9 posibles beneficios para la salud de la cúrcuma y la curcumina

A la cúrcuma, la especia de color amarillo brillante que se usa en muchos platos de Asia y Oriente Medio, se le atribuyen algunos beneficios impresionantes para la salud, tales como la pérdida de peso y el alivio del dolor causado por la artritis. Aunque hay pruebas científicas sólidas que respaldan algunos de estos efectos, otros requieren más investigación.

Sigue leyendo para conocer los posibles beneficios para la salud de la cúrcuma, si deberías considerar tomarla y cómo hacerlo de forma segura y eficaz.

curcuma-1

 

¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales personalizados, recetas, el programa Adelgaza de por vida, vídeos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

¡Da el primer paso hacia una vida más saludable ahora!

Empieza tu prueba gratuita

 

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma proviene de la planta conocida como Curcuma longa, que es nativa de la India y del Sudeste Asiático. Aunque pertenece a la familia del jengibre, a veces se la conoce como el azafrán indio.

La raíz de la cúrcuma molida es una especia en polvo que añade un color dorado vibrante, un sabor picante y un aroma terroso al curry y a otros platos exóticos.

La cúrcuma contiene fitoquímicos («químicos vegetales») llamados curcuminoides, que le dan a esta especia su color brillante. El principal, la curcumina, se considera el «ingrediente activo» de la cúrcuma y se la ha relacionado con beneficios para la salud.

Pero la cúrcuma, como especia, sólo proporciona una pequeña cantidad de curcumina. El polvo puro de cúrcuma contiene alrededor del 3 % de curcumina, en promedio, y las mezclas de curry contienen incluso menos.1

Se estima que las personas en la India obtienen entre 2.000 a 2.500 mg de cúrcuma y entre 60 y 100 mg de curcumina al día, aproximadamente, de su dieta.2

En los últimos años se desarrollaron fórmulas especiales llamadas extractos de cúrcuma. A menudo, estos extractos muy concentrados contienen hasta un 95 % de curcumina. Por ejemplo, una cápsula de 500 mg de extracto de cúrcuma puede proporcionar 475 mg de curcumina. También puedes tomar suplementos de curcumina aislada.

La mayoría de los investigadores utilizan extractos de cúrcuma o curcumina aislada para probar sus efectos sobre la salud. En esta guía, los beneficios de la cúrcuma y la curcumina se tratan indistintamente.

Esta es nuestra revisión de nueve posibles usos de la cúrcuma. Haz clic en el tema en el que estás interesado para ir directamente a él, o léelos todos para una revisión más completa.


 

1. ¿Puede la cúrcuma ayudarte a perder peso?

Beautiful obese women want to lose weight by dieting and exercising regularly.

Tomar cúrcuma o curcumina puede estimular un poco la pérdida de peso. Sin embargo, estamos lejos de tener la certeza de que es así.

En una revisión de 11 estudios clínicos, los investigadores concluyeron que tomar curcumina llevó a una pérdida promedio de 1,14 kilos (2,5 libras) en personas con sobrepeso o con alto riesgo de diabetes tipo 2.3

Hasta ahora, sólo en un estudio se ha mostrado una rápida pérdida de peso con suplementos de curcumina: un estudio de 2015 con 44 personas con síndrome metabólico que ya estaban en una dieta para bajar de peso.

En este estudio, los participantes perdieron un promedio de 1,6 kilos (3,5 libras) con una dieta baja en calorías durante 30 días. Después de añadir 800 mg de curcumina al mismo régimen alimenticio durante los siguientes 30 días, perdieron un promedio de 4,1 kilos más (9 libras) y 4,1 cm (1,6 pulgadas) de su cintura.4

En la mayoría de los estudios, los investigadores indicaron a los participantes que no cambiaran su dieta habitual o su actividad física mientras tomaban cúrcuma o curcumina. Los resultados sobre la pérdida de peso de esos estudios son mixtos.

En un estudio, 240 personas con riesgo de diabetes tipo 2 tomaron 1.500 mg de curcumina o un placebo al día. Después de nueve meses, los participantes en el grupo de la curcumina perdieron un promedio de 3,9 kilos (8,5 libras) y 3,6 cm (1,4 pulgadas) de cintura. Los que estuvieron en el grupo de placebo aumentaron ligeramente de peso y de medida de cintura.5

En otros estudios en los que se les pidió a los participantes que no hicieran cambios en su dieta habitual o en sus hábitos de ejercicio, estos mostraron pérdida de peso, aunque en menor grado.6

En algunos estudios, las personas que tomaron cúrcuma o curcumina no perdieron peso, aunque sí lograron cambios beneficiosos en ciertos indicadores de la salud del corazón, tales como triglicéridos más bajos.7

Es posible que tomar curcumina te ayude a perder una pequeña cantidad de peso y a reducir ligeramente la medida de tu cintura. Sin embargo, esto no parece ocurrirle a todo el mundo, y no está claro qué es lo que hace más probable que tomarla sea efectivo.

Afortunadamente, muchas personas pueden perder peso sin medicamentos ni suplementos. La clave está en hacer cambios en el estilo de vida que conducen a una pérdida de peso satisfactoria. Por ejemplo, hay mucha evidencia de que seguir una dieta baja en carbohidratos y darle prioridad a alimentos altos en proteína puede ayudar a perder peso.8

Las dosis típicas utilizadas en los estudios que evaluaron la pérdida de peso: 500 a 2.000 mg de curcumina al día.

Resumen

Tomar curcumina o cúrcuma puede ayudarnos potencialmente a perder una pequeña cantidad de peso. Sin embargo, los resultados de los estudios han sido mixtos.

 

2. ¿La cúrcuma reduce la inflamación?

220595

Una inflamación ocurre cuando el cuerpo detecta un irritante, como un virus, una astilla o una herida abierta, y se defiende reforzando su sistema inmunológico. Suele ser una respuesta esencial de corta duración que ayuda al cuerpo a luchar contra las enfermedades y a curarse de las lesiones.

Sin embargo, en algunos casos, la inflamación puede volverse crónica debido al estrés, a una enfermedad o a factores del estilo de vida. Se ha relacionado a la inflamación sostenida de bajo nivel con enfermedades del corazón, la diabetes, el cáncer y otras enfermedades.9 Mantener la inflamación bajo control puede producir un envejecimiento más saludable.10

La investigación de décadas en animales y humanos sugiere que la curcumina puede ayudar a reducir la inflamación.11 Hace muy poco, estudios clínicos de alta calidad han demostrado los efectos antiinflamatorios de la curcumina.

En varios estudios realizados en personas con enfermedad crónica se ha demostrado que la curcumina disminuye los indicadores de inflamación en la sangre, entre ellos, la proteína C reactiva (PCR), la interleucina-6 (IL-6) y el factor de necrosis tumoral-α (FNT).12

En el 2015, varios investigadores señalaron que las personas con síndrome metabólico que tomaron 1.000 mg de curcumina durante ocho semanas, bajaron sus niveles de PCR en un promedio de 2,12 mg/dL. Por el contrario, los que tomaron un placebo no mostraron ningún cambio en la PCR.13

Sin embargo, en una revisión se encontró que, en algunos estudios, tomar cúrcuma o curcumina no redujo drásticamente la PCR ni otros indicadores inflamatorios en las personas que tenían artritis reumatoide, enfermedad renal avanzada y enfermedad cardíaca.14

Dosis típicas usadas en los estudios que evaluaron cambios en los indicadores inflamatorios: 250 a 1.500 mg de curcumina al día.

Resumen

Las investigaciones realizadas hasta la fecha sugieren que tomar curcumina puede ayudar a reducir los marcadores inflamatorios de las personas con enfermedades metabólicas y otras enfermedades crónicas en muchos casos, pero no en todos.

 

3. ¿Puede la cúrcuma mejorar la salud del corazón?

La investigación sobre el papel de la curcumina en la salud del corazón es principalmente positiva, aunque también un poco mixta.

Función arterial

Las arterias sanas garantizan un flujo sanguíneo constante que lleva nutrientes esenciales, hormonas y otras sustancias a los músculos, al cerebro y a otros órganos. El daño a la capa interna de las arterias, debido a un nivel alto de azúcar en sangre o debido a otras causas, juega un papel importante en las enfermedades cardíacas.15

Según investigaciones de alta calidad, la curcumina ayuda a proteger esta capa interna, lo que permite que las arterias permanezcan abiertas mientras la sangre pasa a través de ellas.16

En un estudio de 12 semanas, la función arterial mejoró por igual entre las mujeres posmenopáusicas que tomaron 150 mg de curcumina diariamente o las que realizaron ejercicio aeróbico al menos tres veces por semana.17

En un estudio de ocho semanas con personas con diabetes tipo 2, la toma de 300 mg de curcumina al día produjo mejoras similares en la función arterial y en los indicadores inflamatorios en comparación con la toma de un medicamento con estatinas.18

Aunque la curcumina puede mejorar la salud arterial, no parece ayudar mucho a bajar la presión arterial. En dos revisiones de 2019 de estudios clínicos se encontró que la curcumina tenía poco o ningún efecto sobre la presión arterial en general.19

Afortunadamente, puedes bajar tu presión arterial haciendo cambios en tu estilo de vida.

Lípidos

En muchos estudios se demuestra que la curcumina puede ayudar a reducir los triglicéridos en personas con síndrome metabólico, diabetes tipo 2 o enfermedades cardíacas.20

La curcumina también puede reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en algunas personas. En el 2017, los investigadores que analizaron siete estudios concluyeron que la curcumina puede ser de ayuda para personas con mayor riesgo de enfermedades cardíacas que tienen colesterol LDL elevado.21

Una revisión más reciente encontró que la curcumina redujo significativamente el colesterol LDL y los triglicéridos en personas con diabetes tipo 2 o síndrome metabólico. Sin embargo, los resultados variaron mucho entre los estudios. Los mejores resultados se observaron en los estudios en los que las personas tomaron al menos 300 mg de curcumina al día durante ocho semanas o más.22

Sin embargo, es posible que la curcumina no mejore todos los indicadores de salud cardíaca.

Por ejemplo, en un estudio de ocho semanas con personas con síndrome metabólico, todos los participantes recibieron consejos generales de salud. Los que tomaron 1.000 mg de curcumina al día bajaron sus niveles de colesterol LDL. Sin embargo, los cambios en los niveles del LDL pequeño y denso (el tipo que tiene el vínculo más fuerte con las enfermedades cardíacas) fueron similares entre los que tomaron curcumina y los que tomaron un placebo.23

Lee nuestra guía completa para conocer otras formas de bajar el colesterol.

Dosis típicas usadas en estudios que evaluaron cambios en la salud cardíaca: 80 a 2.000 mg de curcumina al día.

Resumen

En varios estudios se ha demostrado que tomar curcumina mejora la salud arterial y reduce los triglicéridos y el colesterol LDL. Sin embargo, la curcumina parece tener poco o ningún efecto sobre la presión arterial y las partículas LDL pequeñas y densas.

 

4. La cúrcuma puede mejorar los síntomas de la artritis

La artritis implica inflamación crónica de las articulaciones que puede ir acompañada de dolor y dificultad para moverse.

El tipo más común, la osteoartritis, a veces se denomina artritis por desgaste que ocurre con la edad. A menudo, por la artritis se ven afectadas las rodillas, las caderas y el cuello, aunque puede ocurrir en cualquier articulación.

Según revisiones de estudios clínicos, tomar extracto de cúrcuma o curcumina parece ser tan eficaz para aliviar el dolor de la artritis como lo son los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), tales como la aspirina o el ibuprofeno.24

En un estudio se mostraron los beneficios adicionales de tomar curcumina para controlar los síntomas de la artritis, en comparación con la toma de medicamentos.

En este estudio, 139 personas con osteoartritis de rodilla tomaron 1.500 mg de curcumina o un AINE durante 28 días. Al final del estudio, encontraron un alivio del dolor similar entre ambos grupos, pero el grupo de la curcumina tuvo menos efectos secundarios digestivos en comparación con el grupo de los AINE. ¿Una ventaja extra? Perdieron un promedio de 1 kilo (2,2 libras).25

Aunque la suplementación con curcumina no se ha estudiado mucho en pacientes que tienen la enfermedad autoinmune conocida como artritis reumatoide, la investigación temprana sugiere que podría ser beneficiosa para esta enfermedad.

En un estudio de 2017, las personas con artritis reumatoide que tomaron 250 o 500 mg de curcumina al día durante tres meses tuvieron una mejora significativa de sus síntomas y una disminución de los marcadores de inflamación, en comparación con los que tomaron un placebo.26 Un estudio anterior también demostró que tomar 500 mg de curcumina al día ayudó a mejorar los síntomas de la artritis reumatoide.27

Dosis típicas usadas en estudios que evaluaron cambios en los síntomas de la artritis: 250 a 2.000 mg de curcumina al día.

Resumen

En los estudios clínicos, se ha encontrado que la curcumina es tan eficaz para aliviar el dolor de la osteoartritis como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). La investigación temprana sugiere que también puede mejorar algunos síntomas de la artritis reumatoide.

 

5. ¿Es la cúrcuma beneficiosa para la enfermedad del hígado graso?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (HGNA) ocurre cuando el cuerpo almacena demasiada grasa en el hígado. Generalmente, las personas con HGNA suelen tener elevadas las enzimas hepáticas, los niveles de insulina y los indicadores inflamatorios.

En un tercio de las personas que padecen esta enfermedad, esta evoluciona a un daño hepático grave. Las personas con hígado graso también tienen una probabilidad mucho mayor de presentar diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.28 ¿Es posible que tomar cúrcuma o curcumina ayude?

Una investigación sólida demuestra que tomar cúrcuma o curcumina reduce los niveles de enzimas hepáticas en personas con HGNA.29

En una revisión de 2020 de nueve estudios clínicos se encontró que la curcumina no sólo disminuyó los niveles de enzimas hepáticas, sino que también redujo el azúcar en sangre en ayunas, la resistencia a la insulina y la medida de la cintura en pacientes con HGNA.30

En una revisión más pequeña de cuatro estudios de 2020, las personas con HGNA que tomaron curcumina durante un periodo de entre ocho y doce semanas redujeron la medida de su cintura en un promedio de 2,12 cm (0,8 pulgadas).31 Sin embargo, en algunos ensayos, la medida de la cintura disminuyó significativamente, mientras que otros no informaron de ningún cambio.

En uno de los pocos estudios con curcumina que midieron los cambios en la grasa hepática en personas con HGNA, los participantes que tomaron 70 mg de curcumina al día durante ocho semanas experimentaron una reducción del 79 % de la grasa hepática, mientras que los que tomaron un placebo tuvieron una reducción del 27,5 % de la grasa hepática.32

En cambio, un estudio más reciente encontró que tomar 1.500 mg de curcumina al día combinado con cambios en el estilo de vida no redujo la grasa del hígado ni otros indicadores de la salud del hígado en mayor medida que cambiar exclusivamente el estilo de vida.33

Al igual que gran parte de la investigación sobre la curcumina, los resultados en pacientes con HGNA son, en su mayoría, alentadores, pero no son del todo constantes entre los estudios.

Sin embargo, hacer cambios en el estilo de vida puede ser muy útil para la enfermedad hepática. ¿Qué tipo de cambios en el estilo de vida? Como ejemplo, se ha demostrado que seguir una dieta keto o baja en carbohidratos mejora, y en algunos casos incluso revierte, la esteatosis hepática no alcohólica.

Dosis típicas usadas en estudios que evaluaron cambios en los síntomas de la HGNA: 250 a 3.000 mg de curcumina al día.

Resumen

Investigaciones fehacientes sugieren que tomar curcumina podría llegar a reducir las enzimas hepáticas y los indicadores de resistencia a la insulina en personas con esteatosis hepática no alcohólica. Sin embargo, no está claro si proporciona más beneficios cuando se añaden cambios en el estilo de vida.

 

6. ¿La cúrcuma reduce los niveles de azúcar en sangre e insulina?

Si tienes diabetes, mantener bajo control los niveles de azúcar e insulina en sangre puede reducir el riesgo de complicaciones como enfermedades del corazón, enfermedades renales y pérdida de visión.34

Algunos estudios sugieren que tomar cúrcuma o curcumina reduce la hemoglobina A1c (HbA1c) — una medida a largo plazo del control del azúcar en sangre — y los niveles de azúcar en sangre en ayunas en personas con diabetes tipo 2.

En una revisión de 11 estudios clínicos, el consumo de curcumina disminuyó los niveles de azúcar en sangre en ayunas en 8,8 mg/dl (0,5 mmol/l) y su HbA1c en 0,5 %, en promedio.35Sin embargo, los resultados variaron entre los distintos estudios.

Varios estudios que probaron la suplementación con curcumina o cúrcuma en personas con diabetes tipo 2 no encontraron beneficios en los niveles de azúcar en sangre, a pesar de que los triglicéridos y algunos otros indicadores de salud mejoraron.36

Dado que la curcumina posiblemente puede reducir el azúcar en sangre, es importante que hables con tu médico sobre su consumo si estás tomando insulina o medicamentos estimulantes de la insulina (sulfonilureas). Combinar la curcumina con estos medicamentos podría provocar que tu nivel de azúcar en sangre baje demasiado.37

Las investigaciones iniciales sugieren que tomar entre 300 y 1.500 mg de curcumina al día reduce los niveles de insulina y mejora la resistencia a la insulina en personas con diabetes tipo 2 y en mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP).38 Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos efectos.

¿Qué más puedes hacer para bajar tus niveles de azúcar e insulina en sangre? La ciencia confirma que seguir una dieta keto o una dieta baja en carbohidratos reduce los niveles de azúcar en sangre y de insulina de forma confiable en las personas con diabetes tipo 2.39

Dosis típicas en estudios que evaluaron el azúcar en sangre y cambios en la insulina: 250 a 4.000 mg de curcumina al día.

Resumen

Tomar curcumina puede ayudar potencialmente a reducir los niveles de azúcar e insulina en sangre en algunas personas. Sin embargo, los resultados de los estudios han sido dispares.

 

7. ¿Puede la cúrcuma reducir el dolor muscular relacionado con el deporte?

La reputación de la cúrcuma como reductor de la inflamación ha llevado a que se la utilice para prevenir el dolor muscular después del ejercicio físico. Las revisiones recientes de estudios clínicos sugieren que, de hecho, sí puede ayudar a reducir el dolor muscular que viene después de la actividad física.40

Curiosamente, los investigadores japoneses que realizaron pequeños estudios en hombres jóvenes sanos informaron dev que tomar curcumina antes y después del ejercicio puede proporcionar distintos efectos beneficiosos.

En estos estudios de 2019, las personas que tomaron 180 mg de curcumina cada día durante varios días antes de hacer ejercicio, redujeron los indicadores inflamatorios en la sangre. En cambio, tomar la misma dosis de curcumina a diario durante varios días después del ejercicio produjo menos dolor muscular y a una mayor amplitud de movimiento, en comparación con la toma de un placebo41

Sin embargo, en algunos estudios, la curcumina tuvo poco efecto sobre el dolor muscular relacionado con el ejercicio, incluso con dosis altas.

En un estudio de 2017, los atletas que tomaron 6.000 mg de curcumina durante dos días antes y dos días después de hacer ejercicio vigoroso, experimentaron un daño muscular ligeramente menor, pero no sintieron menos dolor muscular en comparación con los atletas que tomaron un placebo.42

Dosis típicas utilizadas en los estudios que evaluaron cambios en los síntomas relacionados con el deporte: 180 a 6.000 mg de curcumina al día.

Resumen

La investigación sugiere que tomar curcumina varios días antes del ejercicio puede ayudar a reducir la inflamación, mientras que tomarla por varios días después del ejercicio puede ayudar a reducir el dolor muscular. Sin embargo, esto no se ha confirmado en todos los estudios.

 

8. La cúrcuma puede mejorar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad intestinal inflamatoria (EII) es una enfermedad del tracto digestivo que lleva a un dolor abdominal bajo intenso, diarrea, heces sanguinolentas y otros síntomas que pueden afectar drásticamente la calidad de vida.

Las dos formas de EII son la colitis ulcerosa, que afecta el intestino grueso, y la enfermedad de Crohn, que puede afectar cualquier porción del tracto digestivo. Sin embargo, es más común que afecte al intestino delgado.

Las personas tratan la EII con medicamentos, dieta, manejo del estrés y, en algunos casos, con cirugía. El objetivo de la terapia es la remisión clínica, lo que significa que todos los síntomas se han resuelto o han mejorado drásticamente.

Las investigaciones sugieren que la cúrcuma o la curcumina puede ayudar a aliviar los síntomas de la EII y aumentar las probabilidades de remisión cuando se combina con el tratamiento convencional.

Los investigadores que hicieron revisiones recientes de estudios clínicos en pacientes con colitis ulcerosa encontraron que quienes tomaron curcumina con mesalamina — un medicamento antiinflamatorio específico para la colitis ulcerosa — tuvieron entre tres y casi siete veces más probabilidades de lograr la remisión en comparación con los que tomaron mesalamina con un placebo.43

En un estudio con 50 personas cuyos síntomas de colitis ulcerosa no habían mejorado con mesalamina, el 54 % de los que agregaron 3.000 mg de curcumina a su régimen de mesalamina experimentaron una remisión clínica, lo que no ocurrió en ningún participante que tomó un placebo.44

Una revisión reciente de los estudios clínicos encontró que, si bien la curcumina parece ser una terapia segura y eficaz para las personas con colitis ulcerosa, todavía no hay suficiente evidencia de alta calidad para apoyar su uso en personas con enfermedad de Crohn.45

Aunque los resultados de la suplementación con curcumina son alentadores para los pacientes con EII, la mejoría no ha sido consistente en todos los estudios. Una revisión de 2020 de estudios clínicos concluyó que los resultados mixtos pueden estar relacionados con las diferentes dosis, formulaciones y duraciones del tratamiento.46

Dosis típicas utilizadas en los estudios que evaluaron cambios en los síntomas de la EII: 250 a 3.000 mg de curcumina al día.

Resumen

En varios estudios se ha demostrado que la curcumina mejora significativamente los síntomas de la enfermedad intestinal inflamatoria (EII). Aunque la administración de curcumina parece ser inocua para las personas con EII, se necesitan más investigaciones para determinar las dosis, formulación y duración efectivas óptimas del tratamiento.

 

9. ¿Es la cúrcuma beneficiosa para el acné y otras condiciones de la piel?

En la medicina tradicional india, como el Ayurveda, la cúrcuma se ha aplicado en la piel para vendar heridas y para tratar picaduras, acné, y otras enfermedades durante siglos.47

La evidencia temprana de estudios clínicos sugiere que tomar cúrcuma o curcumina de forma oral puede ser beneficioso para ciertas enfermedades de la piel, entre ellas, la psoriasis y el liquen plano, una enfermedad inflamatoria autoinmune de la piel.48

En un estudio de 12 semanas con 63 personas con psoriasis, los participantes que agregaron 2.000 mg de curcumina al día al tratamiento estándar, experimentaron una reducción drástica en el enrojecimiento, el grosor y la descamación de la piel, junto con una disminución de los indicadores inflamatorios.49

Un equipo de investigación probó la curcumina en 20 personas con liquen plano oral, una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las membranas mucosas dentro de la boca. Encontraron que tomar 6.000 mg de curcumina al día durante dos semanas produjo una mejora significativa de los síntomas, en comparación con tomar un placebo.50

Aunque algunas de las investigaciones sobre la curcumina para tratar ciertas enfermedades de la piel son prometedoras, no se han hecho muchos estudios y los que se hicieron fueron estudios pequeños. Se necesitan más estudios de alta calidad.

En este momento, tomar curcumina para el acné carece de evidencia respaldatoria. Sin embargo, seguir una dieta baja en carbohidratos puede aliviar los brotes en algunas personas.

Dosis típicas utilizadas en los estudios que evaluaron cambios en la piel: 600 a 6.000 mg de curcumina al día.

Resumen

Tomar curcumina puede ser beneficioso para reducir los síntomas de la psoriasis y del liquen plano oral. Sin embargo, se necesitan más estudios de alta calidad que comprueben sus efectos en estas y otras enfermedades de la piel.

 

La cúrcuma es segura para la mayoría de las personas

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó la curcumina como “generalmente reconocida como segura” (GRAS).

La investigación sugiere que consumir cúrcuma o curcumina es seguro para la mayoría de las personas, incluso en dosis altas.51

En estudios pequeños con personas con cáncer, tomar hasta 8.000 mg de curcumina al día durante tres meses no produjo toxicidad ni efectos nocivos.52

Los efectos secundarios de la cúrcuma o la curcumina son poco frecuentes y suelen ser leves. En algunos estudios, tomar curcumina, especialmente en dosis superiores a 1.000 mg al día, provocó diarrea y dolores de cabeza en una pequeña minoría.53

Los efectos secundarios graves son muy raros. En un ejemplo grave, un hombre que tomó entre 3.000 y 4.500 mg de curcumina al día presentó un ritmo cardíaco anormal que se resolvió una vez que dejó de tomar el suplemento.54

Además, algunos reportes de casos describen enzimas hepáticas elevadas y hepatitis en las personas que tomaron entre 500 y 1.125 mg de curcumina al día durante uno a cinco meses. En cada caso, los síntomas se resolvieron después de interrumpir el suplemento.55

Algunas personas no deberían consumir cúrcuma o curcumina, entre ellas:

  • Las personas que toman anticoagulantes o tienen trastornos hemorrágicos
  • Mujeres embarazadas o lactantes
  • Personas con antecedentes de cálculos renales56
  • Las personas con anemia por deficiencia de hierro 57

Es importante hablar de tomar cúrcuma o curcumina con tu médico en caso de que tomes medicamentos, incluidos los medicamentos para la diabetes.

Además, deberías dejar de tomar cúrcuma o curcumina al menos dos semanas antes de una cirugía para evitar un exceso de sangrado.


 

Dosis de cúrcuma: ¿cuánta tomar?

Los investigadores utilizaron extractos de cúrcuma que aportan entre 100 mg y 6.000 mg de curcumina al día, o la misma dosis con la curcumina aislada. Sin embargo, los estudios no siempre mostraron un efecto uniforme relacionado con las dosis.58

En algunos casos, las dosis más altas produjeron mejores resultados, mientras que en otros se consiguieron resultados comparables con dosis más bajas. Curiosamente, las dosis más bajas de curcumina a veces superaron a las dosis más altas.

Además, algunas fórmulas de curcumina utilizadas en los estudios fueron diseñadas para hacer más fácil que nuestro organismo las absorba y utilice.59


Dado que los efectos secundarios parecen ser más frecuentes y graves con dosis más altas, es mejor tomar la dosis efectiva más baja. Recomendamos tomar entre 500 y 1.000 mg de extracto de cúrcuma o curcumina al día.

Consejos importantes:

  • Si tomas más de 500 mg de curcumina al día, divide las dosis entre la mañana y la noche. Para una dosis diaria de 1.000 mg de curcumina, podrías tomar 500 mg por la mañana con el desayuno y 500 mg por la noche con la cena.
  • La curcumina es liposoluble. Eso significa que tu organismo la absorberá mucho mejor si la tomas con una comida que contenga algo de grasa, aunque no se necesita mucha cantidad de grasa. Basta con una cucharada de aceite, o la grasa presente de forma natural en una ración de carne roja, queso o frutos secos.
  • La piperina (pimienta negra) puede ayudar al cuerpo a usar la curcumina de forma más eficaz.60

    Muchos suplementos de cúrcuma y curcumina, aunque no todos, contienen piperina, que también puede adquirirse por separado en cápsulas de 5 a 10 mg.

  • Elige un suplemento de una compañía de confianza que haya sido comprobada por la Convención Farmacopea de EE.UU. (USP) o la NSF International. Puedes encontrar esta información en la etiqueta del frasco.

 

¿Debes tomar cúrcuma o curcumina?

Tomar cúrcuma o curcumina puede ser beneficioso para muchas enfermedades. Puede favorecer la pérdida de peso, disminuir la inflamación, bajar el azúcar en sangre e incluso reducir los triglicéridos.

En muchos estudios se ha confirmado que la cúrcuma es segura y que la mayoría de las personas la tolera muy bien. Es fácil de tomar y tiene pocos efectos secundarios. Además, el extracto de cúrcuma y la curcumina aislada son relativamente baratos.

Sin embargo, no hay garantías de que produzca los efectos que deseas.

Asegúrate de hablar con tu médico sobre la cúrcuma o curcumina, especialmente si tomas medicamentos o tienes una enfermedad crónica o un problema de salud.


Recetas con cúrcuma

 

¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales personalizados, recetas, el programa Adelgaza de por vida, vídeos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

Empieza tu prueba gratuita

Vídeos sobre salud

 

  1. Nutrition and Cancer 2006:
    Contenido de curcumina en la cúrcuma en polvo y en el curry
    (artículo en inglés) [análisis de nutrientes; evidencia sin clasificar]

  2. Journal of Traditional and Complementary Medicine 2016: Actividades biológicas de los curcuminoides, otras biomoléculas de cúrcuma y sus derivados – una revisión (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  3. Además, la medida de la cintura disminuyó en un promedio de 2,55 a 3,71 cm (1 a 1,5 pulgadas) en las personas con sobrepeso y en los que tomaron al menos 1.000 mg de curcumina diariamente durante ocho semanas o más:

    Critical Reviews in Food Science and Nutrition 2020: Los efectos de la suplementación con curcumina sobre el peso corporal, el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura: una revisión sistemática y un metanálisis de dosis-respuesta de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    En una revisión anterior que cubrió varios de los mismos estudios, se encontró que la curcumina ayuda a las personas con síndrome metabólico a perder peso y a disminuir ligeramente la medida de su cintura:

    Frontiers in Pharmacology 2019: Los efectos de la curcumina sobre la pérdida de peso en pacientes con síndrome metabólico y trastornos relacionados: revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  4. European Review for Medical and Pharmacological Sciences 2015: Papel potencial de la curcumina biodisponible en la pérdida de peso y la disminución del tejido adiposo omental: datos preliminares de un estudio aleatorizado y controlado en personas con sobrepeso con síndrome metabólico. Estudio preliminar (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  5. Diabetes Care 2012:Extracto de curcumina para la prevención de la diabetes tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  6. En un estudio de 2019, las personas con diabetes tipo 2 que tomaron 2.100 mg de cúrcuma al día durante ocho semanas perdieron 1,8 kilos (4 libras), mientras que las que tomaron un placebo, ganaron 2,1 kilos (4,5 libras):

    Phytotherapy Research 2019:Efecto de la cúrcuma sobre el estado glucémico, el perfil lipídico, la PCR-as y la capacidad antioxidante total en pacientes con diabetes mellitus hiperlipidémica tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    En otro estudio de 2019, las personas con diabetes tipo 2 que tomaron 1.500 mg de curcumina al día durante 10 semanas perdieron 1 kilo (2,2 libras), en comparación con las que recibieron un placebo, que no tuvieron ningún cambio en su peso:

    Diabetology & Metabolic Syndrome 2019:El efecto de la suplementación con curcumina sobre los índices antropométricos, la resistencia a la insulina y el estrés oxidativo en pacientes con diabetes tipo 2: estudio clínico aleatorizado doble ciego (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  7. Por ejemplo, en un estudio de 2014, varias personas con síndrome metabólico tomaron 1.900 mg de curcumina o un placebo durante 12 semanas. Aunque el peso se mantuvo estable en ambos grupos, los triglicéridos disminuyeron en 65 mg/dl (0,73 mmol/l) en los que tomaron la curcumina, en comparación con 15 mg/dl (0,17 mmol/l) en el grupo placebo:

    Phytotherapy Research 2014: Efectos hipolipemiantes de la curcumina en pacientes con síndrome metabólico: estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo
    (artículo en inglés) [evidencia moderada].

    Otros estudios han mostrado resultados similares:

    En un estudio de 2013, los adultos obesos que tomaron 1.000 mg de curcumina durante 30 días redujeron ligeramente sus triglicéridos, pero no perdieron peso:

    Phytotherapy Research 2013:Efectos de la suplementación con curcuminoides sobre la dislipidemia en pacientes obesos: un estudio cruzado aleatorizado
    (artículo en inglés) [evidencia moderada]

    En un estudio de 2014, las personas con síndrome metabólico que tomaron 1.000 mg de curcumina durante ocho semanas no perdieron peso. Sin embargo, mejoraron sus niveles de triglicéridos, su colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) en comparación con el grupo que tomó un placebo:

    Complementary Therapies in Medicine 2014: Efectos modificadores de los lípidos de una terapia complementaria con combinación de curcuminoides y piperina en pacientes con síndrome metabólico: resultados de un estudio controlado aleatorizado (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  8. PLoS One 2015: Intervención dietética para adultos con sobrepeso y obesos: Comparación de dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasas. Un metanálisis (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    The British Journal of Nutrition 2016: Efectos de dietas bajas en carbohidratos versus dietas bajas en grasas sobre el peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de estudios controlados aleatorios (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Obesity Reviews 2016: Impacto de las dietas bajas en carbohidratos en la composición corporal: metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Journal of the American College of Nutrition 2004: Los efectos de las dietas de alto valor proteico en la termogénesis, la saciedad y la pérdida de peso: una revisión crítica (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

  9. Nature Medicine 2019: Inflamación crónica en la etiología de la enfermedad a lo largo de toda la vida (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  10. Federation of European Biochemical Societies Journal 2020: Regulación de la inflamación como intervención contra el envejecimiento [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  11. International Journal of Biochemistry and Cell Biology 2009: Efectos terapéuticos potenciales de la curcumina, el agente antiinflamatorio contra las enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares, pulmonares, metabólicas, autoinmunes y neoplásicas (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  12. Phytotherapy Research 2019: The effects of curcumin-containing supplements on biomarkers of inflammation and oxidative stress: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials (artículo en inglés) [strong evidence]

    Pharmacological Research 2016: Los efectos de los suplementos que contienen curcumina sobre los bioindicadores de la inflamación y el estrés oxidativo: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Pharmacological Research 2016: La curcumina reduce los niveles de factor-α de necrosis tumoral humana: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  13. Clinical Nutrition 2015: Efectos antioxidantes y antiinflamatorios de la combinación curcuminoide-piperina en sujetos con síndrome metabólico: Un estudio controlado aleatorizado y un metanálisis actualizado (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  14. Pharmacological Research 2019: Efectos de la cúrcuma/curcumina oral sobre los indicadores inflamatorios en enfermedades inflamatorias crónicas: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  15. Circulation Research 2016: Disfunción de las células endoteliales y la patobiología de la aterosclerosis (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  16. Complementary Medicine Research 2020: Los preparados de curcumina pueden mejorar la dilatación mediada por flujo y la función endotelial: Un metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

    Phytotherapy Research 2019: Los efectos de la suplementación con curcumina en la función endotelial: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  17. Nutrition Research 2012: La ingestión de curcumina y el ejercicio físico mejoran la función endotelial vascular en mujeres posmenopáusicas (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  18. Drugs in Research and Development 2008: Efecto de NCB-02, atorvastatina y placebo sobre la función endotelial, el estrés oxidativo y los indicadores inflamatorios en pacientes con diabetes mellitus tipo 2: estudio aleatorizado, de grupos paralelos, controlado con placebo, de 8 semanas de duración (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  19. En una revisión de 2019 de 11 estudios aleatorizados, tomar cúrcuma o curcumina no tuvo prácticamente ningún efecto en la presión arterial aparte de reducir la presión sistólica en una media de 1,24 mm Hg en estudios que duraron al menos 12 semanas.

    Pharmacological Research 2019: En una revisión de 2019 de 11 estudios aleatorizados, se encontró que tomar cúrcuma o curcumina prácticamente no tenía ningún efecto sobre la presión arterial, aparte de reducir la presión arterial sistólica en un promedio de 1,24 mm Hg en estudios que duraron al menos 12 semanas:
    (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    En una revisión de 2019 de siete estudios que probaron curcumina en personas con síndrome metabólico, sólo tres informaron de cambios en la presión arterial. En un análisis de esos tres estudios, la presión arterial sistólica disminuyó una media de 1,68 mm Hg y la presión arterial diastólica una media de 2,96 mm Hg:

    Phytotherapy Research 2019: Beneficios metabólicos de la suplementación con curcumina en pacientes con síndrome metabólico: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  20. Critical Reviews in Food Science and Nutrition 2019: Actividad modificadora de lípidos de los curcuminoides: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  21. Nutrition Journal 2017: Eficacia y seguridad de la cúrcuma y la curcumina en la reducción de los niveles de lípidos en sangre en pacientes con factores de riesgo cardiovascular: metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  22. Advances in Nutrition 2019: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados sobre los efectos de la cúrcuma y curcuminoides en los lípidos de la sangre en adultos con enfermedades metabólicas (artículo en inglés) [evidencias sólidas]

  23. Complementary Therapies in Medicine 2014:Efectos modificadores de lípidos de la terapia complementaria con una combinación de curcuminoides y piperina en pacientes con síndrome metabólico: resultados de un estudio controlado aleatorizado (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  24. BMJ Open Sport and Exercise Medicine 2021: Efectos terapéuticos del extracto de cúrcuma o curcumina sobre el dolor y la función en individuos con osteoartritis de rodilla: una revisión sistemática (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

    Journal of Medicinal Food 2016: Eficacia de extractos de cúrcuma y curcumina para aliviar los síntomas de la artritis articular: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  25. Trials Journal 2019: Seguridad y eficacia de la curcumina frente al diclofenaco en la artrosis de rodilla: un estudio aleatorizado de etiqueta abierta con grupo paralelo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  26. Journal of Medicinal Food 2017: Una nueva formulación de curcumina muy biodisponible mejora los síntomas e indicadores diagnósticos en pacientes con artritis reumatoide: Un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, de dos dosis, tres grupos y un grupo paralelo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  27. Phytotherapy Research 2012: Estudio piloto aleatorizado para evaluar la eficacia y la seguridad de la curcumina en pacientes con artritis reumatoide activa (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  28. Diabetes Care 2018: Enfermedad del hígado graso no alcohólico y riesgo de diabetes de tipo 2 incidente: Un metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios observacionales; evidencia débil]

    Journal of Hepatology 2016: Enfermedad del hígado graso no alcohólico y riesgo cardiovascular: Mecanismos fisiopatológicos e implicaciones (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  29. Integrative Medicine Research 2019: Eficacia de la curcumina/cúrcuma en las enzimas hepáticas en pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico: Una revisión sistemática de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Phytotherapy Research 2019: ¿La suplementación con cúrcuma/curcumina mejora los niveles séricos de alanina aminotransferasa y aspartato aminotransferasa en pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico? Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  30. Complementary Therapies in Medicine 2020: Los efectos de la suplementación con curcumina en la función hepática, el perfil metabólico y la composición corporal en pacientes con esteatosis hepática no alcohólica: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  31. Phytotherapy Research 2020: Los efectos de la suplementación con curcumina en el índice de masa corporal, el peso corporal y la circunferencia de la cintura en pacientes con esteatosis hepática no alcohólica: Una revisión sistemática y metanálisis dosis-respuesta de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  32. Según los autores, la curcumina se administró en forma de suspensión para potenciar la absorción, dando lugar a resultados significativos con una dosis baja:

    Phytotherapy Research 2016:Tratamiento de la esteatosis hepática no alcohólica con curcumina: Un estudio aleatorizado controlado con placebo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  33. BMC Gastroenterology 2019:Curcumina e inflamación en la esteatosis hepática no alcohólica: un estudio clínico aleatorizado, controlado con placebo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  34. Esto se demostró en personas con diabetes tipo 2 que participaron en estudios a largo plazo en los que se probó un control glucémico estricto:

    The New England Journal of Medicine 2015: Seguimiento del control glucémico y los resultados cardiovasculares en la diabetes tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]
    The New England Journal of Medicine 2008: Seguimiento a 10 años del control intensivo de la glucosa en la diabetes tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  35. Pharmacological Research 2018: La curcumina o los curcuminoides combinados son eficaces para reducir las concentraciones de glucosa en sangre en ayunas de individuos con disglucemia: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  36. En un estudio de 2019, las personas con diabetes tipo 2, que tomaron 2.100 mg de cúrcuma al día durante ocho semanas, perdieron 1 kilo (2,2 libras) y redujeron sus niveles de triglicéridos. Sin embargo, apenas hubo cambios en los niveles de azúcar e insulina en sangre:

    Phytotherapy Research 2019:Efecto de la cúrcuma sobre el estado glucémico, el perfil lipídico, la PCR-as y la capacidad antioxidante total en pacientes con diabetes mellitus hiperlipidémica tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Otros estudios mostraron resultados similares:

    Lipids in Health and Disease 2019:La suplementación con curcumina y/o ácidos grasos poliinsaturados omega-3 reduce la resistencia a la insulina y los lípidos en sangre en individuos con alto riesgo de diabetes tipo 2: un estudio controlado aleatorizado
    (artículo en inglés) [evidencia moderada]

    Diabetology & Metabolic Syndrome 2019:El efecto de la suplementación con curcumina sobre los índices antropométricos, la resistencia a la insulina y el estrés oxidativo en pacientes con diabetes tipo 2: estudio clínico aleatorizado doble ciego (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  37. Phytotherapy Research 2014:Evaluación del efecto de las cápsulas de curcumina en el tratamiento con gliburida en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  38. Molecular Nutrition and Food Research 2013:Los curcuminoides ejercen un efecto reductor de la glucosa en la diabetes tipo 2 al disminuir los ácidos séricos grasos libres: un estudio doble ciego controlado con placebo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

    Phytomedicine 2021:Efectos de la suplementación con curcumina en la glucosa sanguínea, la resistencia a la insulina y los andrógenos en pacientes con síndrome de ovario poliquístico: Un estudio clínico aleatorizado doble ciego controlado con placebo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

    Complementary Therapies in Medicine 2019:Los efectos de la suplementación con curcumina en el estado glucémico, el perfil lipídico y los niveles de PCR-as en mujeres obesas/con sobrepeso con síndrome de ovario poliquístico: Estudio clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  39. Nutrients 2020: Impacto de una dieta cetogénica en los parámetros metabólicos en pacientes con obesidad o sobrepeso y con o sin diabetes tipo 2: Un metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    The American Journal of Clinical Nutrition 2018: Efectos de las intervenciones con dietas bajas en carbohidratos en comparación con dietas bajas en grasas sobre el control metabólico en personas con diabetes tipo 2: una revisión sistemática que incluye evaluaciones GRADE (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  40. Critical Reviews in Food Science and Nutrition 2020: Efectos de la suplementación con curcumina en el deporte y el ejercicio físico: una revisión sistemática (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

    Nutrients 2020: Modulación del daño muscular inducido por el ejercicio, la inflamación y los indicadores oxidativos mediante suplementos de curcumina en una población físicamente activa: Una revisión sistemática (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

    Phytotherapy Research 2020: El efecto de la suplementación con curcumina en la recuperación después del daño muscular inducido por el ejercicio y el dolor muscular de inicio retardado: Revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  41. Los 24 hombres que tomaron 180 mg de curcumina al día durante siete días antes de hacer ejercicios excéntricos, tuvieron menos marcadores de inflamación y daño muscular en comparación con los que tomaron un placebo; sin embargo, tomar la misma dosis al día después del ejercicio, no redujo los marcadores inflamatorios:

    Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports
    2019: Efectos de la curcumina oral ingerida antes o después del ejercicio excéntrico en indicadores de daño muscular e inflamación
    (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Otro grupo de hombres que tomaron 180 mg de curcumina al día durante cuatro días después de hacer ejercicio excéntrico, sintieron menos dolor y tuvieron mayor rango de movimiento en comparación con los hombres que tomaron un placebo:

    Journal of Nutritional Science and Vitaminology 2019: Sincronización efectiva de la ingestión de curcumina para atenuar el dolor muscular excéntrico inducido por el ejercicio en varones (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  42. Journal of Sport Science and Medicine 2017: Suplementos de curcumina y piperina y recuperación después del daño muscular inducido por el ejercicio: Un estudio controlado aleatorizado (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  43. Annals of Gastroenterology 2020: Uso de curcumina en la colitis ulcerosa: ¿estamos listos para el mejor momento? Una revisión sistemática y metanálisis de estudios clínicos (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    The American Journal of Medical Sciences 2018: Uso de la curcumina para lograr la remisión clínica y endoscópica en la colitis ulcerosa: Una revisión sistemática y metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

  44. Clinical Gastroenterology and Hepatology 2015: La curcumina en combinación con mesalamina induce la remisión en pacientes con colitis ulcerosa leve a moderada en un estudio controlado aleatorizado (artículo en inglés) [evidencia moderada]

  45. Nutrients 2020: El uso de la curcumina como terapia complementaria en la colitis ulcerosa: Una revisión sistemática de estudios clínicos controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  46. Journal of Medicinal Food 2020: Efectos del uso de la curcumina sobre la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn: Una revisión sistemática (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

  47. Cellular and Molecular Life Sciences 2008: Curcumina: de la medicina antigua a los estudios clínicos actuales
    [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  48. Critical Reviews in Food Science and Nutrition 2020: Beneficios de la suplementación con cúrcuma para la salud de la piel en enfermedades crónicas: revisión sistemática (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios clínicos aleatorizados y no aleatorizados; evidencia moderada]

    Phytotherapy Research 2016: Efectos de la cúrcuma (Curcuma longa) en la salud de la piel: Revisión sistemática de la evidencia clínica (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios clínicos aleatorizados y no aleatorizados; evidencia moderada]

  49. BioMed Research International 2015: La curcumina oral (Meriva) es eficaz como tratamiento complementario y puede reducir los niveles séricos de IL-22 en pacientes con psoriasis vulgaris (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  50. Journal of the American Academy of Dermatology 2012: Las dosis altas de curcuminoides son eficaces en la reducción de los síntomas y signos del liquen plano oral
    (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  51. The Journal of Alternative and Complementary Medicine 2003: Seguridad y actividad antiinflamatoria de la curcumina: un componente de la cúrcuma (Curcuma longa) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    British Journal of Pharmacology 2017: Curcumina, la nutracéutica dorada: multifocalización para múltiples enfermedades crónicas (Curcuma longa) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  52. Anticancer Research 2001: Estudio clínico en fase I con curcumina, un agente quimiopreventivo, en pacientes con lesiones de alto riesgo o premalignas[estudio no controlado; evidencia débil]

    Clinical Cancer Research 2006: Estudio en fase II con curcumina en pacientes con cáncer pancreático avanzado[estudio no controlado; evidencia débil]

  53. En un estudio con 27 personas que tomaron hasta 12.000 mg de curcumina al día, siete presentaron malestar digestivo o quejas con dosis de 1.000 mg a 12.000 mg:

    BMC Complementary and Alternative Medicine 2006: Aumento de la dosis de una fórmula curcuminoide: Dose escalation of a curcuminoid formulation[estudio no controlado; evidencia débil]

  54. International Journal of Cardiology 2011: Bloqueo auriculoventricular completo transitorio asociado con la ingesta de curcumina (artículo en inglés) [reporte de caso; evidencia muy débil]

  55. Case Reports in Gastrointestinal Medicine 2019: Lesión hepática inducida por fármacos atribuida a un suplemento de curcumina (artículo en inglés) [informe de caso; evidencia muy débil]

    Case Reports in Hepatology 2019: Lesión hepática inducida por cúrcuma: Informe de dos casos (artículo en inglés) [informe de caso; evidencia muy débil]

  56. La cúrcuma es rica en oxalato, que podría aumentar el riesgo de cálculos renales en individuos susceptibles:

    The American Journal of Clinical Nutrition 2008:Efecto de la canela y la cúrcuma sobre la excreción urinaria de oxalato, los lípidos plasmáticos y la glucosa plasmática en sujetos sanos (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  57. Tomar altas cantidades de cúrcuma puede reducir la absorción de hierro:

    International Journal of Food Sciences and Nutrition 2009: Efectos inhibitorios de especias y hierbas sobre la disponibilidad del hierro (artículo en inglés) [análisis de nutrientes; evidencia sin calificar]

  58. Los investigadores que realizaron una revisión de nueve estudios aleatorizados que analizaron la curcumina en personas con esteatosis hepática no alcohólica observaron que, para reducir las enzimas hepáticas, las dosis de 500 mg o menos parecían ser más efectivas que las dosis más altas:

    Complementary Therapies in Medicine 2020: Los efectos de la suplementación con curcumina en la función hepática, el perfil metabólico y la composición corporal en pacientes con esteatosis hepática no alcohólica: Una revisión sistemática y metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  59. Nutrition Journal 2014: Absorción comparativa de fórmulas de curcumina (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  60. Al inhibir la descomposición de la curcumina en el intestino y el hígado, la piperina aumenta la cantidad que permanece en el cuerpo:

    Planta Medica 1998: Influencia de la piperina en la farmacocinética de la curcumina en animales y voluntarios humanos [estudio no controlado; evidencia débil]