Galletas de jengibre cetogénicas

Galletas de jengibre cetogénicas

El aroma de especias que se desprenderá de estas galletas al salir del horno, llenará tu cocina de un verdadero espíritu navideño. Son la versión keto de una receta tradicional sueca que se suele cocinar durante las fiestas de fin de año. Son sencillas de preparar e increíblemente adictivas.

Galletas de jengibre cetogénicas

El aroma de especias que se desprenderá de estas galletas al salir del horno, llenará tu cocina de un verdadero espíritu navideño. Son la versión keto de una receta tradicional sueca que se suele cocinar durante las fiestas de fin de año. Son sencillas de preparar e increíblemente adictivas.
EE.UU.Métrico
30 porciónporciones

Ingredientes

Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Las instrucciones son para 30 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. En una pequeña cacerola, mezclar el agua y las especias. Llevar a ebullición. Retirar del fuego y añadir la mantequilla. Revolver hasta que se derrita. La canela hará que la consistencia sea un poco viscosa.
  2. Mezclar todos los ingredientes secos en un cuenco separado. Añadir la mezcla de especias y la clara de huevo. Mezclar bien y dar forma de bola a la masa. Cubrirla con un film de plástico y refrigerarla durante la noche para que los sabores queden impregnados.
  3. Precalentar el horno a 150ºC (300ºF).
  4. Cortar la masa por la mitad y usar un rodillo para extenderla. Lo más fácil es colocar la masa entre dos trozos de papel pergamino. Cuando se aplane, la masa debe tener un grosor de 3 mm. Usando cortadores de galletas con formas navideñas, cortar las galletas. Usar una espátula para trasladarlas con cuidado a una bandeja de hornear forrada con papel pergamino.
  5. Hornear las galletas durante 7-9 minutos o hasta que estén ligeramente doradas. Bajar el termostato a 100°C (200°F) y continuar horneándolas durante unos 30 minutos o hasta que estén crujientes, dependiendo del tamaño y el grosor de las galletas.
  6. Dejar que las galletas se enfríen completamente sobre una rejilla antes de servirlas o decorarlas.

Consejos

Para una experiencia 100% sueca, sugerimos servir estas galletas con un poco de mantequilla y un poco de queso azul desmenuzado. Y aunque puede parecerte una combinación extraña, te aseguramos que es una delicia.