¿Podrían los productos lácteos enteros ayudarte a vivir más tiempo?

Vaca

¿Podría ser este el final del café con leche descremada? Para todas las personas que hayan bebido de mala gana leche descremada o comido a la fuerza un yogur bajo en grasa con sabor a cartón para seguir una dieta saludable, un nuevo estudio puede traerles buenas noticias. Al igual que con la gran mayoría de dichos estudios, es solo un estudio de observación, lo que significa que no puede demostrar causa y efecto. Pero aun así los hallazgos son interesantes.

Las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares son dos de los principales villanos cuando se trata de enfermedades crónicas, y normalmente (de forma equivocada) se relacionan con dietas ricas en grasas saturadas. El estudio, dirigido por la profesora Marcia Otto de la Universidad de Texas, no encontró una correlación significativa entre las grasas lácteas y estas dos enfermedades.

La profesora Otto nos dice que su equipo incluso encontró evidencias de lo contrario:

Además de no contribuir a causar muertes, los resultados sugieren que un ácido graso presente en los lácteos puede reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, particularmente por accidentes cerebrovasculares.

Un artículo de GoodFood.com acerca del estudio destacó que los productos lácteos bajos en grasa a menudo también contienen grandes cantidades de azúcar añadida, una sustancia que es mucho más razonable evitar si pretendes protegerte de enfermedades crónicas.

Una tercera razón para elegir opciones con toda su grasa es que hay algunos nutrientes esenciales, particularmente en este caso las vitaminas A y D, que solo pueden absorberse en presencia de grasa. Quitar la grasa de los productos lácteos no solo quita a la comida muchas de las vitaminas que contiene de forma natural, sino que también hace que sea más difícil absorber las vitaminas que aún tiene el producto. Además, en un giro irónico, los productos lácteos bajos en grasa pueden ser enriquecidos con las vitaminas liposolubles que se han eliminado con la grasa. Pero como la nutricionista Clarissa Lenherr señala:

Incluso cuando elijas productos lácteos bajos en grasa que hayan sido enriquecido con estas vitaminas, es posible que ni siquiera los estés absorbiendo, ya que el producto tiene poca grasa.

La grasa en los productos lácteos también es saciante: te mantiene lleno durante más tiempo.

¿Nuestro consejo? Si escoges incluir productos lácteos en la dieta, evita los productos bajos en grasa, insípidos y sin nutrientes, y ve directamente a por las versiones con alto contenido de grasa en su estado natural. Escoge los yogures con más grasa y saborea esa textura cremosa, disfruta de los ricos sabores del queso con toda su grasa y degusta lentamente una taza de té que no te haga sentir como si estuvieras bebiendo el contenido calentado de un estanque turbio. ¡Tanto tu cuerpo como tus papilas gustativas se lo merecen!

Good Food: La leche con toda su grasa podría evitar los ACV

Anteriormente

Artículo de BMJ más visto en 2017: La grasa saturada no obstruye las arterias

Miles de personas le dicen al USDA que actualice las guías obsoletas

Más

La dieta baja en carbohidratos para principiantes

Otras publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Angela Gomez Soria
    Pero los yogures tienen hidratos de carbono... Puedo hacer las salsas con ellos...claro sin abusar. Digamos que con un yogurt preparo salsa para 2/3 platos

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores