Noticias sobre el dilema de las grasas saturadas

dilema-grasas-saturadas

Recientemente un lector nos dejó saber acerca de un artículo sobre las grasas saturadas y la salud; una extensa revisión de la sempiterna controversia entre este tipo de grasas y su papel en la gestión de las enfermedades cardiovasculares (ECV), que llama a revaluar las recomendaciones alimentarias y hacer una nueva propuesta que retire los límites en el consumo de grasas saturadas en la dieta.

Dicho artículo fue publicado en español en agosto del 2020, y está basado en la traducción de una revisión publicada el mismo mes en la revista del Colegio Americano de Cardiología (JACC); y trata sobre la investigación de avanzada en los efectos de las grasas saturadas sobre la salud.

Esta revisión incluye 126 estudios publicados sobre el tema, hechos en cerca de 400.000 individuos, entre cuyos autores está el Dr. Arne Astrup, jefe del Dpto. de Nutrición, Ejercicio y Deportes de la Universidad de Copenhague, y relevantes investigadores en el área de los lípidos como son los doctores Ronald Krauss, Jeff Volek y Andrew Mente, entre otros.

La conclusión de esta revisión es extraordinaria por el peso científico que entraña y que debería cambiar las recomendaciones alimentarias:

Los lácteos con su contenido intacto de grasas (principalmente referido al yogur y los quesos), la carne sin procesar, los huevos, y el chocolate negro, son alimentos ricos en ácidos grasos saturados con una matriz compleja que no está asociada con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. La totalidad de la evidencia disponible no respalda más el limitar la ingesta de dichos alimentos.

Aunque la traducción al español dejó por fuera importantes puntos del largo artículo original, es indudablemente una ayuda tanto para el médico como para el lector en general que no son fluentes en inglés.

Como preludio a esta revisión, en febrero del 2020, los Dres. Arno Astrup y Ronald Krauss organizaron un taller de trabajo con destacados científicos del área de la nutrición llamado “Grasas Saturadas: ¿un enfoque en el nutriente o en el alimento?”. Después de 2 días de intenso trabajo, los 11 científicos llegaron a varias conclusiones con las que elaboraron un Consenso de Declaración entre las cuales destacan:

  • Los metanálisis tanto de los estudios observacionales como de estudios adecuadamente aleatorizados y controlados de la reducción de los ácidos grasos saturados (AGS) no encontraron evidencia significativa de los efectos de la ingesta de AGS alimentarios sobre las ECV o la mortalidad total. Más aún, hay evidencia reciente de que el consumo de AGS pudiera estar inversamente relacionado al riesgo de sufrir un accidente cardiovascular (ACV) (es decir, ¡habría menor riesgo de padecerlo!)
  • Las dietas que restringen los carbohidratos (especialmente los refinados) pueden ser efectivas en reducir el sobrepeso y la obesidad y ser particularmente poderosas en la gestión del síndrome metabólico y la diabetes tipo 2. A pesar del hecho de que tales dietas tienden a aumentar el consumo de AGS también es un hecho que mejoran el metabolismo de la glucosa, los triglicéridos y las partículas pequeñas y densas del colesterol LDL, así como mejora el hígado graso y los marcadores de inflamación. Puede haber un incremento del colesterol LDL total en algunas personas, pero este aumento es a predominio de las partículas grandes que están mucho menos asociadas a la ECV.

La declaración cierra con estos 2 párrafos contundentes:

  • No existe evidencia de que los límites superiores arbitrarios impuestos a la generalidad de la población en los EE. UU. sobre el consumo de grasas saturadas prevendrá la enfermedad cardiovascular o reducirá el total de la mortalidad.
  • Consumir una variedad de alimentos naturales sin restringir la ingesta de ácidos grasos saturados sería beneficioso en ayudar a asegurar una dieta nutricionalmente adecuada y mantener la salud.

¿Por qué esta extensa revisión sobre las grasas saturadas realmente es una noticia extraordinaria que debería afinar las recomendaciones, y por qué son relevantes dichas recomendaciones para todos los que no vivimos en los EE. UU.?

Las recomendaciones determinan los programas de alimentación en las escuelas, en los hospitales, en las instituciones militares y en las residencias de ancianos en los EE. UU. … y prácticamente en todo el mundo.

Por esas razones tenemos a nivel global valores muy parecidos en el incremento del sobrepeso y la obesidad, la diabetes, y un cúmulo de enfermedades crónicas degenerativas.

Hasta ahora, los logros en los cambios han sido magros. La influencia de la industria de los alimentos y la farmacéutica en las asociaciones médicas y de nutrición es notoria en casi todos los países, y contraria a la opinión de relevantes investigadores.

Esperamos que las recomendaciones alimentarias 2020, prontas a publicarse, se acojan a las pruebas basadas en evidencia científica, cambien de rumbo de manera más definida y sean enfáticas en las directrices sobre un mayor consumo de grasas naturales, incluyendo las saturadas.

Gracias por leernos,

/ Dra. María Eugenia Lima

Más información

Lácteos

Guía sobre la grasa saturada

Guía En esta guía explicamos lo que se sabe sobre la grasa saturada, analizamos las evidencias científicas acerca de su efecto en la salud y profundizamos sobre si deberíamos preocuparnos por la cantidad de grasa saturada que comemos.


¿En busca de una alimentación saludable?

Nuestra membresía Diet Doctor plus te ayuda a conseguirlo. Empieza con la prueba gratis para poder acceder a nuestros menús low carb y keto, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.

Empieza tu prueba gratuita

Conceptos básicos sobre la dieta baja en carbohidratos