En tu tienda más cercana: más etiquetas confusas en algunos aceites alimentarios

Collage de etiquetas nutricionales

En los Estados Unidos, ahora los aceites de oliva, de girasol, de cártamo y de canola con altos niveles de ácido oleico están “calificados” como sanos para el corazón en sus etiquetas, según anunció la Administración de Comida y Medicamentos de los EE. UU. esta semana.

La nueva decisión permite a los fabricantes cuyos productos de aceite contengan más de un 70 % de ácido oleico escoger si tener una etiqueta especialmente redactada para los consumidores. El texto en la etiqueta debe indicar que “hay evidencias científicas favorables pero no concluyentes que sugieren que el consumo diario de 1½ cucharadas (20 gramos) de aceites que contienen altos niveles de ácido oleico pueden reducir el riesgo de enfermedades coronarias”.

Sin embargo, tiene truco: según la FDA, la etiqueta también debe dejar claro que para conseguir estos beneficios para la salud del corazón, estos aceites “deben reemplazar a las grasas y aceites altos en grasa saturada y no aumentar el número de calorías que comes en un día”.

MedPage Today: La FDA autoriza la declaración de salud de que los aceites altos en ácido oleico previenen la enfermedad

Healio: La FDA permite la declaración de salud calificada para beneficios de salud cardiovascular en ciertos aceites alimentarios

Washington Times: La FDA permitirá etiquetas que dicen que el aceite de oliva mejora la salud del corazón, con un truco

Durante años, los fabricantes de aceites alimentarios han pedido a la FDA una declaración de salud “autorizada” que les permitiera decir que los aceites altos en ácido oleico pueden reducir los riesgos de cardiopatias, pero la FDA rechazó esas peticiones.

Una declaración de salud autorizada reúne un estándar más riguroso de “acuerdo científico significativo” sobre la relación entre una substancia y una enfermedad. Una declaración de salud calificada significa que hay una evidencia científica mucho más limitada que no cumple con los mismos rigurosos estándares.

El anuncio de la FDA dijo que basaba su decisión para la “declaración de salud calificada” para los aceites altos en ácido oleico en siete pequeños estudios clínicos, seis de los cuales fueron positivos “de forma modesta” en los marcadores lípicos como el colesterol total y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad, siempre que los aceites altos en ácido oleico sustituyan a la grasa saturada en la dieta.

Sin embargo, ¿debería la FDA demonizar de forma categórica la grasa saturada, vinculándola con las cardiopatías? Nuestra valoración es que debería también clasificarse como otra “declaración de salud calificada”, una con evidencia científica muy limitada que no cumple con un estándar riguroso.

De hecho, ¡estudio tras estudio muestra que no hay evidencias de que la grasa saturada sea mala para ti!


Anne Mullens

Anteriormente

Profesora de Harvard: El aceite de coco es “veneno puro”

Negacionistas del colesterol o traficantes de estatinas: ¿hay término medio?

¿La grasa saturada causa trastorno por estrés postraumático?

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores