Pechuga de pollo rellena de queso con guacamole

Es la definición del lujo. Cada bocado está lleno de queso derretido y dulce pimentón además de una buena dosis de picante. El pollo nunca estuvo tan sabroso. Si por algún milagro sobra algo después de la cena, lo disfrutarás en tu lonchera el día siguiente.
Es la definición del lujo. Cada bocado está lleno de queso derretido y dulce pimentón además de una buena dosis de picante. El pollo nunca estuvo tan sabroso. Si por algún milagro sobra algo después de la cena, lo disfrutarás en tu lonchera el día siguiente.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Pollo relleno de queso
  • 4 4 pechuga de pollopechugas de pollo
  • 2 cucharadas 2 cucharadas aceite de oliva
  • 1 1 pimiento rojopimientos rojos
  • 1 1 diente de ajodientes de ajo
  • 2 cucharadas 2 cucharadas jalapeños en vinagre, finamente picados
  • ½ cucharadita ½ cucharadita comino molido
  • 3 oz. 90 g queso crema
  • 513 oz. 150 g queso rallado
  • sal y pimienta negra molida
  • 4 4 palillopalillos
Guacamole
  • 2 2 ripe aguacateripe aguacates
  • 2 2 diente de ajodientes de ajo
  • ½ ½ lima (el jugo)limas (el jugo)
  • 3 cucharadas 3 cucharadas aceite de oliva
  • ½ ½ cebolla blancacebollas blancas
  • 513 cucharadas 80 ml cilantro fresco
  • 1 1 tomate picadotomates picado
  • sal y pimienta negra molida
Para servir
  • 23 taza 160 ml crema agria
  • 8 oz. 225 g verduras de hojas verdes o lechuga

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Precalentar el horno a 175°C (350°F).
  2. Picar finamente los pimentones y el ajo. Saltearlos en aceite hasta que se vuelvan suaves. Ponerlos en un bol y dejarlos enfriarse por 5 minutos.
  3. Añadir jalapeños, especias y los dos tipos de queso al bol. Mezclar bien.
  4. Cortar las pechugas a lo largo, solo parcialmente en la parte más delgada, para que las puedas abrir como un libro.
  5. Añadir una buena porción de la mezcla de queso y cerrar las pechugas con un palito. Freírlas en aceite o mantequilla hasta que se doren. Meterlas en una asadera.
  6. Hornear por 20 minutos o hasta que las pechugas estén cocinadas completamente. No olvides sacar el palito antes de servirlas.
  7. Servir con verduras de hojas verdes, una cantidad generosa de guacamole y crema agria.

Guacamole

  1. Pelar los aguacates y hacer un puré con un tenedor. Rallar o picar finamente la cebolla, exprimir la lima y echar el jugo a la mezcla.
  2. Añadir tomate, aceite de oliva y cilantro finamente picado. Salpimentar a gusto y mezclar bien.

¡Consejo!

No botes el hueso del aguacate a la basura. Ponlo en el guacamole para que éste se mantenga verde.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por