Estudio de NuSI plantea posibles dudas sobre la dieta keto

Dieta cetogénica con alimentos saludables

Un nuevo estudio de Kevin Hall financiado por NuSI parece indicar que una dieta cetogénica empeora los marcadores lipídicos, inflamatorios y de glucosa, y por lo tanto puede ser preocupante para la salud.

En el estudio, publicado en la revista Obesity, participaron 17 voluntarios con sobrepeso y sin diabetes, y estuvieron en una unidad metabólica durante ocho semanas. Esa es una labor impresionante, ya que requiere que los voluntarios dejen su vida de lado para participar en el estudio y que el estudio proporcione todas las comidas que consumen los voluntarios. Esa es la principal fortaleza del estudio: no hay dudas sobre si los voluntarios siguieron o no la dieta recetada. ¡No tenían otra opción!

Durante las primeras cuatro semanas, llevaron una dieta de referencia de 15 % de proteína, 50 % de carbohidratos y 35 % de grasas. Después cambiaron a una dieta isocalórica de 15 % de proteína, 5 % de carbohidratos y un 80 % de grasas durante cuatro semanas. Ese es otro punto fuerte: fue una auténtica dieta baja en carbohidratos.

Respecto al resultado, es difícil evaluar la pérdida de peso teniendo en cuenta que fue un protocolo no aleatorizado y que los voluntarios empezaron a bajar de peso de inmediato con la dieta de referencia. Pero lo más interesante es que los autores mostraron que los marcadores inflamatorios PCR e IL-6 aumentaron con la dieta cetogénica, como también lo hicieron el colesterol LDL (pasando de 125 a 150 mg/dl) y el HDL (de 44 a 46). Los niveles totales de insulina y triglicéridos bajaron.

También midieron la reacción de la insulina y la glucosa a las comidas de prueba mientras seguían la dieta cetogénica, y se halló una sensibilidad alterada a la insulina al consumir una “comida de referencia”, sin embargo, hubo una mejor sensibilidad a la insulina con una comida cetogénica.

Se ha hablado bastante en Twitter acerca de que se calculara el LDL en vez de medirlo directamente y la forma en la que esto podría haber influido en los resultados. No hay duda de que una medición directa del LDL es una prueba más precisa, pero no se puede saber cuánto habrá afectado esto a los hallazgos. El cálculo estándar del colesterol LDL es menos preciso con niveles bajos de LDL (menos de 70) y niveles altos de triglicéridos (más de 200). Ninguno de ellos fue el caso en este estudio, así que no estoy seguro de que fuera muy importante.

Lo que me preocupa más es que fue un estudio de solo cuatro semanas. Como médico, no me interesa lo que ocurre en un periodo de cuatro semanas tras empezar una nueva dieta. A los cuatro meses me puede empezar a interesar, y tras cuatro años tendrás toda mi atención. Pero, ¿cuatro semanas? Es prácticamente insignificante para mí.

Está comprobado que al cuerpo le toma algo de tiempo cambiar a un metabolismo de quema de grasa, así que no era de esperar ver los efectos metabólicos completos de una dieta cetogénica en un intervalo de tiempo tan corto, y los datos apuntan a que eso es lo que ocurrió. Al observar los marcadores inflamatorios, tanto el PCR como IL-6 bajaron desde la tercera semana a la cuarta con la dieta cetogénica. ¿Continuaría este patrón en las semanas, meses o años subsecuentes? ¿Volverían a los valores de la dieta de referencia o bajarían más? Yo hipotetizaría que sí, pero este estudio no responde esa pregunta. Además, los estudios han mostrado que aunque haya un aumento inicial del nivel de colesterol LDL, puede volver a valores normales tras 6 o 12 meses, y el marcador Apo B, que es más importante, puede no subir en absoluto. Como digo, el estudio no aborda esta cuestión (desafortunadamente no se determinó el Apo B ni tampoco el LDL-P).

Por último, también es posible que no sea adecuado medir la reacción de la insulina y la glucosa a las comidas de muestra tras un periodo de tiempo tan corto siguiendo la dieta keto.

A fin de cuentas, aunque los autores merecen el reconocimiento por controlar de forma meticulosa los datos, seguimos sin saber si los datos contribuyen de forma significativa a la vida real. En el mundo real nos preocupa nuestra salud durante toda la vida, no solo en las próximas cuatro semanas.

Si quieres más información sobre el colesterol, no dudes en leer nuestra guía:

fried-eggs-and-bacon-16-9

El colesterol y las dietas bajas en carbohidratos

Sigue leyendo para saber qué es el colesterol, cómo lo usa nuestro cuerpo, por qué las dietas bajas en carbohidratos y keto pueden provocar un cambio en los niveles de colesterol en la sangre y si un aumento en el colesterol con un estilo de vida keto o bajo en carbohidratos debería ser preocupante.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

Estudio muestra que la carne roja y la blanca aumentan las partículas LDL grandes

¿Interviene el LDL en la función de los nervios periféricos?

Tribalismo bajo en carbos: naturaleza humana, no propaganda malintencionada

Videos sobre el colesterol

  • Colesterol en dietas low carb — Dr. Bret Scher y Dr. Nadir Ali
  • Evitar y resolver las enfermedades crónicas modernas — Ivor Cummins
  • Colesterol en keto — Dave Feldman

Videos sobre la dieta keto

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores