Tarta de queso low-carb sueca con mermelada de fresa

Tarta de queso low-carb sueca con mermelada de fresa

Esta versión repleta de proteínas de la tarta de queso sueca, “ostkaka”, es cremosa y tiene un delicioso toque crujiente gracias a las almendras picadas. Sírvela con la mermelada de fresa sin azúcar y tendrás un postre muy sano y rico.

Tarta de queso low-carb sueca con mermelada de fresa

Esta versión repleta de proteínas de la tarta de queso sueca, “ostkaka”, es cremosa y tiene un delicioso toque crujiente gracias a las almendras picadas. Sírvela con la mermelada de fresa sin azúcar y tendrás un postre muy sano y rico.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Tarta de queso sueca
  • 3 3 huevo grandehuevos grandes
  • 3 cda. 3 cda. eritritol
  • ¼ cdta. ¼ cdta. extracto de almendra amarga (opcional)
  • 8 oz. (1 taza) 230 g (260 ml) requesón
  • 5 oz. 140 g queso crema
  • ¼ taza 60 ml almendras, picadas
Mantequilla de fresa sin azúcar
  • 4 oz. 110 g fresas congeladas, descongeladas
  • 1 cda. 1 cda. eritritol
Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Tarta de queso sueca

  1. Precalentar el horno a 175 °C (350 °F).
  2. En un tazón grande, batir los huevos, el eritritol y el extracto de almendras amargas (si lo usas).
  3. Incorporar el requesón, el queso crema y 2/3 de las almendras picadas al tazón y batir hasta que todo esté bien mezclado.
  4. Verter a una fuente grande de horno de alrededor de 20 × 20 cm (8 × 8") o a ramequines individuales. Espolvorear el resto de las almendras por encima. Hornear durante 20-30 minutos o hasta que los bordes estén ligeramente dorados y hechos, y el centro esté bamboleante. Reservar para enfriarlo durante unos 15 minutos o hasta que esté templado.
  5. Mermelada de fresa sin azúcar

  6. Colocar las fresas y el edulcorante en un tazón pequeño. Con un tenedor, mezclar hasta conseguir la consistencia deseada.
  7. Servir la tarta de queso caliente o frío junto con la mermelada sin azúcar.

Unos consejos

En Suecia se suele servir la “ostkaka” con crema montada. En el sur de Suecia también es común añadirle un poco de azafrán a la masa; así adquiere un bonito tono dorado y un riquísimo aroma.

La tarta de queso también sabe fantástica con cualquier tipo de baya fresca.

Las almendras amargas le dan el característico sabor de la versión clásica de la “ostkaka” sueca, pero puede ser difícil encontrarlas en algunas partes del mundo.

El extracto de almendras normal también funciona como sustituto. Además, puedes usar extracto de vainilla si no te gusta el sabor de las almendras.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por