Sopa baja en carbos de espinaca y alcachofa

Sopa baja en carbos de espinaca y alcachofa

¿Habías oído hablar antes de esta combinación de espinacas y alcachofas para una sopa? ¿No? Pues su sabor te sorprenderá. Y aun mejor, los ingredientes se pueden tener en el congelador o la despensa para preparar un almuerzo o una cena rápida sin tener que pasarte por el súper. El resultado es una rica y cremosa sopa.

Sopa baja en carbos de espinaca y alcachofa

¿Habías oído hablar antes de esta combinación de espinacas y alcachofas para una sopa? ¿No? Pues su sabor te sorprenderá. Y aun mejor, los ingredientes se pueden tener en el congelador o la despensa para preparar un almuerzo o una cena rápida sin tener que pasarte por el súper. El resultado es una rica y cremosa sopa.
EE.UU.Métrico
6 porciónporciones

Ingredientes

Ingredientes
  • 10 oz. 280 g espinacas congeladas
  • 2 cda. 2 cda. aceite de oliva
  • 4 oz. 110 g cebolla amarillacebollas amarillas
  • 2 2 diente de ajodientes de ajo
  • 14 oz. 400 g queso crema
  • 4 tazas 950 ml caldo de pollo
  • 14 oz. 400 g alcachofas en lata
  • sal y pimienta al gusto
Para decorar
  • 3½ oz. 100 g queso parmesano
  • ½ oz. (323 cda.) 14 g (55 ml) perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida

Instrucciones

Las instrucciones son para 6 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Sacar las espinacas del congelador y ponerlas en un colador en el fregadero para que se descongelen. Dejarlas escurrir hasta que puedas ponerte a cocinar.
  2. Calentar el aceite de oliva en una olla de fondo grueso a fuego medio-alto y añadir la cebolla y el ajo, rehogando hasta que queden translúcidos y aromáticos.
  3. Añadir el queso crema y reducir el fuego a medio, removiendo hasta que el queso se derrita.
  4. Exprimir el exceso de humedad de las espinacas y añadir a la olla.  Añadir una taza de caldo de pollo por vez, removiendo bien cada vez que añadas una. Por último, incorporar los corazones picados de alcachofa y revolver todo bien.
  5. Volver a poner el fuego fuerte hasta que empiece a hervir y reducirlo para que hierva lentamente durante 10 minutos. Probar y salpimentar en consecuencia.
  6. Decorar con copos de queso parmesano, una pizca de sal, pimienta negra y perejil picado.

Consejos

Si te olvidas de sacar las espinacas del congelador con antelación, puedes dejar correr agua caliente a través del colador para acelerar el proceso de descongelado.

Si quieres más proteína, puedes añadir pechuga de pollo que te haya sobrado de otros platos.

Si no consigues la consistencia deseada (después del paso 5), deja la sopa en el fuego para que se reduzca y espese un poco más. Otra opción es usar arruruz para espesar la sopa (mezclar 1-2 cucharaditas con una pequeña cantidad de agua fría antes de añadirlo en el paso 5).

¿En busca de una alimentación saludable?

Nuestra membresía Diet Doctor plus te ayuda a conseguirla. Empieza con una prueba gratis para poder acceder a todos nuestros menús keto y bajos en carbos, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por