alimentos saludables que pueden —y deben— disfrutarse como parte de una dieta keto o baja en carbohidratos equilibrada.

Además, ningún alimento contiene un 100 % de grasa saturada, monoinsaturada o polinsaturada. Por ejemplo, las carnes grasas contienen aproximadamente la misma cantidad de grasa monoinsaturada y saturada y una pequeña cantidad de grasa polinsaturada.

Sin embargo, en algunos alimentos suele predominar un tipo de grasa. Por ejemplo, pensamos que la mantequilla es una buena fuente de grasa saturada y el aceite de oliva una buena fuente de grasas monoinsaturadas.

A continuación te mostramos varias fuentes saludables de cada tipo de grasa.

Fuentes de grasas saturadas

Grasas saturadas

  • Mantequilla y ghee (mantequilla clarificada)
  • Crema de batir (nata)
  • Aceite de coco13
  • Queso
  • Manteca y sebo

Fuentes de grasas monoinsaturadas

Grasas monoinsaturadas

  • Aceitunas y aceite de oliva
  • Aguacates y aceite de aguacate
  • Macadamias y aceite de macadamia
  • Almendras, nueces de Brasil, avellanas, nueces pecanas
  • Manteca y sebo

Fuentes de grasas monoinsaturadas

Grasas polinsaturadas

Omega-3
  • Pescados grasos (salmón, caballa, arenque, sardinas, anchoas)
  • Carne de animales alimentados con pasto
  • Lácteos de animales alimentados con pasto
  • Huevos de gallinas de pastoreo
  • Algas
  • Semillas de chía
  • Semillas de lino
  • Semillas de cáñamo
  • Nueces
Omega-6
  • Se encuentra en casi todos los alimentos, incluida la carne, los frutos secos y las semillas.
  • Los aceites vegetales y de semillas (especialmente el aceite de cártamo, el aceite de girasol, el aceite de soya, el aceite de semilla de algodón y el aceite de maíz) —así como los alimentos procesados que los contienen— son en muchos casos una fuente importante de ácidos grasos polinsaturados omega-6 en las dietas occidentales modernas14. Recomendamos evitar los aceites vegetales y de semillas ya que son muy procesados.

Intenta conseguir una proporción saludable de PUFA omega-6:omega-3

El ácido linoleico PUFA omega-6 y el ácido alfa-linolénico PUFA omega-3 se consideran ácidos grasos esenciales porque el cuerpo no puede producirlos por sí solo, de manera que deben consumirse con los alimentos. El ácido alfa-linolénico se encuentra principalmente en las semillas.

Sin embargo, las grasas omega-3 más importantes son la EPA y la DHA, que se encuentran en el pescado graso y en la carne alimentada con pasto. Estas grasas de cadena larga son fundamentales para la salud del cerebro, la modulación de la inflamación y la estructura celular15. Es posible que también reduzcan los factores de riesgo de cardiopatías, aunque los estudios de alta calidad muestran resultados desiguales16.

Aunque el ácido alfa-linolénico puede ser convertido a EPA y DHA en el cuerpo, la conversión no es muy eficiente17.

También puede ser importante lograr un equilibrio entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Se cree que nuestra dieta evolutiva contenía aproximadamente la misma cantidad de grasas omega-3 y omega-6. Sin embargo, debido a la gran dependencia de los alimentos procesados, la mayoría de las dietas occidentales actuales contienen 15 veces más omega-6 que omega-318.

Ya que por ahora se desconoce cómo podría estar influyendo en la salud este cambio alimentario, pensamos que es mejor comer los alimentos que nuestros ancestros consumieron durante miles de años.

Comer pescado graso por lo menos dos veces a la semana, elegir carne y productos lácteos de animales alimentados con pasto y comer menos alimentos procesados puede ayudar a igualar la proporción de omega-6 y omega-319.

Las grasas más saludables para cocinar

Las grasas saturadas como la mantequilla, el ghee, el aceite de coco y la manteca de cerdo son las mejores opciones para freír y freír por inmersión, ya que son resistentes al calor y no se oxidan al alcanzar temperaturas altas, al contrario que las grasas más inestables, como los aceites vegetales y de semillas20.

Algunas grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva también son buenas elecciones para cocinar a alta temperatura, pues se mantienen bastante estables al calentarlas21.

Podría ser mejor no usar grasas polinsaturadas —como el aceite de cártamo o de maíz— al cocinar a muy alta temperatura. Cuando se calientan, es más probable que se oxiden o se dañen22.

El aceite de aguacate es alto en grasas monoinsaturadas y también se oxida fácilmente al ser expuesto a temperaturas altas23.

Por ahora, las evidencias parecen indicar que probablemente está bien usar los aceites vegetales para cocinar a temperaturas bajas durante periodos cortos de tiempo24. Sin embargo, para minimizar cualquier riesgo, recomendamos cocinar con mantequilla, manteca u otras grasas termoestables y utilizar aceite de aguacate para preparar aderezos, mayonesa y otras salsas que no requieren calor.

Más

Para más información sobre las grasas y salsas buenas y malas en una dieta baja en carbohidratos, echa un vistazo a nuestra guía visual completa:



¿Qué tipos de grasa debería evitar o minimizar?

Recomendamos evitar las grasas trans (también conocidas como aceites parcialmente hidrogenados) por sus efectos adversos para los factores de riesgo de cardiopatías25.

Afortunadamente, ahora es bastante fácil, pues están prohibidas en Europa y en proceso de ser eliminadas del suministro de alimentos de EE. UU. antes de 2021.

Las evidencias científicas son menos claras respecto al efecto para la salud de los aceites procesados vegetales y de semillas, como los aceites de cártamo, girasol, canola, maíz y soya26.

Son aceites muy procesados y altos en grasas polinsaturadas omega-6, de las que la mayoría de nosotros ya consumimos más de las que necesitamos.

Las versiones ricas en ácido oleico de los aceites de cártamo y de girasol, entre otros, probablemente sean mejores, ya que contienen al menos un 70 % de grasas monoinsaturadas y muy poca grasa omega-6, por lo que son más estables y es menos probable que se dañen al calentarlas27. Por otro lado, siguen siendo altamente procesados.

Aunque no existen evidencias concluyentes de que los aceites vegetales y de semillas sean dañinos para la salud, recomendamos consumir grasas naturales como mantequilla, aceite de oliva y aceite de coco y minimizar el uso de aceites vegetales altamente procesados.


¿Cuánta grasa debo comer?

Al seguir una dieta baja en carbohidratos o cetogénica, la mayoría de las personas no necesitan contar calorías ni gramos de grasa. Mientras mantengan los carbohidratos bajos y la proteína dentro de un rango moderado bastante amplio28, la mayoría pueden comer tanta grasa como necesiten para sentirse satisfechos. Esto a menudo permite que el peso corporal se mantenga o se acerque al rango deseado29.

Si aun así quieres calcular los gramos de grasa, sigue estas pautas generales:

La cantidad de alimentos que debes consumir en una dieta cetogénica o baja en carbohidratos depende de varios factores, incluido el consumo de proteínas y carbohidratos, el peso actual y el peso al que aspiras llegar. ¿Estás intentando bajar de peso, mantenerlo o aumentarlo?

Calcula primero tus necesidades de proteínas y carbohidratos, y luego satisface las necesidades energéticas restantes con grasa.

En general, las dietas cetogénicas son proporcionalmente más altas en grasas que las dietas bajas en carbohidratos. Una dieta cetogénica normalmente proporciona alrededor del 70-80 % de las calorías en forma de grasa, en comparación con un 50-65 % en el caso de una dieta baja en carbohidratos más liberal.

Puedes haber escuchado que cuanta más grasa comas en una dieta cetogénica, más grasa perderás. Eso simplemente no es cierto. Si comes más grasa de la que necesitas para saciarte, la pérdida de peso se puede ralentizar o detener, incluso a pesar de comer pocos carbohidratos30.

Esto también es así en el caso de las grasas de cadena media que se encuentran en el aceite de coco y el aceite MCT, las cuales normalmente se queman en lugar de almacenarse. Tu cuerpo no quemará su propia grasa si hay un exceso de grasa en la alimentación, sin importar el tipo de grasa que sea.

Aunque añadir menos grasa a las comidas puede ayudarte a quemar más grasa corporal, es importante que no cometas el error de tratar de seguir una dieta baja en carbohidratos y baja en grasas: es una estrategia que a la larga simplemente te dejará con hambre31. Pasar hambre a largo plazo no es saludable ni sostenible. Come suficiente grasa para sentirte lleno y satisfecho después de comer, pero no demasiado lleno.

Una vez que alcances tu peso objetivo, añadir un poco más de grasa a las comidas mientras continúas comiendo la misma cantidad de carbohidratos y proteínas puede ayudarte a mantener tu peso a largo plazo. Es algo que generalmente sucede de forma automática si atiendes a tus señales de hambre.

/ Franziska Spritzler, dietista


 

Principales publicaciones de Franziska Spritzler

  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Edulcorantes keto: los mejores y los peores
  • Cómo seguir una dieta keto vegetariana sana

¿Te ha gustado esta guía?

Esperamos que la hayas disfrutado y te sirva de ayuda. Nos gustaría aprovechar esta oportunidad para contarte que Diet Doctor no se financia con anuncios, ni acepta dinero de otras empresas del sector ni vende ningún tipo de producto. Nos financiamos exclusivamente gracias a nuestros miembros, personas que desean apoyarnos en nuestro objetivo de empoderar a gente de todo el mundo para que logren mejorar su salud.

¿Te gustaría unirte a nosotros en nuestra misión de dar a conocer la alimentación baja en carbohidratos?

Haz clic aquí para más información

Comentarios

  1. Intestinal Lipid Metabolism 2001: Absorción intestinal de vitaminas liposolubles [capítulo de libro de texto; sin calificación]

  2. The British Journal of Nutrition 2007: Ácidos grasos y función inmune: nuevos conocimientos sobre los mecanismos [revisión no sistemática; sin calificación]

  3. Journal of Lipid Research 2009: La frontera exterior: la importancia del metabolismo lipídico para la piel [revisión no sistemática; sin calificación]

    Journal of Cosmetic Science 2018: Función de los lípidos internos para la salud del cabello [revisión no sistemática; sin calificación]

  4. Nutrients 2019: Sustitución de desayunos por bebidas altas en grasas en adultos con sobrepeso y obesidad: efectos en la composición corporal, marcadores metabólicos y saciedad [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  5. Life Sciences 1998: Metabolismo y gasto energético de ácidos grasos de cadena media: implicaciones para el tratamiento de la obesidad [revisión no sistemática; sin calificación]

  6. International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders: El mayor aumento de la oxidación de grasa con el consumo de triglicéridos de cadena media que con triglicéridos de cadena larga se asocia a un menor peso corporal inicial y a una mayor pérdida de tejido adiposo subcutáneo. [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  7. Nutrients 2019: Nuevos conocimientos sobre las funciones del colesterol: ¿amigo o enemigo? [revisión no sistemática; sin calificación]

  8. Se calcula que solo alrededor del 30 % del colesterol en el cuerpo proviene de la alimentación:

    Critical Reviews in Food Science and Nutrition 2016: El papel del colesterol alimentario en el metabolismo de las lipoproteínas y anomalías metabólicas relacionadas: una mini revisión [artículo de revisión; sin calificación]

  9. Cuando la mayoría de las personas consumen más colesterol, el cuerpo produce menos, lo cual se traduce en pocos cambios en el colesterol en sangre:

    Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology 1996: El consumo de colesterol inhibe la síntesis de colesterol en el cuerpo, según se determinó mediante una incorporación de deuterio y los niveles de ácido mevalónico en la orina. [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    Nutrients 2018: Un consumo de tres huevos al día comparado con un suplemento de bitartrato de colina reduce la síntesis de colesterol sin cambiar la proporción de LDL/HDL [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  10. Circulation: Pautas de 2013 de la AHA/ACC 2013 sobre el control del estilo de vida para reducir el riesgo cardiovascular: Un informe del grupo de trabajo para guías prácticas del Colegio Estadounidense de Cardiología (ACC)/Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) [guías de consenso; sin calificación]

  11. Nutrition Journal 2017: El efecto sobre las cardiopatías coronarias al reemplazar mayormente la grasa saturada por la grasa polinsaturada n-6: metanálisis de ensayos controlados aleatorizados [revisión sistemática de ensayos aleatorizados controlados; evidencia fuerte]

    Open Heart 2016: Las evidencias de ensayos controlados aleatorizados no respaldan las recomendaciones actuales sobre la grasa: revisión sistemática y metanálisis [revisión sistemática de ensayos aleatorizados controlados; evidencia fuerte]

  12. En ciertos casos, podría tener sentido evitar un consumo muy alto de grasas saturadas. Un estudio de tres semanas en personas con cardiopatías descubrió que consumir mucha grasa saturada aumentó la cantidad de partículas pequeñas y medianas de LDL, al menos a corto plazo:

    PLoS One 2017: Efectos de una dieta muy alta en grasas saturadas en las partículas de LDL en adultos con dislipidemia aterogénica: un ensayo aleatorizado controlado [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    Sin embargo, otros estudios han demostrado que no hay ningún aumento del riesgo de desenlaces cardiovasculares al aumentar el consumo de grasas saturadas:

    BMJ Open: Ácidos grasos alimentarios para la prevención secundaria de cardiopatías coronarias: una revisión sistemática, metanálisis y metarregresión [metanálisis de ensayos controlados; evidencia fuerte]

  13. Buena fuente de ácidos grasos de cadena media

  14. The American Journal of Clinical Nutrition 2005: Orígenes y evolución de la dieta occidental: efectos en la salud durante el siglo XXI [revisión no sistemática; sin calificación]

  15. Nutrients 2018: Salud cerebral durante la vida: una revisión sistemática del papel de los suplementos de ácidos grasos omega-3 [revisión sistemática de ensayos aleatorizados; evidencia fuerte]

    Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology: Prostaglandinas e inflamación [revisión no sistemática; sin calificación]

    The Indian Journal of Pediatrics: Ácidos grasos esenciales, DHA y el cerebro humano [revisión no sistemática; sin calificación]

  16. Una revisión sistemática de 2018 llegó a la conclusión de que el EPA y el DHA pueden mejorar algunos marcadores de riesgo de cardiopatías, como aumentar el colesterol HDL y reducir los triglicéridos:

    International Journal of Molecular Sciences 2018: Los efectos diferenciales del ácido eicosapentaenoico y del ácido docosahexaenoico sobre los factores de riesgo cardiometabólicos: una revisión sistemática
    [revisión sistemática de ensayos aleatorizados; evidencia fuerte]

    Sin embargo, una revisión sistemática aun más extensa publicada el mismo año descubrió que es poco probable que un consumo alto de estos ácidos grasos prevenga los infartos o los fallecimientos causados por cardiopatías:

    Cochrane Database of Systematic Reviews 2018: Ácidos grasos omega-3 para la prevención primaria y secundaria de cardiopatías
    [revisión sistemática de ensayos aleatorizados; evidencia fuerte]

    Y, más recientemente, un ensayo aleatorizado controlado descubrió que las dosis altas de EPA redujeron los infartos y las muertes cardiovasculares en voluntarios de alto riesgo con triglicéridos elevados:

    The New England Journal of Medicine: Reducción del riesgo cardiovascular con el uso de ácido etil-eicosapentaenoico para la hipertrigliceridemia [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  17. Progress in Lipid Research 2016: Metabolismo y efectos funcionales de los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal en personas [revisión no sistemática; sin calificación]

  18. Biomedicine & Pharmacotherapy 2006: Aspectos evolutivos de la dieta, relación omega-6/omega-3 y variación genética: consecuencias nutricionales para las enfermedades crónicas [revisión no sistemática; sin calificación]

  19. Ya que no existen evidencias científicas que demuestren una mejora de la salud a largo plazo, no podemos basar esta recomendación en evidencias, y reconocemos que está basada principalmente en una opinión.

  20. Journal of Foodservice 2006: Efectos en la salud de aceites oxidados tras calentarlos [revisión no sistemática; sin calificación]

    Indian Journal of Clinical Biochemistry: Peroxidación lipídica de aceites culinarios sometidos a estrés térmico [estudio mecanicista; sin claificación]

  21. Czech Journal of Food Sciences 2005: Cambios oxidativos de aceites vegetales al calentarlos con microondas  [estudio mecanicista; sin calificación]

    Indian Journal of Clinical Biochemistry: Peroxidación lipídica de aceites culinarios sometidos a estrés térmico [estudio mecanicista; sin calificación]

  22. Calentar las grasas polinsaturadas a alta temperatura hace más probable que reaccionen con el oxígeno, causando la formación de subproductos potencialmente dañinos. Aunque no sabemos de ningún estudio en seres humanos que muestre riesgo a largo plazo, los estudios mecanicistas son suficientes como para no recomendar usarlas:

    Food and Nutrition Research 2011: Análisis de productos de oxidación lipídica en aceites vegetales y suplementos marinos de omega-3  [estudio mecanicista; sin calificación]

    Journal of the American Oil Chemists’ Society 2002: Formación de 4-hidroxinonenal, un aldehído tóxico, en aceite soya a temperaturas de fritura [estudio mecanicista; sin calificación]

  23. Journal of Food Science and Technology 2019: Cambios en la calidad y contenido fitoquímico del aceite de aguacate a diferentes temperaturas   [estudio mecanicista; sin calificación]

  24. British Journal of Nutrition 2015: Posibles efectos adversos de freír con aceites vegetales  [revisión no sistemática; sin calificación]

  25. Se ha demostrado que consumir grasas trans aumenta el colesterol LDL, disminuye el colesterol HDL y aumenta los marcadores inflamatorios:

    The New England Journal of Medicine 1990: Efecto de los ácidos grasos trans alimentarios en los niveles de lipoproteínas de alta y baja densidad en voluntarios sanos [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    Lipids 2010: Efectos de los aceites vegetales parcialmente hidrogenados, semisaturados y altos en oleato en los marcadores inflamatorios y los lípidos [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

  26. Aprende más: Aceites vegetales: ¿son sanos?

  27. Journal of the American Oil Chemists Society 1967: Estabilidad y modificación química del aceite de cártamo alto en ácido oleico.  [revisión no sistemática; sin calificación]

    Food Chemistry 2013: Efecto de la composición de los isómeros de tocoferoles y del contenido de ácido linoleico en la estabilidad del aceite de girasol alto en ácidos oleicos al freírse. [estudio mecanicista; sin calificación]

    Journal of the American Oil Chemists Society 2013: Comportamiento de los aceites de canola y soya normales y modificados durante la fritura rotacional  [estudio mecanicista; sin calificación]

  28. Cuando decimos una “cantidad moderada de proteína”, queremos decir entre 1,2 y 1,7 g al día por cada por kg de peso corporal de referencia

  29. En los estudios, cuando a la gente se le permite comer toda la grasa que necesita para sentirse saciada, muchas veces acaba consumiendo menos en total al sentirse más llena y saciada:

    Nutrition & Diabetes 2017: Resultados de 12 meses de un ensayo aleatorizado en el que se compara una dieta moderada en carbohidratos con una dieta baja en carbohidratos en adultos con sobrepeso y diabetes tipo 2 o prediabetes [ensayo aleatorizado; evidencia moderada]

    Annals of Internal Medicine 2005: Efecto de una dieta baja en carbohidratos en el apetito, los niveles de glucemia y la resistencia a la insulina en pacientes obesos con diabetes tipo 2 [ensayo no aleatorizado; evidencia débil]

    Nutrition & Metabolism 2005: Una dieta cetogénica baja en carbohidratos para tratar la diabetes tipo 2 [ensayo no aleatorizado; evidencia débil]

  30. Esto se basa en la experiencia clínica de profesionales médicos que usan la alimentación baja en carbos.[evidencia débil]

  31. Esto se basa en la experiencia clínica de profesionales médicos que usan la alimentación baja en carbos.[evidencia débil]