Alcachofas asadas

Alcachofas asadas

Quizás no comas alcachofas normalmente, pero después de probar este plato, se convertirá en una de tus verduras favoritas. Con un interior suave y sedoso y las hojas exteriores crocantes, saben de rechupete como acompañamiento de cualquier comida. Puedes usarlas de aperitivo o guarnición.

Alcachofas asadas

Quizás no comas alcachofas normalmente, pero después de probar este plato, se convertirá en una de tus verduras favoritas. Con un interior suave y sedoso y las hojas exteriores crocantes, saben de rechupete como acompañamiento de cualquier comida. Puedes usarlas de aperitivo o guarnición.
EE.UU.Métrico
10 porciónporciones

Ingredientes

  • 10 10 alcachofa fresca pequeñas, preferiblemente jóvenesalcachofas frescas pequeñas, preferiblemente jóvenes
  • 4 cda. 4 cda. aceite de oliva (usar una mitad para cocinar, la otra mitad para hornear)
  • sal y pimienta
  • 1 cdta. 1 cdta. sal

Instrucciones

Las instrucciones son para 10 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Precalentar el horno a 180 °C (350 °F).
  2. Colocar las alcachofas sobre una superficie de trabajo resistente. Agarrar el tallo de la alcachofa con una mano y cortar la parte superior de la alcachofa.
  3. Si tiene, raspar el estárter, la zona con pelillos y hojas sin abrir en el centro de las hojas, con una cuchara pequeña.
  4. Dar la vuelta a la alcachofa y cortarle el tallo. Retirar las hojas duras de la parte inferior hasta que solo queden las tiernas.
  5. Colocar las alcachofas en una olla e incorporar suficiente agua hasta cubrirla. Añadir un poco de aceite de oliva y salpimentar.
  6. Llevar a ebullición. Cocinar durante 15 o 20 minutos, hasta que las hojas se puedan arrancar fácilmente.
  7. Escurrir las alcachofas y colocarlas hacia arriba en una asadera.
  8. Rociar con aceite de oliva y salpimentar.
  9. Hornear durante unos 15 minutos hasta que la parte inferior de la alcachofa este tierna al pincharla con el tenedor, y después servir.

Consejos

Las alcachofas son unas verduras deliciosas y preciosas; en realidad son un capullo de flor de la familia de los cardos. Si dejas que las alcachofas crezcan, producirán unas flores preciosas. El estárter se convierte en bonitos hilos morados. Las alcachofas jóvenes normalmente no tienen estárter aún, lo que hace que sean más fáciles de manejar.

¿En busca de una alimentación saludable?

Nuestra membresía Diet Doctor plus te ayuda a conseguirla. Empieza con una prueba gratis para poder acceder a todos nuestros menús keto y bajos en carbos, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.

Sobre la receta

Esta receta es parte de una colaboración con Pascale Naessens y está sacada de su libro "Pure & Simple".

Más recetas de Pascale Naessens


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por