Deliciosa mayonesa keto vegana sin huevo

Deliciosa mayonesa keto vegana sin huevo

¿Quieres la mayonesa perfecta sin huevo, vegana Y keto? ¡Aquí la tienes! Esta mayonesa es muy suave, rica, cremosa y sabrosa. Sabe exactamente igual que la "real". No te decepcionará.

Deliciosa mayonesa keto vegana sin huevo

¿Quieres la mayonesa perfecta sin huevo, vegana Y keto? ¡Aquí la tienes! Esta mayonesa es muy suave, rica, cremosa y sabrosa. Sabe exactamente igual que la "real". No te decepcionará.
EE.UU.Métrico
6 porciónporciones

Ingredientes

  • 3 cda. 3 cda. aquafaba (líquido de garbanzos)
  • 2 cdta. 2 cdta. vinagre de vino blanco o zumo de limón
  • 1 cdta. 1 cdta. mostaza de Dijon
  • 1 taza 225 ml aceite de oliva ligero
  • sal al gusto

Instrucciones

Las instrucciones son para 6 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Poner la aquafaba (el líquido de los tarros de garbanzos), vinagre y mostaza Dijon en un vaso alto de batidora o una jarra para medir.
  2. Batir a alta velocidad con una batidora de inmersión durante unos 30 segundos hasta que quede espumoso.
  3. Añadir aceite de oliva con un chorrito muy fino y muy lentamente, mientras bates a máxima velocidad. Se formará una emulsión suave y cremosa. Hacia el final, mover la batidora arriba y abajo para incorporar un poco de aire y que quede más esponjoso.
  4. Probar y salpimentar hasta que quede en su punto.

Cómo guardarla

Pasa la mayonesa vegana a un recipiente hermético y guárdala en el refrigerador durante unas dos semanas.


Ajustar la consistencia

Añadir más aceite si crees que la mayonesa está demasiado diluida.


Mayonesa vegana keto

Cómo arreglar una mayonesa vegana cortada

Si añades demasiado aceite de una vez, a veces la mayonesa puede separarse y cortarse al igual que la mayonesa tradicional con huevos. Si ocurre, pon más aquafaba en otra jarra medidora e incorpora lentamente la mayonesa cortada mientras que la mezclas con la batidora a máxima potencia.


¿Puedo usar otro tipo de aceite?

Cualquier aceite que elijas funcionará en está receta, pero nosotros recomendamos usar aceites saludables como aceite de oliva, de aguacate o aceite líquido de coco. Aquí puedes leer más sobre por qué no recomendamos aceites vegetales refinados.


¡Dale más sabor!

Esta receta es una base fantástica para una salsa vegana saludable. Tan solo tienes que añadir tus especias y hierbas favoritas en el último paso para convertirla en la combinación perfecta para un plato bajo en carbos.

Aquí tienes nuestras sabrosas recomendaciones (cantidades para 6 porciones):

  • 2 dientes de ajo machados / 1 cdta. de ajo en polvo, 1 cda. paprika ahumada / chipotle, 2 cdas. cilantro bien picado.
  • 2 cdas. de albahaca bien picada, 1 cda. cebolla en polvo, 0,5 cda. de pasta de tomate sin azúcar.
  • 0,5 cda. de curry amarillo, 0,5 cda. de pimienta negra molida.
  • 1 cda. de condimento ranchero.

Garbanzos, ¿en serio?

Aunque los garbanzos tienen un alto contenido de carbos, el líquido en el que se cocinan es muy bajo en carbos (alrededor de 2 g de carbos por cada 100 g), lo que lo convierte en un substituto perfecto para los huevos si sigues queriendo disfrutar de una mayonesa sabrosa sin ellos.

GarbanzosCuando compres garbanzos, intenta encontrar una marca sin aditivos (solo debe contener garbanzos, agua y sal) y envasados en un tarro de cristal para evitar productos químicos como el BPA. Si no puedes encontrar una que no tenga, tampoco es el fin del mundo, ya que se usan cantidades muy pequeñas en la receta. Pero comprobar la etiqueta de ingredientes siempre es una buena idea si quieres abstenerte de azúcares añadidos y aditivos.

Puedes preguntarte qué hacer con los garbanzos si comes bajo en carbos. Aunque tengan un contenido alto de carbos (unos 17 g por cada 100 g), los puedes usar en cantidades pequeñas en ensaladas, guisos o salsas para mojar, y seguir manteniendo el consumo de carbos en el límite de la dieta baja en carbos. Los garbanzos son bastante nutritivos y contienen niveles altos de almidón resistente, que pasa a través del estómago y el intestino delgado sin ser absorbido en el cuerpo. ¡Así que no hay por qué tirarlos!

Aquí puedes leer más sobre nuestro punto de vista respecto a las legumbres >

Receta de hummus

Si sigues una dieta cetogénica de forma estricta, quizá no te quieras comer tú mismo los garbanzos, pero podría ser buena idea sorprender a tus vecinos o amigos con un hummus casero. Solo tienes que mezclar los ingredientes que mostramos a continuación hasta que estén suaves y cremosos. Sírvelo con palitos de verduras.
Hummus

  • garbanzos de un tarro (400 g / 15 oz)
  • 1 diente de ajo machacado
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 2 cdas. de tahini
  • 1 cda. de zumo de limón
  • 1 cda. de comino
  • sal y pimienta negra molida

También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por