“Si quieres salvar el mundo, el veganismo no es la respuesta”

La respuesta no es el veganismo

Es probable que la dieta vegana nunca haya sido tan popular como ahora. En un artículo reciente de The Guardian, la granjera y autora Isabella Tree habla del efecto de documentales influyentes como What the Health y Cowspiracy. Estos documentales han puesto la atención en las industrias cárnicas y lácteas, y han convencido a muchas personas de que eliminar la carne y los lácteos de su dieta hace un gran favor al planeta y al medio ambiente.

Sin embargo, lo que estos documentales no muestran son las consecuencias ambientales de la dieta vegana. Entonces, ¿qué ocurre exactamente con nuestro entorno si pasamos totalmente a alimentos de origen vegetal?

Si más personas siguen pasándose al veganismo, obviamente habrá necesidad de más plantas y menos carne. Esto puede provocar la degradación del terreno, y la pérdida de terreno es un problema importante que enfrenta el mundo actualmente, como explica Isabella Tree:

Nuestra ecología evolucionó con grandes herbívoros, con rebaños de uros (vacas ancestrales), tarpán (el caballo original), alces, osos, bisontes, ciervos, corzos, jabalíes y millones de castores. Son especies cuyas interacciones con el medio ambiente sostienen y promueven la vida. Usar herbívoros como parte del ciclo agrícola puede hacer mucho para lograr que la agricultura sea sostenible.

En algún momento del camino entre las tormentas mediáticas, hemos olvidado lo que ya sabemos. Para cultivar verduras nutritivas, el suelo donde crecen debe ser rico en nutrientes, y hoy en día, la mayoría no lo es.

¿La solución que recomienda Isabella Tree? Volver a los orígenes. Deberíamos fomentar la producción sostenible de carne y lácteos basada en sistemas de rotación tradicionales, pastos permanentes y pastoreo de conservación. Necesitamos restaurar nuestros suelos dejando que los animales pasten la tierra. La forma en la que pastan y pisan tierra y lodo estimula la vegetación de diferentes formas, creando hábitats para pequeños mamíferos y aves. Cuando no alimentamos a los animales con antibióticos y otros medicamentos, sus excrementos alimentan el ecosistema del suelo, un proceso vital de restauración del ecosistema donde los nutrientes y la estructura se devuelven al suelo.

The Guardian: Si quieres salvar el mundo, el veganismo no es la respuesta

Anteriormente

Nuevo estudio: La carne de res puede tener un efecto positivo en el medio ambiente

Carne de res alimentada con pasto: la comida más “vegana” del supermercado

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores