Salsa verde cetogénica

Esta salsa verde se puede añadir a prácticamente cualquier plato para aportar color, sabor y un toque picante. Puedes preparar un frasco de la salsa y añadirla a carne, pollo o pescado. Incluso puedes usarla con ensaladas, verduras salteadas y platos con huevos: ¿por qué no?
Esta salsa verde se puede añadir a prácticamente cualquier plato para aportar color, sabor y un toque picante. Puedes preparar un frasco de la salsa y añadirla a carne, pollo o pescado. Incluso puedes usarla con ensaladas, verduras salteadas y platos con huevos: ¿por qué no?
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • ½ taza 125 ml perejil fresco, finamente picado
  • 3 cucharadas 3 cucharadas albahaca fresca o cilantro fresco, finamente picado
  • 2 2 diente de ajo machacadodientes de ajo machacado
  • ½ ½ limón, el zumolimones, el zumo
  • 2 cucharadas 2 cucharadas alcaparras pequeñas
  • ¾ taza 175 ml aceite de oliva
  • 1 cucharadita 1 cucharadita sal marina
  • ½ cucharadita ½ cucharadita pimienta negra molida

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Poner todos los ingredientes en un recipiente hondo y mezclar con una batidora manual hasta qué la salsa adquiera la consistencia deseada.
  2. Guardar la salsa en el refrigerador durante 4-5 días, o usar la heladera.

Consejo

Nos encanta rociar esta salsa sobre una hamburguesa con tomate y aguacate (sin el pan, por supuesto).

La salsa verde añade el perfecto toque final a cualquier plato. Pruébalo con estas brochetas de pollo con “papas” fritas para darles un poco de variedad.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por