Pescado blanco parrillado con calabacín y pesto de col rizada

Pescado blanco parrillado con calabacín y pesto de col rizada

Regálate este sabroso pescado con calabacín crocante. ¿El toque especial? Un fresco y delicado pesto de col rizada que le da a este plato keto todo el sabor que necesita.

Pescado blanco parrillado con calabacín y pesto de col rizada

Regálate este sabroso pescado con calabacín crocante. ¿El toque especial? Un fresco y delicado pesto de col rizada que le da a este plato keto todo el sabor que necesita.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Pesto de col rizada
  • 3 oz. 85 g col rizada
  • 3 cda. 3 cda. jugo de limón o zumo de lima
  • 2 oz. 55 g nueces
  • 1 1 diente de ajodientes de ajo
  • ½ cdta. ½ cdta. sal
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta negra molida
  • ¾ taza 180 ml aceite de oliva
Pescado y calabacín
  • 1¼ lbs 550 g calabacíncalabacines
  • 1 cda. 1 cda. jugo de limón
  • ½ cdta. ½ cdta. sal
  • 2 cda. 2 cda. aceite de oliva
  • 1½ lbs 650 g pescado blanco (por ejemplo: abadejo, bacalao, besugo, lenguado, merluza, rape)
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta negra molida

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Empezar a preparar el pesto picando la col rizada en trozos grandes. Colocar la col rizada, las nueces, la lima y el ajo en una licuadora o en un procesador de alimentos, después hacer puré hasta que no haya grumos. Salpimentar. Añadir el aceite hacia el final y procesar un poco más. Reservar.
  2. Lavar los calabacines y cortarlos finamente con un cuchillo afilado, una rebanadora o una mandolina. Colocar las rodajas en un tazón. Salpimentar al gusto y aliñar con el jugo de limón y el aceite de oliva. Reservar.
  3. Echar sal en ambos lados del pescado y reservar durante unos minutos. Limpiar el exceso de líquido y aplicarle aceite.
  4. Parrillar o freír el pescado durante unos minutos por cada lado en una sartén con aceite de oliva a fuego medio-alto. Echarle pimienta y servir junto con el calabacín y el pesto.

Consejos

Este pesto es un acompañamiento maravilloso para muchos platos diferentes: p. ej. carnes rojas, pollo o verduras asadas, pero también se complementa con huevos, queso halloumi frito y ensaladas. El pesto restante se puede guardar en el refrigerador durante 3-4 días o en el congelar hasta un mes.

¿En busca de una alimentación saludable?

Nuestra membresía Diet Doctor plus te ayuda a conseguirla. Empieza con una prueba gratis para poder acceder a todos nuestros menús keto y bajos en carbos, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.

Equipamiento especial recomendado

  • Licuadora o procesador de alimentos
  • Rebanadora o mandolina

También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por