El riesgo de diabetes empieza mucho antes del diagnóstico real

Muestra de sangre para prueba diabéticos

Hay estimaciones actuales que parecen indicar que el 8,8 % de la población mundial tiene diabetes; el 95 % de los casos son de tipo 2. Esto tiene un costo estimado de 1,3 billones de dólares. Una cifra tan alta es casi incomprensible en términos de lo que significa para las sociedades individuales, pero está claro que necesitamos mejores estrategias preventivas para combatir esta epidemia mundial.

Un estudio reciente en Japón apunta a que podemos determinar quién tiene más probabilidades de desarrollar diabetes de tipo 2 diez años antes del diagnóstico real. Hicieron un seguimiento de más de 27.000 personas durante hasta once años y compararon sus niveles de glucosa sanguínea y sus puntuaciones de sensibilidad a la insulina. Los que finalmente desarrollaron diabetes mostraron cambios en la glucosa sanguínea y sensibilidad a la insulina diez años antes, con un empeoramiento gradual hasta un año antes del diagnóstico, momento en el que se produjo un fuerte aumento de la glucosa sanguínea y una disminución de la sensibilidad a la insulina.

Journal of the Endocrine Society: Diabetes de tipo 2: ¿cuándo empieza?

Por un lado, esto no es nada sorprendente. Todos deberíamos saber que una persona no se despierta de la noche a la mañana con diabetes de tipo 2. Necesita tiempo para desarrollarse.

Por otro lado, es probable que este estudio sea el primero en cuantificar qué tan temprano podemos empezar a ver las alteraciones metabólicas que provocan la diabetes de tipo 2. Dado el drástico aumento en adultos y adolescentes con diabetes de tipo 2, esto proporciona conocimientos sobre el intervalo previo para tratarla y prevenirla.

¿Nos ayudará esta nueva información a comunicar a la gente el riesgo que tienen de diabetes de tipo 2 y convencerles de la importancia de un estilo de vida saludable?

Espero que sea así.

Sería bueno pensar que todos nos dirigimos a un estilo de vida saludable, pero está claro que no es así. El cambio es difícil. A veces la gente necesita motivación extra. Espero que este ensayo pueda ayudar a servir como parte de esa motivación para la gente.

Además, espero que este estudio les recuerde a los profesionales sanitarios que aunque tenemos un amplio margen para iniciar medidas preventivas, no podemos prevenir la diabetes de tipo 2 si no reconocemos a las personas que están en riesgo. Un paciente y su profesional de la salud ya no pueden ignorar una glucosa sanguínea en ayunas de 103 como “no está tan mal”. Sino que tenemos que interpretar esa cifra “en el espectro de la diabetes de tipo 2”. Esto debería hacer que se realicen pruebas de resistencia a la insulina y una modificación activa de los hábitos con una dieta baja en carbohidratos diseñada de forma adecuada.

La diabetes no es un resultado inevitable. Podemos hacer un seguimiento de las personas en riesgo diez años antes de su diagnóstico, lo que nos permite prevenirla.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

¿Son los bajos carbohidratos el mejor tratamiento para revertir la diabetes?

Personas con diabetes recurren al mercado negro para una insulina asequible

¿Podría una dieta cetogénica aumentar el riesgo de diabetes (si eres un ratón)?

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores