Gratinado de nabo bajo en carbos

Gratinado de nabo bajo en carbos

¿Extrañas el gratinado de papas? Bueno, amigos, es hora de (redoble de tambores, por favor)... ¡pasarse al nabo! No hay guarnición más fácil de preparar que esta. Un plato bajo en carbohidratos con un sabor maravilloso. ¡El complemento perfecto para la carne o el pescado! Mmmm…

Gratinado de nabo bajo en carbos

¿Extrañas el gratinado de papas? Bueno, amigos, es hora de (redoble de tambores, por favor)... ¡pasarse al nabo! No hay guarnición más fácil de preparar que esta. Un plato bajo en carbohidratos con un sabor maravilloso. ¡El complemento perfecto para la carne o el pescado! Mmmm…
EE.UU.Métrico
6 porciónporciones

Ingredientes

  • ½ (2 oz.) ½ (55 g) cebolla amarillacebollas amarillas
  • 1½ lbs 650 g nabonabos
  • 1 1 diente de ajodientes de ajo
  • ½ taza 120 ml cebollino fresco, finamente picados
  • 2 oz. 55 g mantequilla
  • 1¼ tazas 300 ml crema (o nata) para montar
  • 7 oz. (1¾ tazas) 200 g (425 ml) queso rallado
  • ½ cdta. ½ cdta. sal
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta negra molida
Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Las instrucciones son para 6 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Precalentar el horno a 200 °C (400 °F).
  2. Pelar la cebolla, el ajo y el nabo. Cortar todo muy fino, idealmente con una mandolina o procesador de alimentos.
  3. Picar finamente los cebollinos.
  4. Engrasar una asadera de 23 cm con mantequilla y alternar las rodajas de cebolla, ajo y nabo con cebollino y la mayor parte del queso, guardar un poco para ponerlo por encima. Salpimentar al gusto.
  5. Añadir la crema y el queso restante por encima. Hornear durante unos 30 minutos hasta que esté burbujeante y se dorado.

¡Consejos!

Este plato se puede hacer sin lácteos si sustituyes la crema con leche de coco y no usas queso.

Para obtener el mejor sabor, selecciona nabos que tengan una piel suave y sean del tamaño de una pelota de tenis.