Alcachofas con mantequilla batida de limón

Alcachofas con mantequilla batida de limón

Las alcachofas frescas son la verdura perfecta de la primavera y a nosotros nos encanta cocinarlas de todas las formas. Las hojas, los corazones...¡nos gusta todo de ellas! Créenos cuando te decimos que esta receta, con el toque cítrico y la mantequilla, es la mejor que hemos probado. ¿La pruebas y nos das la razón?

Alcachofas con mantequilla batida de limón

Las alcachofas frescas son la verdura perfecta de la primavera y a nosotros nos encanta cocinarlas de todas las formas. Las hojas, los corazones...¡nos gusta todo de ellas! Créenos cuando te decimos que esta receta, con el toque cítrico y la mantequilla, es la mejor que hemos probado. ¿La pruebas y nos das la razón?
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Mantequilla batida de limón
  • 7 oz. 200 g mantequilla
  • ½ ½ limón, el jugo y la ralladuralimones, el jugo y la ralladura
  • sal marina y pimienta
  • 2 2 alcachofa frescaalcachofas frescas
  • ½ ½ limónlimones
  • 1 cda. 1 cda. sal
Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Cortar la parte espinosa de las hojas de alcachofas y retirar el tallo. Si la alcachofa es grande, puedes cortarla por la mitad con un cuchillo afilado para cocinarla más rápidamente.
  2. Hervirlas en agua salada con la mitad de un limón hasta que estén suaves al introducir un tenedor, toma unos 30-40 minutos.
  3. Mientras las alcachofas se están cocinando, derretir ¼ de la mantequilla en una cacerola o en el microondas, y cortar el resto de daditos. Verter la mantequilla derretida a un tazón mientras sigue caliente y añadir unos cuantos dados de mantequilla de una vez mientras bates con una batidora de mano.
  4. Batir hasta que la mantequilla esté esponjosa.
  5. Mezclar la ralladura de limón y el jugo y batir un poco más.
  6. Salpimentar al gusto. Añadir más limón si lo deseas.
  7. Servir las alcachofas calientes. Empezar por el exterior, retirar las hojas y mojar en la mantequilla de limón. Comer la parte suave de abajo y desechar el resto.
  8. Cuando ya no queden hojas, cortar los pistilos. Lo que queda ahora es el corazón y está considerado una auténtica exquisitez.

Consejos

¡Prueba cosas nuevas! Puedes mezclar algunos filetes bien picados de anchoas o una tapenade de aceitunas en la mantequilla de limón para darle un sabroso toque salado que va a la perfección con las alcachofas recién cocidas y otras verduras de primavera.


También puede gustarte


Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por