Ghee

Ghee

No es fácil mejorar la mantequilla, pero... El ghee, una preparación tradicional de la India, elimina los sólidos de la leche y te proporciona solo su grasa pura y no adulterada. Es gheelicioso. Y no se quema, así es que una opción perfecta para freír a alta temperatura.

Ghee

No es fácil mejorar la mantequilla, pero... El ghee, una preparación tradicional de la India, elimina los sólidos de la leche y te proporciona solo su grasa pura y no adulterada. Es gheelicioso. Y no se quema, así es que una opción perfecta para freír a alta temperatura.
EE.UU.Métrico
1 porciónporciones

Ingredientes

  • 1 lb 450 g mantequilla sin sal

Instrucciones

Las instrucciones son para 1 porción. Modifícalas según sea necesario.

  1. Derritir la mantequilla en una cacerola a fuego lento. No revolver.
  2. Reducir el fuego y dejar que la mantequilla derretida hierva a fuego lento durante una hora o hasta que se forme una "espuma" firme en la superficie.
  3. Retirar la espuma con una espumadera. En el fondo podrás ver las proteínas lácteas blancas, que hay que dejar en la sartén o filtrar fuera del ghee.
  4. Con cuidado, echar la mantequilla clarificada a través de un filtro; puedes usar una estameña o un filtro de café. La proteínas lácteas blancas deben permanecer en el filtro, mientras que la grasa clara se filtra.
  5. Repetir el filtrado un par de veces para obtener resultados óptimos.
  6. Dejar que el ghee se enfríe en un tarro de cristal y conserver a temperatura ambiente.

¡Consejo!

Puedes usar una olla de cocción lenta para hacer ghee. Pon la mantequilla dentro y enciéndela a fuego lento durante 6-8 horas. Luego sigue los pasos de arriba. No dudes en usar tu ghee (en vez de mantequilla) cuando hagas salsa bearnesa.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por