Sopa gulash baja en carbohidratos

Sopa gulash baja en carbohidratos

Las noches frías encontraron algo de calor. Una vez que hayas experimentado las especias complejas y suaves y las ricas texturas en esta versión baja en carbohidratos del plato tradicional de pastor húngaro, siempre sabrás dónde calentar una tarde fría. Sustanciosa, reconfortante. Y muy sencilla.

Sopa gulash baja en carbohidratos

Las noches frías encontraron algo de calor. Una vez que hayas experimentado las especias complejas y suaves y las ricas texturas en esta versión baja en carbohidratos del plato tradicional de pastor húngaro, siempre sabrás dónde calentar una tarde fría. Sustanciosa, reconfortante. Y muy sencilla.
EE.UU.Métrico
6 porciónporciones

Ingredientes

  • 1 1 cebolla amarillacebollas amarillas
  • 2 2 diente de ajodientes de ajo
  • 8 oz. 225 g raíz de apio o colinabocolinabos
  • 1 1 pimiento rojopimientos rojos
  • 15 oz. 450 g carne de cordero molida o carne molida de res
  • 4¼ oz. 120 g mantequilla o aceite de oliva
  • 1 cda. 1 cda. pimentón español
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta cayena
  • 1 cda. 1 cda. orégano seco
  • ½ cda. ½ cda. semillas de alcaravea molidas
  • 1 cdta. 1 cdta. sal
  • ¼ cdta. ¼ cdta. pimienta negra molida
  • 15 oz. 400 g tomates picados en lata
  • 2½ - 3 tazas 600 - 700 ml agua
  • 1½ cdta. 1½ cdta. vinagre de vino tinto
Para servir
  • 1 taza 240 ml crema agria o mayonesa
  • perejil fresco, para decorar

Instrucciones

Las instrucciones son para 6 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Pelar y cortar las verduras finamente.
  2. Saltear la cebolla y el ajo, con una cantidad generosa de aceite o mantequilla, en una olla a fuego medio hasta que se ablanden.
  3. Añadir la carne molida y saltear, revolviendo de vez en cuando, hasta que esté bien cocina y dorada.
  4. Añadir el pimiento, la raíz de apio, el pimentón, la cayena, el orégano, la alcaravea, la sal y la pimienta. Remover durante aproximadamente 1 minuto. Echar los tomates y 2 tazas de agua.
  5. Aumentar el fuego y llevar la sopa a ebullición suave. Dejar hervir a fuego lento durante 10 minutos.
  6. Añadir el agua restante y el vinagre antes de servir.
  7. Servir con perejil finamente picado y una cucharada de crema agria o mayonesa.

¡Consejo!

El cordero realmente es la estrella de esta sopa, pero si no eres un fanático o no tienes a mano, prueba con cualquier carne molida que te guste. La carne de res es buena y sustanciosa, con un sabor más sutil que el cordero, mientras que el pollo molido o el pavo le dan un sabor más suave. Y recuerda, casi todas las sopas desarrollan aun más sabor después de un día o dos, así que adelántate y hazla con antelación. Puedes obtener un sabor aun más rico y complejo salteándolo en mitad de mantequilla y mitad de aceite de oliva.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por