Cómo me convertí en una nerd keto trabajando en Diet Doctor

amanda

Amanda

¿Quieres saber cómo terminé comiendo una dieta keto y trabajando en Diet Doctor? Bueno, esta es mi historia.

Las personas que me conocen a menudo me describen como una persona feliz, bien intencionada y confiable. Pero hace algunos años, estos rasgos no me impidieron entrar en una espiral, de lo que ahora entiendo era una depresión, desencadenada por el estrés de querer hacerlo bien en los exámenes finales.

Más o menos por aquel entonces me di cuenta de que había ganado un poco de peso y sentía que necesitaba perderlo. Con mi razonamiento de ese momento, pensé: “¿Qué mejor manera de perder peso que comer lo menos posible?”. Y matando dos pájaros de un tiro, esto también se convirtió en una forma de lidiar con el aumento del estrés.

Uno meses más tarde había comenzado los estudios universitarios. Los estudios eran exigentes y me di cuenta de que tenía que intentar dejar de vivir con Coca-Cola Diet y ensaladas si quería tener energía para tener éxito. Abandoné mi obsesión por las calorías y traté de comer de manera saludable y baja en carbohidratos. Pero todavía sufría dolores de estómago paralizantes a diario, tenía problemas de ansiedad y me recetaron un antidepresivo.

Empecé a sentirme mejor, pero el siguiente contragolpe se produjo ese verano. Había notado intensos dolores de estómago, que descarté que fueran los habituales de mi SII. El dolor se hizo más intenso y terminé en la sala de emergencias, resultó que tenía apendicitis.

Después de la cirugía y un tratamiento subsiguiente de antibióticos, mi SII empeoró y me dejó incapaz para salir de mi departamento algunos días. Además, comencé a sentirme agotada continuamente y no podía dormir. Claramente estaba ocurriendo algo en mi cuerpo. Terminé en un círculo vicioso de agitación, insomnio y estrés, que en combinación con el antidepresivo contribuyó a un aumento de peso en los meses siguientes.

Me sentía sin esperanza y decidí reducir la medicación. ¿El resultado? Me sentí peor. Fui a ver a un terapeuta que me diagnosticó trastorno de ansiedad generalizada y depresión.

Autoexperimentación

Seguía una dieta keto entonces, pero a pesar de esforzarme no tuve gran éxito. Sin duda, era un caso difícil de descifrar. Pensé que la única manera de superar mis problemas era con autoexperimentación y seguimiento de los síntomas.

Intenté muchas terapias diferentes y modifiqué mi dieta de todas las maneras posibles. En los siguientes meses, poco a poco comencé a encajar las piezas del rompecabezas y me fui sintiendo mejor gradualmente.

Ahora es febrero de 2018, y estoy profundamente agradecida de no haber tenido síntomas durante mucho tiempo (aunque puedo sufrir un brote leve si me alejo de mi dieta). He resuelto los problemas intestinales debilitantes, la ansiedad y el insomnio. Y obtuve valiosos conocimientos sobre cómo funciona mi cuerpo.

Entonces, yendo al grano, esto es lo que me funcionó. En primer lugar, seguir una dieta keto y no desviarse es, en mi opinión, una gran herramienta para mejorar los problemas digestivos y la salud mental, a pesar de que estos pueden ser problemas complejos que a menudo requieren una intervención adicional.

Que el SII se puede mejorar con estrategias dietéticas parece razonable, pero puede sonar demasiado descabellado que la ansiedad y la depresión puedan mejorar. Hay algo de ciencia emergente, pero para lo que falta hay pruebas anecdóticas. Por ejemplo, aquí puedes leer sobre cómo el Dr. Ted Naiman superó su trastorno obsesivo compulsivo con una dieta baja en carbohidratos, y Carrie Brown explica cómo controla su trastorno bipolar con una dieta cetogénica en esta fantástica charla.

Qué como

Sigo un régimen keto muy simple de carne de res, huevos, grasas naturales y verduras bien cocidas (como mucha gente que sufre de SII, no tolero la mayoría de verduras crudas). Evito el alcohol y el vinagre, y como reacciono a muchos suplementos, solo tomo aceite de pescado, aceite de magnesio y vitamina D. Tomar aceite de orégano durante un tiempo también ayudó a mejorar mi SII, probablemente porque eliminó algunas bacterias intestinales malas.

Con el tiempo, paulatinamente comencé a comer carne roja más rica en nutrientes y menos grasa añadida. La práctica llamada “carnívoro” es popular en la esfera cetogénica. Aunque yo como plantas regularmente, comer menos ha tenido un efecto positivo en mi salud y mi peso.

El estrés viene en muchas formas, pero indudablemente fue uno de los principales culpables de mis problemas de salud, así que hice mucho para cambiarlo. Además, solo hago ejercicio ligero como yoga y caminar para controlar mi cortisol. También le doy prioridad al sueño.

Quiero animar a cualquiera que tenga dificultades con problemas similares para que sea testarudo y esté dispuesto a experimentar con su dieta. Si lees una historia de éxito y no sientes que tu propia salud y peso hayan cambiado mágicamente de la noche a la mañana, no tires la toalla. Al final, algo tiene que ceder. No tienes que ser tú.

Empezar

¿Quieres probar lo que he hecho? ¡Regístrate para obtener nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía keto gratuita o para una sencillez máxima, prueba nuestro menú cetogénico de 14 días.

Más

La dieta keto para principiantes

El síndrome del intestino irritable (SII) y la dieta keto

Más historias de éxito

  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”
  • Dieta cetogénica: “¡sin hambre constante, sin caídas de glucosa y con comida deliciosa!”
  • 45 kg menos gracias a comer bajo en carbohidratos y el ayuno intermitente
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta
  • ¿Es posible recuperarse del hipotiroidismo?
  • Cómo corregir la diabetes y perder 42 kg (93 libras) sin pasar hambre
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"

Ver todas las historias de éxito

P.D.

¿Tienes una historia de éxito que quieres compartir con otros en este blog? Es una forma genial de inspirar a otras personas para que cambien su vida, como quizá ya hiciste tú.

Envía un correo electrónico a kim@dietdoctor.com. Las fotos son geniales para que tu historia sea específica y otras personas puedan sentirse reconocidas. Dime si está bien publicar tu foto y nombre o si prefieres permanecer anónimo. Aquí hay más información sobre cómo elaborar tu historia.

3 Comentarios

  1. Marilú Arias
    Ya no me contestaron la pregunta que hice hoy, hace unas horas.
    Respuesta: #2
  2. Kim Gajraj Equipo Diet Doctor
    Marilú, contestamos las preguntas dentro de 24 horas
  3. Mauricio
    Gracias por este poderoso testimonio.

    Para ser precisos, queda claro cómo se originaron sus trastornos, cuales fueron estos y cómo los solucionó en el tiempo... pero cómo llegó a trabajar en DietDoctor ¿?... Mi punto es que "el título del artículo" aborda dos aspectos de lo que le sucedió a Amanda, pero "el contenido" sólo aborda uno.

    No se trata de una crítica, quizás un punto de mejora si mantienen en mente que cada vez que una persona lee un título, espera encontrarse con ese contenido en su detalle.

    Saludos,

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores