Salmón curado con remolacha y aceite de eneldo

Salmón curado con remolacha y aceite de eneldo

Esta espectacular receta escandinava combina el delicado sabor del salmón con el aroma más dulce y terroso de las remolachas. Impresiona a tus invitados con este impresionante plato keto, perfecto para un animado bufé de verano o una colorida cena de Navidad.

Salmón curado con remolacha y aceite de eneldo

Esta espectacular receta escandinava combina el delicado sabor del salmón con el aroma más dulce y terroso de las remolachas. Impresiona a tus invitados con este impresionante plato keto, perfecto para un animado bufé de verano o una colorida cena de Navidad.
EE.UU.Métrico
4 porciónporciones

Ingredientes

Para el salmón
  • 1 1 remolacharemolachas
  • 2 cda. 2 cda. sal
  • 5 5 granos de pimienta blanca
  • 1 1 lima, ralladuralimas, ralladura
  • 1 lb 450 g filetes de salmón o trucha
Para el aceite de eneldo
  • ½ taza (16 oz.) 120 ml (4,5 g) eneldo fresco picado
  • 1 cda. 1 cda. espinacas congeladas
  • ½ taza 120 ml aceite de oliva ligero o aceite de aguacate
  • sal y pimienta
Para servir
  • 2 oz. 55 g rábano japonés finamente cortados o ralladosrábanos japoneses finamente cortados o rallados
  • ½ lb 220 g lechuga
Receta añadida a la lista de compras.

Instrucciones

Las instrucciones son para 4 porciones. Modifícalas según sea necesario.

  1. Lavar bien la remolacha. Pelarla y rallarla, y después, ponerla en un bol. Añadir pimienta blanca molida, sal y ralladura de limón.
  2. Descongelar parcialmente el salmón justo antes de comenzar el proceso de curación. En una fuente o un plato, colocar el salmón con la piel hacia abajo y recubrir el otro lado uniformemente con la mezcla de remolacha. Usar guantes o bolsas de plástico en las manos para evitar mancharlas.
  3. Poner el salmón en una bolsa de plástico o directamente en un plato de vidrio y cubrirlo con film transparente. Dejar reposar en el refrigerador durante 1 o 2 días. Darle la vuelta a mitad de proceso.
  4. Mezclar el eneldo y las espinacas con una batidora de mano. Añadir el aceite. Salpimentar al gusto.
  5. Desenvolver el salmón y con la ayuda de un cepillo, retirar la costra de la remolacha, que no debe de comerse.
  6. Cortar el pescado en rodajas muy finas. Servir con aceite de eneldo, daikon finamente picado, verduras de hoja verde y tal vez una rebanada de pan sin gluten.

Consejos

Puedes congelarlo hasta 3 meses.


También puede gustarte


2 comentarios

  1. Lourdes
    La remolacha que tiene que ser cruda,o las que venden cocida
    Respuesta: #2
  2. ¡Hola, Lourdes!
    Es cruda.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por