Huevos benedictinos keto con pan de taza

Huevos benedictinos keto con pan de taza

¡Manten la elegancia y la tradición con este perfecto brunch keto para una domingo perezoso! Pan crocante, jamón ahumado y cremoso huevo escalfado bajo una capa de crema holandesa casera. Es un trabajo duro comerse estos sabrosos huevos benedictinos, pero alguien tiene que hacerlo, ¿verdad?

Huevos benedictinos keto con pan de taza

¡Manten la elegancia y la tradición con este perfecto brunch keto para una domingo perezoso! Pan crocante, jamón ahumado y cremoso huevo escalfado bajo una capa de crema holandesa casera. Es un trabajo duro comerse estos sabrosos huevos benedictinos, pero alguien tiene que hacerlo, ¿verdad?
EE.UU.Métrico
2 porciónporciones

Ingredientes

Pan de taza
  • 1 cdta. 1 cdta. mantequilla
  • 1 cda. 1 cda. (8 g) almendra molida
  • 1 cda. 1 cda. (8 g) harina de coco
  • ¾ cdta. ¾ cdta. polvo para hornear
  • 1 pizca 1 pizca sal
  • 1 1 huevohuevos
  • 1 cda. 1 cda. crema para batir
Salsa holandesa
  • 3 oz. 75 g mantequilla
  • 2 2 yema de huevoyemas de huevo
  • 1 cda. 1 cda. agua
  • 1 cda. 1 cda. zumo de limón
  • sal y pimienta
  • 1 pizca 1 pizca pimienta cayena (opcional)
Huevos escalfados
  • 1 cda. 1 cda. vinagre blanco 5%
  • agua
  • 1 1 huevohuevos
Para servir
  • 1 cda. 1 cda. mantequilla, para freír
  • 1 oz. 30 g jamón
  • 1 cda. 1 cda. microvegetales (opcional)

Instrucciones

Las instrucciones son para 2 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Engrasar una taza grande o un plato de vidrio de fondo plano con mantequilla. Mezclar todos los ingredientes secos en la taza con un tenedor o cuchara. Echar un huevo y mezclar bien. Incorporar la crema. Mezclar hasta que quede suave y asegurarse de que no haya grumos.
  2. Poner en el microondas a máxima potencia (aproximadamente 700 vatios) durante 2 minutos. Comprobar si el pan está hecho en el medio; si no, hacer en el microondas durante otros 15-30 segundos.
  3. Dejar que se enfríe y retirar de la taza. Cortar por la mitad.

Salsa holandesa

  1. Derretir la mantequilla en una cacerola o en el microondas y dejarla enfriar durante unos minutos.
  2. Mezclar las yemas de huevo y el agua en una olla y ponerlas al baño maría.
  3. Cocinar a fuego lento mientras revuelves de forma constante hasta que la salsa se espese un poco.
  4. Retirar la olla del baño maría y echar lentamente la mantequilla en los huevos mientras bates constantemente. Asegúrate de evitar los sólidos lácteos y el líquido del fondo de la olla.
  5. Sazonar con limón, sal, pimienta y un poco de pimienta de cayena.

Huevos escalfados

  1. Añadir mucha agua con vinagre en una cacerola. Cocer a fuego lento, pero asegúrate de que el agua no hierva fuerte.
  2. Echar los huevos uno a uno. Primero echarlos en una taza e incorporar con cuidado al agua. Dejar hervir a fuego lento durante 3 minutos.
  3. Retirar los huevos con una espumadera y e introducirlos en agua fría. Poner los huevos en un plato y cortar cualquier borde irregular.

Servir

  1. Freír las mitades del pan de taza en mantequilla. Colocar una rebanada de pan en cada plato, cubrir cada mitad con jamón ahumado, huevo escalfado y salsa holandesa. Espolvorear con berros.