Desayuno keto sencillo con huevos fritos

Desayuno keto sencillo con huevos fritos

No hay alimento keto más sencillo que los huevos fritos. Se hacen en un abrir y cerrar de ojos, pero sacian y te permitirán empezar el día con energía y mantener el hambre a raya durante horas. También puedes freír las espinacas con los huevos y añadir algunas otras verduras o tocino si quieres que llenarte más.

Desayuno keto sencillo con huevos fritos

No hay alimento keto más sencillo que los huevos fritos. Se hacen en un abrir y cerrar de ojos, pero sacian y te permitirán empezar el día con energía y mantener el hambre a raya durante horas. También puedes freír las espinacas con los huevos y añadir algunas otras verduras o tocino si quieres que llenarte más.
EE.UU.Métrico
1 porciónporciones

Ingredientes

  • 2 2 huevohuevos
  • 1 cda. 1 cda. mantequilla
  • 2 cda. 2 cda. (30 g) mayonesa
  • ½ taza 125 ml brotes de espinaca
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 taza 225 ml café o té

Instrucciones

Las instrucciones son para 1 porción. Modifícalas según sea necesario.

  1. Calentar la mantequilla en una sartén a fuego medio.
  2. Romper los huevos directamente en la sartén. Si los quieres con la yema hacia arriba, puedes freírlos solo por un lado. Si quieres hacerlos un poco por ambos lados, puedes darles la vuelta después de unos minutos y cocinarlos otro minuto más. Para que la yema quede más cocida solo tienes que cocinarlos algunos minutos más. Por último, salpimentar.
  3. Servir junto con brotes de espinacas, una cucharada de mayonesa y una taza de café solo recién hecho o una taza de té.

¡Consejos!

El huevo es una gran fuente keto de nutrientes. Un huevo grande tiene unos siete gramos de proteína completa, con los nueve aminoácidos esenciales. También es una fuente de grasa saludable y casi no tiene carbohidratos. Además, tiene 14 vitaminas y minerales distintos, incluidas las vitaminas A, D, B12 y E, así como hierro, selenio, magnesio y colina, un nutriente fundamental para el desarrollo y mantenimiento de los nervios. ¡A comer!

Puedes usar col rizada o acelgas en vez de espinacas.

Corta en rodajas y fríe pimientos verdes y rojos para conseguir más sabor y que sea más vistoso.

Si quieres un aderezo sabroso, puedes añadir queso parmesano o cheddar rallado por encima del huevo justo antes de retirarlo de la sartén.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por