Recetas keto y low-carb con calabacín

Ya sea que lo llames calabacín, zucchini o zapallo italiano, este popular vegetal es tan saludable (y bajo en carbohidratos) como versátil. No es de extrañar que algunas de nuestras recetas más populares incluyan calabacín.

No sólo es fácil de cultivar y barato de comprar, sino que el calabacín también tiene un sabor neutro que le permite ser utilizado como un sustituto de muchos de los alimentos con más alto contenido en carbohidratos como el arroz o las papas. ¡Incluso funciona para hacer pan! ¿Hay algo que el calabacín no pueda hacer?

Las recetas más recientes


Calabacines rellenos

Su forma alargada hace que el calabacín sea un perfecto sustituto de las patatas rellenas. Tendemos a llamar a estas recetas de calabacín horneado “barcas”.

Cuando cocines con calabacín, siéntete libre de ajustar los condimentos según tus preferencias. Para inspirarte, te hemos preparado unas barcas de calabacín rellenas de queso de cabra, otras al estilo Tex-Mex, unas rellenas de cangrejo, e incluso unas barcas de pollo al curry para que tu creatividad fluya y tus papilas gustativas se preparen para disfrutar.


Zoodles o espaguetis de calabacín

Los espaguetis de calabacín son otra forma interesante de usar esta verdura. También se les suele decir “zoodles”, por como se los llama en inglés. Pueden ser elaborados con un espiralizador o con un pelador de patatas.

Para maximizar tu experiencia con los zoodles, asegúrate de no cocinarlos demasiado. Cuando se cocinan demasiado, los zoodles pueden volverse blandos y pastosos. Lo mejor es saltearlos brevemente o incluso disfrutarlos crudos, simplemente aderezados con aceite de oliva, sal y pimienta.

Algunas de nuestras recetas de calabacín favoritas incluyen el pollo con espaguetis de calabacín al pesto, la deliciosa ensalada de atún y zoodles, y las brochetas de cerdo con tallarines de calabacín.


Pizzas y lasañas

Al ser tan versátil, el calabacín da mucho juego y es especialmente agradable en recetas de pizza y lasaña, y en toda receta de inspiración italiana.

Úsalo en una masa de pizza, o añádelo en una lasaña como sustituto low-carb de la pasta. ¡Estamos seguros de que se sorprenderá lo que rico que queda!


Papas y arroz

Si tienes calabacines y no sabes que cómo cocinarlos, no tienes que perderte nuestro “arroz” con pollo, nuestras “papas fritas” con mayonesa picante o nuestros nachos low-carb.

Si quieres usar el calabacín como sustituto de las papas fritas o en recetas que pueden ser afectadas por su exceso de humedad, asegúrate de quitar la humedad tanto como sea posible antes de añadirlo a una receta.

Espolvorearlo con con sal una vez cortado y dejarlo reposar sobre un papel absorbente o una rejilla puede ayudar a deshidratarlo un poco.


Panes

Puede que hayas disfrutado de un pan dulce de calabacín alguna vez, pero ¿ sabías que el calabacín también queda muy bien en panes salados?

Hemos usado el calabacín para crear un pan chapata así como un sabroso pan de calabacín con queso. ¿Te apetecen más bien tortillas? No te preocupes… también tenemos unas tortillas de calabacín increíbles que podrás combinar con tu plato mexicano favorito.


Menús semanales

Aquí te dejamos una selección de menús semanales que incluyen alguno de los platos de calabacín que te acabamos de presentar. ¡Es hora de disfrutar!

Low carb: inspiración italiana #1

En el menú de esta semana nos hemos inspirado en los sabores típicos de la comida italiana. Es un menú low carb de forma moderada que te mantiene por debajo de 30 g de carbos netos al día. Son 3 comidas sustanciosas al día que le encantarán a toda la familia.

Menú completo →

Low-carb: inspiración italiana #2

En este plan de comidas te proponemos versiones low-carb de tus platos italianos favoritos: lasaña, pizza, ñoquis y risotto, entre otros. Con menos de 21 gramos de carbohidratos diarios.

Menú completo →

Keto: comidas en familia

Una semana repleta de comidas que le gustarán a toda la familia. Albóndigas italianas, barcas de calabacín, lasaña, quesadillas ¡y mucho más! Menú cetogénico estricto con menos de 20 gramos de carbos al día.

Menú completo →