Recetas low carb y keto sin lácteos

Un malentendido común que existe respecto a la alimentación low carb y keto es que no se come nada más que carne, huevos y lácteos. Aunque esta sea una forma de hacerlo que funciona bien para algunas personas, no es para nada la única manera de disfrutar de un estilo de vida bajo en carbohidratos.

Excluir lácteos de tu alimentación puede ser una manera eficaz para acelerar la pérdida de peso y ayudar a corregir la diabetes tipo 2. Los productos lácteos no sólo contienen azúcar de leche (lactosa) sino también proteína de leche (caseína), la cual estimula la liberación de insulina más que otros tipos de proteína. Es por eso que la leche es excelente para un bebé que está creciendo, pero no tan excelente para un adulto que quiera bajar de peso.

La mayoría de las personas que limitan los lácteos podrá seguir disfrutando de la mantequilla, aunque esté hecha de leche, ya que ésta sólo contiene muy pequeñas cantidades de azúcar y proteína de leche. Es por eso que utilizamos mantequilla en nuestras recetas sin lácteos. En aquellas recetas en donde la mantequilla no puede sustituirse por otro tipo de grasa, no usamos la etiqueta de “sin lácteos”.

Si quieres omitir la mantequilla, recomendamos sustituirla por ghee (puede ser que las versiones caseras contengan cantidades ínfimas de proteína de leche así que si eres alérgico no recomendamos esta opción), aceite de coco o aceite de oliva. Si es una receta donde la mantequilla se usa para freír, recomendamos sustituirla por ghee o aceite de coco. Cuando se añade al plato al final como salsa o como potenciador de sabor, recomendamos reemplazarla por ghee o aceite de oliva.

Ya sea la hora del desayuno, almuerzo, cena o tan solo un snack, aquí encontrarás lo que necesitas. Inspírate con las recetas a continuación, que son prueba fehaciente de que comer bajo en carbohidratos y sin lácteos no tiene por qué ser complicado. Al contrario: ¡hagamos que sea maravillosamente delicioso!

Desayunos

¿Un menú de desayuno sin lácteos? ¡Ningún problema! Disfruta de batidos, gachas, huevos, panqueques o revisa todas las recetas a continuación para encontrar ideas nuevas.

Comidas

¿Te estás preguntando qué almorzar o cenar? Podemos recomendar una cazuela cremosa, una ensalada fresca o quizá una hamburguesa suculenta.

Guarniciones

“Papas” fritas crocantes, rizos de colinabo y verduras asadas pueden servir como un muy buen acompañamiento para tu proteína favorita.