Quesadillas keto de harina de coco

Quesadillas keto de harina de coco

Las quesadillas son uno de los bocadillos por excelencia de la cocina mexicana. Exquisitas. Llenas de queso. Y ahora puedes prepararlas oficialmente cetogénicas. Son fáciles de hacer y muy sabrosas. Sírvelas tal cual o adornadas con crema agria, guacamole y salsa mexicana. Qué chido.

Quesadillas keto de harina de coco

Las quesadillas son uno de los bocadillos por excelencia de la cocina mexicana. Exquisitas. Llenas de queso. Y ahora puedes prepararlas oficialmente cetogénicas. Son fáciles de hacer y muy sabrosas. Sírvelas tal cual o adornadas con crema agria, guacamole y salsa mexicana. Qué chido.
EE.UU.Métrico
3 porciónporciones

Ingredientes

Tortillas bajas en carbos
Relleno
  • 5 oz. 140 g queso mexicano u otro queso duro de tu gusto
  • 1 oz. (½ taza) 28 g (120 ml) verduras de hoja verde
  • 1 cda. 1 cda. aceite de oliva, para freír
Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Las instrucciones son para 3 porciones. Modifícalas según sea necesario.

Tortillas

  1. Precalentar el horno a 200 °C (400 °F).
  2. Batir los huevos y las claras de huevo hasta que estén esponjosos (2-3 minutos con una batidora deberían ser suficientes). Añadir el queso crema y continuar batiendo hasta que la mezcla esté suave.
  3. Mezclar bien la sal, el polvo de cáscara de psilio y la harina de coco en un tazón pequeño. Añadir cucharada a cucharada la mezcla de harina a la masa mientras bates. Cuando esté mezclado, dejar reposar durante unos minutos. Tiene que ser espesa como la masa de panqueques. La marca del polvo de cáscara de psilio influye en este paso. Sé paciente... Si no se espesa lo suficiente, añadir más polvo la próxima vez.
  4. Colocar papel de horno en dos bandejas de horno. Echar tres círculos en cada hoja, para un total de seis tortillas. Usar una espátula para extender la mezcla en círculos finos de 0,6 cm de espesor. Cada tortilla debe ser de unos 12 cm.
  5. Hornear en la rejilla superior durante unos 5 minutos. Las tortillas se ponen algo marrones alrededor de los bordes cuando están hechas. No pierdas de vista el horno, ¡no dejes que estas sabrosas creaciones se quemen por debajo!

Quesadillas

  1. Colocar tres tortillas en una tabla de cortar grande. Echar la mitad del queso rallado en las tortillas.
  2. Añadir un puñado de hojas verdes, espolvorear el queso restante y cubrir con otra tortilla.
  3. Calentar una sartén pequeña y antiadherente. Añadir aceite (o mantequilla) si quieres. Freír cada quesadilla durante aproximadamente un minuto por cada lado. Sabrás que están listas cuando el queso se derrita.
  4. Cortar las quesadillas en trozos y servir.

Consejo

Nunca subestimes el poder del queso derretido. En otras palabras, ¡haz más si esperas una multitud! Y, de paso, haz también un poco de guacamole.