Calorías parte 1: ¿Cómo ganamos peso?

Esta es la pregunta más importante en obesidad. Es imposible tratar adecuadamente cualquier enfermedad sin tener una cierta comprensión de la causa (etiología). Por ejemplo, si entiendes que la causa de las infecciones son las bacterias, puedes tener como objetivo a las bacterias en el tratamiento. Esto conduciría al lavado de manos a diferencia de, por ejemplo, usar sanguijuelas. Entonces es la pregunta, ¿cómo engordamos? – o más científicamente, ¿Cuál es la etiología de la obesidad? la pregunta que deberíamos hacernos.

Sin embargo, muy poco tiempo dedicamos a responder esta pregunta tan importante porque creemos que ya sabemos la respuesta. Es una cuestión de calorías que ingresan vs calorías que salen, decimos. Comer demasiado y hacer poco ejercicio es la causa de la obesidad, decimos. Asumimos que estas verdades son tan evidentes que ni siquiera nos tomamos un minuto para determinar su veracidad (si es, que es verdadera).

También consideramos que la razón por la que comemos demasiado o nos movemos poco es debido a una elección personal. Es decir, elegimos lo que ponemos en nuestra boca y por lo tanto somos responsables de lo que comemos. Podríamos haber comido brócoli en lugar de una bolsa de papas fritas. Podríamos haber corrido una hora en lugar de sentarnos a ver la televisión.

CICO3

Un defecto del individuo

En otras palabras, la obesidad es un defecto del individuo: la causa de la obesidad se encuentra en el individuo. Comer demasiado (gula) o moverse muy poco (pereza) son decisiones individuales – de hecho son 2 de los 7 pecados capitales. Si le preguntamos a los ‘expertos’, coinciden en que la clave para perder peso es comer menos y moverse más.

Santo consenso, Batman!. Con tantos “expertos” que van desde Michelle Obama hasta Departamento de agricultura de EEUU. La casi totalidad de los profesionales médicos (incluidos los médicos y nutricionistas) estan de acuerdo en que “comer menos y moverse más son el camino a seguir, se podría pensar que esto es 100% verdad e incuestionable . Pero aquí hay algo muy raro … si todos estamos de acuerdo que conocemos la cura para la obesidad, y hemos gastado miles de millones en educación y programas – ¿por qué estamos engordando? En otras palabras, ¿por qué esta “cura” resulta todo lo contrario?

Vayamos hacia atras. Si la causa de la obesidad es comer demasiado y hacer poco ejercicio, podemos pensar en la obesidad de esta manera:

Calorie reduction as primary (CRaP)

CRaP_Fung_es

Yo llamo a esto la reducción calórica como hipótesis primaria ( Caloric Reduction as Primary CRAP por sus siglas Nota traductor: que a su vez significa “basura”). Esto significa que el factor primario (no pero el único) en la obesidad son las calorías y la reducción de calorías es la base del tratamiento. Por otra parte, la razón detrás de comer demasiado no es hormonal, ni el hambre, sino una elección personal. También se puede llamar teoría de “calorías IN, calorías OUT” modelo (CICO), y con frecuencia se representa como una escala. Por lo tanto las calorías no utilizados con la actividad física, serán almacenadas en forma de grasa.

CICO3

Es el famoso disbalance de calorías que conducen con el tiempo a la acumulación de grasa. A menudo se menciona la “Primera Ley de la Termodinámica” – En cualquier sistema la energía ni se crea ni se destruye en un sistema cerrado. Esto hace que las cosas suenan muy serias, suenan como ciencia y evoca el pensamiento de Einstein, pero la termodinámica tiene cero que ver con la biología humana. El cuerpo humano no es un sistema cerrado. La energía entra y sale todo el tiempo. Es un sistema abierto, por tanto, por lo que la termodinámica no se aplica de ninguna manera.

Ni la segunda, ni la tercer ley de la termodinámica se aplica a los seres humanos u otros seres vivos, entonces… ¿por qué deberíamos aplicar la primer ley? La respuesta es. que no la ley NO se aplica, y la gente sólo la utiliza en las discusiones para sentirse inteligente. También lo utilizan para hacer que parezca que su teoría de la obesidad tiene credibilidad científica.

Que yo sepa, no aplico el principio de incertidumbre de Heisenberg a mi cereal del desayuno? Así que ¿por qué debería aplicar la primera ley de la termodinámica a la obesidad?. Pero la mera mención de esta “Ley” aplicada a las calorías, le otorga brillo de respetabilidad que no se merecía.

Lo que están tratando de decirnos, es que si la masa grasa es estable, entonces las calorías consumidas deben equilibrarse con las calorías utilizadas por el cuerpo. Se presume que el cuerpo usa esas calorías en su mayoría con el ejercicio. Sin embargo, esto no es cierto ya que el cuerpo puede elegir la forma como va a gastar esa energía ingerida. Veamos un ejemplo.

Si consumimos 2.000 calorías de energía, esos 2000 calorías pueden tener diferentes destinos metabólicos. Son esas calorías gastadas en forma de calor (Gasto Energético Reposo), que se utiliza en la producción de nuevas proteínas / hueso / músculo magro, utilizado en el ejercicio de esfuerzo / física, o se deposita como grasa? No nos importa si la energía se quema en forma de calor, pero me importa si se deposita en forma de grasa.

Por otra parte, las “Calorías gastadas” no son tan estables como pensamos. Pueden subir hasta 3000 calorías / día en algunas personas o disminuir hasta 1200 calorías / día en otras. También puede cambiar dependiendo de lo que comemos. Así podemos inferir, que decir “Calorías gastadas”, no es un tema tan sencillo.

Acorde a esta visión de la obesidad. Podemos pensar que el almacenamiento de grasa sigue este camino:

Grasa Almacenada = Calorías entrantes – Calorías gastadas

Cuando se piensa en ello de esta manera, parece que el almacenamiento de grasas está determinada por las calorías. Si asumimos que “las calorías que salen” son fijas y nunca cambian, entonces significa que “Estamos acumulando grasa, ya que estamos comiendo demasiado”. Asumamos que las calorías gastadas son fijas (sabemos que esto es falso), pero vamos a simplificar por el momento.

Sin embargo, podríamos reordenar la ecuación de esta manera:

Repensando la acumulación de grasa

Calorías entrantes = Grasa almacenada + Calorías gastadas

Si suponemos una vez más que “Calorías gastadas” son fijas y no cambian nunca (falso), entonces la implicación aquí es que las “Calorías entrantes” dependen del almacenamiento de grasas. Por lo tanto la cantidad que comemos depende de si estamos o no en el modo de “almacenamiento de grasa”. Esto ahora nos obliga a hacer la pregunta correcta – ¿Que es lo que está causando que entremos en el modo de almacenamiento de grasa? En otras palabras “Estamos comiendo demasiado, porque estamos engordando”. Eso plantea otra pregunta “¿Por qué estamos engordando?” O “¿Cuál es la etiología de la obesidad?” – La pregunta central de este blog y la causa fundamental de la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas, el cáncer y la mayoría de las llamadas enfermedades de la civilización.

Ambas ecuaciones son igualmente verdaderas y no violan la “Primera Ley de la Termodinámica”, pero la implicación es totalmente diferente. ¿Cuál de estas interpretaciones es cierto? Apréndelo próximamente en la siguiente entrada del blog del Dr. Jason Fung, Parte 2: Una caloría es una caloría

Una mejor manera

La dieta cetogénica para principiantes

Más material por el Dr. Fung

El Dr. Fung tiene su propio blog en intensivedietarymanagement.com. También es activo en Twitter.

Su libro The Obesity Code (“El Código de la Obesidad”) está disponible en Amazon.

The Obesity Code

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores