Facilísima salsa holandesa en 5 minutos

Facilísima salsa holandesa en 5 minutos

Añadir un poco de una sabrosa y cremosa salsa holandesa puede dar muchísimo sabor a unos huevos escalfados... ¡o a cualquier verdura, pescado o carne parrillada! ¿Y con unos espárragos? ¡Para chuparse los dedos! ¿Crees que es difícil prepararla tú mismo? Para nada. Esta sencilla y rápida salsa holandesa mantiene todos los sabores y la cremosidad, pero sin complicaciones.

Facilísima salsa holandesa en 5 minutos

Añadir un poco de una sabrosa y cremosa salsa holandesa puede dar muchísimo sabor a unos huevos escalfados... ¡o a cualquier verdura, pescado o carne parrillada! ¿Y con unos espárragos? ¡Para chuparse los dedos! ¿Crees que es difícil prepararla tú mismo? Para nada. Esta sencilla y rápida salsa holandesa mantiene todos los sabores y la cremosidad, pero sin complicaciones.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 1 1 huevohuevos
  • 7 oz. 200 g mantequilla
  • 1 cda. 1 cda. zumo de limón
  • sal

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Añadir los huevos a un tazón para mezclar alto y estrecho, a un vaso dosificador grande o a un vaso de precipitado.
  2. Derretir la mantequilla en un recipiente, ya sea en el microondas o en los fogones.
  3. Mientras usas una batidora con una mano, con la otra mano incorporar lentamente la mantequilla derretida al tazón para mezclar con los huevos. Verter la mantequilla en un chorrito continuo mientras sigues mezclando. Ten en cuenta que la capa más baja ha de ponerse blanca y cremosa antes de que subas con la batidora hasta la siguiente capa. La salsa holandesa estará lista cuando esté espesa y esponjosa.
  4. Añadir el jugo de limón y añadir sal al gusto.

Mantenla cremosa

Ya que la salsa está hecha de mantequilla, se endurece al refrigerarla. Si quieres guardar algo de salsa en el refrigerador, puedes reemplazar 1/2 de la mantequilla derretida por aceite de oliva ligero. Así la salsa tendrá una consistencia cremosa incluso si está fría.

Más

Empieza la prueba gratis para poder acceder a nuestros menús low carb, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.

Empieza tu prueba gratuita

Conviértela en salsa bearnesa

Sustituye el limón por "caldo" de estragón. Lo puedes hacer de la siguiente manera: Pica finamente dos cebolletas y mézclalas en una sartén con 2 cucharadas de agua, 1 cucharada de vinagre y 2 cucharaditas de estragón. Hiérvelo a fuego lento hasta que el agua se reduzca a la mitad y retira la sartén del fuego. Filtra el liquído para desechar las cebolletas o tritúralo todo hasta que quede suave para darle más sabor. Incorpora el "caldo" de estragón a la salsa de mantequilla. Añade sal al gusto, y si quieres algo más de acidez, puedes usar unas gotas de limón o una pizca de vinagre de vino.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por