Muslos de pollo keto con ajo y champiñones

Muslos de pollo keto con ajo y champiñones

Este pollo keto es cremoso, tiene champiñones, ajos, queso parmesano y hierbas, todo frito en mantequilla. Sírvelo con una ensalada verde normal o con la guarnición que prefieras.

Muslos de pollo keto con ajo y champiñones

Este pollo keto es cremoso, tiene champiñones, ajos, queso parmesano y hierbas, todo frito en mantequilla. Sírvelo con una ensalada verde normal o con la guarnición que prefieras.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

  • 4 cda. 4 cda. mantequilla
  • 3 3 diente de ajo picadosdientes de ajo picados
  • ½ lb 225 g champiñones cortadas en trozos grandes
  • 1½ lbs 650 g muslos de pollo deshuesados
  • 1 cdta. 1 cdta. cebolla molida
  • 1 cdta. 1 cdta. ajo en polvo
  • 1 cdta. 1 cdta. tomillo seco
  • ½ cdta. ½ cdta. romero seco
  • sal y pimienta
  • 2 cda. 2 cda. aceite de oliva
  • 1¼ tazas 300 ml crema para batir o crema fresca
  • 2 oz. 50 g queso parmesano rallado

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Calentar la mantequilla en una sartén a fuego medio. Añadir el ajo y freír hasta que esté dorado. Añadir los champiñones y freír hasta que estén tiernos. Salpimentar al gusto. Retirar los champiñones de la sartén y reservar.
  2. Mezclar todas las especias y aplicar la mezcla sobre los muslos de pollo. Freír en aceite oliva en la misma sartén durante 6-7 minutos por cada lado. Puede tomar un poco más de tiempo según el tamaño de los muslos. La temperatura interior debe ser de 72 °C (160 °F). Retirar el pollo de la sartén y mantener caliente.
  3. Añadir la crema y el queso parmesano a la misma sartén. Llevar a ebullición, después reducir la temperatura y hervir a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de forma constante hasta que la salsa se espese. Salpimentar al gusto.
  4. Volver a añadir los muslos de pollo a la sartén para calentarlos. Servir con verduras de hoja verde o la guarnición que prefieras.

¡Consejo!

En esta receta hemos usado filetes de muslo de pollo sin piel, que tienen algo más de grasa y son más sabrosos que la pechuga. También puedes por supuesto usar muslos con hueso, sin o con piel, pechuga de pollo, pavo, filetes de cerdo o chuletas de cerdo. Ajusta el tiempo de cocinado en consecuencia. Si usas muslos de pollo con piel, fríelos hasta que la piel esté crocante y estén hechos por dentro.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por