Cirugía bariátrica para la salud metabólica y la pérdida de peso

¿Buscas formas rápidas de adelgazar o tratar la diabetes tipo 2? Es posible que hayas oído hablar de la cirugía de pérdida de peso, también conocida como cirugía bariátrica. Se ha demostrado que es eficaz para perder peso y para mejorar los indicadores metabólicos. Pero, ¿es adecuada para ti?

En esta guía vamos a hablar sobre los posibles beneficios y desventajas de la cirugía para perder peso, y sobre el papel terapéutico de la nutrición.

Hemos incorporado la evidencia más reciente y hemos aprovechado la experiencia clínica y los consejos prácticos de dos cirujanos experimentados en la pérdida de peso, el Dr. Ariel Ortiz y la Dr. Meredith Sweeney.1

Después de leer esta guía entenderás mejor los pros, los contras y las posibles alternativas a la cirugía para bajar de peso.


Empieza tu prueba GRATIS de 30 días!

Obtén acceso directo a planes de comida saludables, con recetas fáciles y rápidas, consejos de expertos sobre adelgazar, y más. ¡Comienza una alimentación más saludable con esta prueba gratuita!

Únete ahora


 

1. ¿Qué es la cirugía para bajar de peso?

La cirugía de pérdida de peso, también conocida como cirugía bariátrica, es una operación mayor que cambia la anatomía del estómago y los intestinos. Hace que comer y digerir grandes cantidades de alimentos sea más difícil.2

Los cirujanos realizan la cirugía bariátrica de forma laparoscópica, haciendo múltiples incisiones pequeñas a través de las cuales se inserta una cámara y todos los instrumentos para operar.

large-derivaciongastricaLas dos cirugías más comunes son la derivación y la manga gástricas. La derivación gástrica como su nombre indica, (adoptado del inglés y que se traduce como desviar, evitar, saltarse, o eludir) “se desvía” el estómago y el intestino delgado superior. El cirujano crea un estómago nuevo y más pequeño durante el procedimiento.

Para la operación de manga gástrica, los médicos reducen el tamaño y la estructura del estómago para que sea similar a la del esófago, sin necesidad de crear un nuevo estómago o de desviar una parte de los intestinos.3

La derivación gástrica es una operación más larga y compleja en comparación con la manga gástrica. Aunque la derivación gástrica puede producir una pérdida de peso más significativa, los hallazgos son inconsistentes. El Doctor Ortiz cree que cualquier diferencia probablemente sea insignificante ya que la manga gástrica es una operación mucho más simple y corta que también resulta en una pérdida de peso considerable.4

Las opciones más nuevas y menos invasivas incluyen globos inflables, embudos o endoprótesis colocados en el estómago.5 Estos procedimientos están diseñados para disminuir el tamaño o la función del estómago. Dado que estas técnicas son nuevas, los datos sobre su éxito a largo plazo son limitados.

Resumen

La cirugía de pérdida de peso, también conocida como cirugía bariátrica, limita el tamaño del estómago (tanto la cirugía de manga como la derivación gástrica) y la capacidad de absorber nutrientes (cirugía de derivación gástrica). Algunas técnicas también implican la derivación de la parte superior del intestino delgado. Las operaciones de derivación gástrica y de manga gástrica son los procedimientos que se realizan con más frecuencia.


 

2. Adelgazamiento con la cirugía

Health visitor and senior man during home visit.
Tanto la derivación gástrica como la manga gástrica son eficaces para la pérdida de peso. Un estudio aleatorizado encontró que los pacientes que se sometieron a la derivación gástrica mantuvieron una pérdida de peso del 24 % tres años después de la cirugía, y los pacientes que se sometieron a la manga gástrica mantuvieron una pérdida de peso del 21 %.6

En otro estudio con 417 pacientes sometidos a derivación gástrica se notificó una pérdida de peso del 35 % desde el inicio del estudio a los dos años, y los pacientes volvieron a ganar algo de peso, pero mantuvieron una pérdida de peso del 27 % a los 12 años.7

La mayor parte de la evidencia concuerda con estos estudios y muestra una pérdida de peso significativa con la cirugía bariátrica.8

Sin embargo, no todos los pacientes tienen éxito. Un artículo de revisión estima la tasa de fracaso de la derivación gástrica de un 20 a un 35 %. El fracaso se definió como alcanzar menos del 50 % de pérdida del peso en exceso o tener un IMC mayor que 35.9

Además, es común un aumento de peso 18 meses después de la cirugía, con aproximadamente un 50 % de los pacientes que recuperan algo de peso.10

Resumen

La cirugía de pérdida de peso es una manera eficaz de perder entre el 25 y el 30 % del peso inicial y mantenerlo la pérdida durante 12 años. La mayoría de los pacientes tiene éxito a largo plazo, pero aproximadamente el 26 % sigue siendo obeso incluso después de la cirugía. Recuperar algo de peso es común después de 18 meses.


 

3. Beneficios metabólicos de la cirugía de pérdida de peso

blood test tube
Además de la pérdida de peso, la cirugía bariátrica ofrece muchos beneficios para la salud metabólica, hasta tal punto que muchos médicos se refieren a ella como “cirugía metabólica”.

Un estudio influyente que estudia los efectos de la cirugía bariátrica en la diabetes tipo 2 asignó aleatoriamente a 150 pacientes con esta enfermedad y con una hemoglobina A1c (HbA1c) promedio (una medida del nivel medio de azúcar en sangre) del 9,3 % en tres grupos: uno solo con medicamentos para la diabetes, el otro con cirugía de derivación gástrica, y un tercero con un procedimiento de manga gástrica.

Después de tres años, los investigadores encontraron una HbA1c de menos de 6,0 en solo el 5 % de los pacientes de terapia con medicamentos, frente a un 38 % en los pacientes que se hicieron la derivación gástrica y un 24 % de los pacientes de la manga gástrica. Los que se sometieron a las cirugías también lograron una pérdida de peso mucho mayor de un 24 % del peso corporal, en comparación con solo el 4 % en el grupo de terapia con medicamentos.11

Otros estudios confirmaron estos hallazgos con resultados similares.12

Un estudio aleatorizado reportó entre el 25 % y el 50 % de remisión de la diabetes tipo 2 10 años después de la cirugía.13

Como señala el Doctor Ortiz, la mayoría de los pacientes experimentan una mejora rápida en el control del azúcar en sangre y pueden detener sus medicamentos para la diabetes mucho antes de que ocurra una pérdida de peso significativa. Esto plantea una pregunta: si solo la pérdida de peso es la que causa un mejor control del azúcar en sangre, ¿cómo explicamos que ocurra tan rápidamente antes de que se produzca una pérdida de peso significativa?14

Sin embargo, algunos estudios sugieren que los beneficios metabólicos de la cirugía bariátrica se corresponden con el peso perdido a largo plazo.

Un pequeño estudio emparejó a pacientes con una pérdida de peso del 18 % por una intervención en el estilo de vida con pacientes similares que se sometieron a una cirugía de pérdida de peso. Los resultados sugieren que para mejorar la sensibilidad a la HbA1c y a la insulina, no hubo diferencia significativa entre los dos grupos.15

Pero recuerda que no todas las cirugías son iguales. Por ejemplo, un estudio informó que aquellos que se sometieron a la derivación gástrica tuvieron una mayor remisión de la diabetes después de siete años en comparación con los que se sometieron a la banda gástrica.16

¿Y qué podemos decir sobre la longevidad?

Con una mayor pérdida de peso y con la remisión de la diabetes, ¿puede la cirugía de pérdida de peso ayudar a los pacientes a vivir más tiempo? La evidencia actual sugiere que sí.

Un estudio sueco informó de una reducción relativa del 24 % en la mortalidad a los 10 años en las personas que se sometieron a cirugía en comparación con un grupo de control.17

Y un metanálisis de 2020 sugiere que hay una reducción del 38 % en la tasa de mortalidad en aquellos que se sometieron a cirugía.18

Sin embargo, hubo una diferencia drástica en la pérdida de peso entre el grupo quirúrgico y el grupo de control en estos análisis.

Por ejemplo, en el estudio sueco, el grupo quirúrgico perdió un promedio del 24 % de su peso corporal, pero el grupo de control experimentó un pequeño aumento de peso. Se desconoce si los pacientes sometidos a cirugía de pérdida de peso habrían obtenido algún beneficio de longevidad en comparación con un grupo que lograse una pérdida de peso similar mediante una dieta y cambios en el estilo de vida.

Podemos concluir que la cirugía de pérdida de peso puede mejorar la mortalidad, la pérdida de peso y la salud metabólica. Sin embargo, no podemos afirmar que la cirugía tiene beneficios adicionales en comparación con mejoras en el metabolismo y de peso similares logradas por otros medios.

Resumen

La cirugía de pérdida de peso es eficaz para mejorar el control del azúcar en sangre e incluso para revertir la diabetes tipo 2. Los expertos tienen diferentes opiniones sobre si los beneficios son solo el resultado de la pérdida de peso o si se deben a algo único de la cirugía en sí misma.

Los estudios sugieren una mayor longevidad después de la cirugía bariátrica, pero se desconoce si las personas que lograron una pérdida de peso similar y duradera por otros medios tendrían mejoras similares en la longevidad.


 

4. El papel de la nutrición

low-carb-fajita-bowl
La nutrición, por sí sola (sobre todo la nutrición baja en carbohidratos) puede ser un método para adelgazar de forma efectiva. Para aquellos que se someten a una cirugía de pérdida de peso, la nutrición juega un papel integral, tanto en la preparación para la cirugía como en mejorar la posibilidad de éxito duradero después de la cirugía.

No es ningún secreto que algunas personas recuperan una cantidad significativa de peso después de una cirugía para perder peso. Como afirma la doctora Sweeney, los problemas quirúrgicos son rara vez los culpables de la recuperación del peso. En cambio, la causa más común es el regreso a los viejos hábitos alimenticios.19

Como regla general, la cirugía de pérdida de peso te ayuda a introducirte en un nuevo estilo de vida, así como a perder peso rápidamente. Sin embargo, para mantener la pérdida de peso, los pacientes deben elegir las opciones de estilo de vida adecuadas.

Los doctores Ortiz y Sweeney recomiendan dietas muy bajas en carbohidratos a sus pacientes operados. Creen que las dietas bajas en carbohidratos ofrecen una pérdida de peso sostenible a la vez que proporcionan suficientes proteínas y micronutrientes.

La doctora Sweeney cree que, aproximadamente dos años después de la cirugía, la importancia de la nutrición se convierte en una prioridad. “Me gusta decirles a mis pacientes que tienen dos años para determinar su dieta, porque es cuando la gente comienza a ver cómo el peso se recupera si no hay mejoras significativas en el estilo de vida”.

Además, la Doctora Sweeney recomienda el ayuno intermitente, pero solo después de que el paciente haya sanado completamente de la cirugía y seguido sistemáticamente una dieta baja en carbohidratos. La doctora cree que el ayuno a corto plazo y la alimentación con restricción de tiempo pueden desempeñar un papel importante en el mantenimiento de peso a largo plazo, pero comenzar demasiado pronto es problemático para muchos pacientes.20

El apoyo nutricional no es solo necesario después de la cirugía. El doctor Ortiz enfatiza lo bien que trabajan el ayuno intermitente preoperatorio y la alimentación baja en carbohidratos para preparar a los pacientes para la cirugía.

La mayoría de los pacientes del doctor Ortiz tienen la enfermedad del hígado graso. Esto hace que sea más difícil realizar la operación, ya que un hígado agrandado “se atraviesa” durante la cirugía.21

La doctora Sweeney está de acuerdo, y dice que es mucho más fácil realizar la cirugía cuando el hígado no está agrandado. Por este motivo introduce a todos sus pacientes una “dieta que reduce el hígado”, que incluye comer con restricciones de tiempo y alimentarse bajo en carbohidratos.

Afortunadamente, los pacientes pueden mejorar el hígado graso con cambio en la dieta de tan solo unos días o unas semanas. Los estudios con dietas muy bajas en calorías confirman esos hallazgos, aunque no se han realizado estudios con dietas bajas en carbohidratos como intervención previa a la cirugía.22

Terapia nutricional a largo plazo

Las deficiencias de micronutrientes a largo plazo o incluso de proteínas pueden ser una preocupación para la cirugía de pérdida de peso.23

Las directrices oficiales para los médicos recomiendan que todos los pacientes se sometan a un despistaje nutricional antes y después de la cirugía y que los médicos receten suplementos en función del tipo de cirugía.24

Por ejemplo, las deficiencias de hierro y vitamina B12 ocurren en hasta 50 % de los pacientes que se someten a la derivación gástrica, pero son mucho menos comunes con otras técnicas quirúrgicas.

Las deficiencias de vitamina D, calcio y proteínas pueden ocurrir con cualquier cirugía de pérdida de peso, aunque son menos comunes que las deficiencias de hierro y de vitamina B12.25

Para la salud a largo plazo, muchos expertos recomiendan asegurarse de que los pacientes coman suficiente proteína. En Diet Doctor, definimos una ingesta moderada de proteínas como el consumo de 1,2 a 2,0 gramos por kg de peso corporal de referencia por día. Puedes leer más sobre nuestras recomendaciones acerca de las proteínas en nuestra guía basada en evidencias.

Las guías clínicas también sugieren suplementos de por vida después de la cirugía bariátrica.26

Resumen

La nutrición juega un papel fundamental antes y después de la cirugía. Aunque no hay estudios que comparen las dietas bajas en carbohidratos con otras dietas después de una cirugía de pérdida de peso, la experiencia clínica de los cirujanos bariátricos sugiere que las dietas bajas en carbohidratos son una dieta eficaz y sostenible.

Cualquier plan de nutrición debe tener como objetivo prevenir las deficiencias de proteínas, vitaminas y minerales.

¿Quieres adelgazar de por vida?

Apúntate hoy mismo al mes GRATIS de prueba y accederás de forma inmediata al programa Adelgaza de por vida, nuestro nuevo programa de 10 semanas te ayuda a bajar de peso de una forma sana y sostenible.

 

5. Complicaciones de la cirugía bariátrica

Según el doctor Ariel Ortiz, la tasa de complicaciones de la cirugía de pérdida de peso ha disminuido de forma drástica. Por un lado, esto se debe a la experiencia; por otro lado, a la transición a las técnicas laparoscópicas.

Él recuerda cuando la tasa de letalidad en algunas instituciones llegaba al 5 %. Ahora, la literatura médica sugiere una tasa de letalidad entre 0 y 2,6 %.27

Muchos cirujanos experimentados, entre ellos los doctores Ortiz y Sweeney, nunca han tenido una muerte causada por la cirugía.

Las complicaciones más graves, incluido el sangrado severo, necesidad de reintervención de emergencia o infección potencialmente mortal también son raras, experimentadas por menos del 1 % de los pacientes.28

Un estudio de más de 33.000 pacientes encontró que, después de tres años, complicaciones menos graves como la reintervención no emergente o endoscopia fueron necesarias en el 9 % de los pacientes con manga gástrica y en el 12 % de pacientes con derivación gástrica.29

También pueden surgir complicaciones a largo plazo. Por ejemplo, la acidez estomacal, también llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), puede ser un problema común después de una operación de manga gástrica. 30 La diarrea también es una queja frecuente, especialmente después de tomar comidas demasiado grandes o que contienen alimentos desencadenantes específicos.31

Resumen

Las complicaciones quirúrgicas graves han disminuido drásticamente en las últimas décadas. Se pueden presentar complicaciones más leves, como GERD o diarrea, que a menudo requieren atención de por vida después de la cirugía.


 

6. ¿Es la cirugía para bajar de peso mejor que la dieta y un cambio en el estilo de vida?

Man holds products in a paper bag. Vegetables in the range of shopping in the terrestrial and online store. top view
Según estudios publicados, la cirugía de pérdida de peso es significativamente más eficaz para la pérdida de peso y el manejo de la diabetes que las intervenciones tradicionales de estilo de vida.32

Sin embargo, las intervenciones de estilo de vida estudiadas son dietas tradicionales con bajo contenido de grasas y recuento de calorías, junto con consejos para aumentar el ejercicio.

En otras palabras, la recomendación tradicional de “comer menos, moverse más, comer bajo en grasa” es el enfoque de estilo de vida que los investigadores comparan con la cirugía.

La prueba Look AHEAD revela las limitaciones de un enfoque bajo en grasa y bajo en calorías.

Después de cuatro años de una intervención intensiva en el estilo de vida, los participantes perdieron solo el 5 % de su peso corporal, mucho menos que el 25 % que a menudo se informa en los estudios de cirugía para bajar de peso.33

Un estudio separado comparó la cirugía de pérdida de peso con una intervención de estilo de vida diseñada para imitar la intervención de Look AHEAD.

Después de cinco años, los autores encontraron que los pacientes aleatorizados, para someterse a la derivación gástrica, perdieron de media un 22 % de su peso inicial, y el 55 % logró una HbA1c menor que 7 %. El grupo de estilo de vida perdió de media un 10 % de su peso inicial (el doble que el estudio inicial de Look AHEAD) y solo el 14 % logró un HbA1c menor que 7 %.

Pero los mejores resultados tuvieron un coste, ya que hubo 66 eventos adversos en el grupo quirúrgico y solo 28 en el grupo de estilo de vida.34

¿Puede una dieta muy baja en carbohidratos ofrecer mejores resultados? Un estudio no aleatorizado que trata a personas con diabetes tipo 2 mediante una dieta cetogénica también encontró una pérdida de peso promedio del 10 % a los dos años.35

Pero este estudio también informó de que el 53 % de los participantes cumplieron con los criterios para la reversión de la diabetes, definidos como una HbA1c menor que ell 6,5 % sin medicamentos para la diabetes aparte de la metformina. Estas mejoras en el metabolismo se comparan favorablemente con las presentadas para la cirugía de derivación gástrica.36

Este estudio que utiliza una dieta cetogénica destaca que la cantidad total de peso perdido no es el único objetivo posible. Mejorar la salud metabólica, revertir la diabetes tipo 2 y eliminar la necesidad de medicamentos son objetivos alcanzables a través del estilo de vida. Es probable que sea un objetivo mejor para algunas personas.

Si las intervenciones en el estilo de vida producen menos pérdida de peso que la cirugía, pero pueden lograr beneficios similares en la salud metabólica, ¿eso las hace equivalentes desde una perspectiva de la salud? Depende del individuo y de sus metas. Es una pregunta que los pacientes pueden plantearse al considerar la cirugía de pérdida de peso.

Es posible que en el futuro veamos más estudios que comparen la cirugía bariátrica con intervenciones de estilo de vida más eficaces, tales como dietas muy bajas en carbohidratos combinadas con ayuno intermitente. Por ahora no está claro cuál es el enfoque más beneficioso para la pérdida de peso y para los beneficios para la salud.

Resumen

Los estudios muestran que la cirugía bariátrica es más eficaz que las intervenciones tradicionales de estilo de vida para la pérdida de peso, aunque con un mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas. Hasta la fecha los estudios se han centrado en intervenciones bajas en grasas y bajas en calorías.

La evidencia no específica sugiere que una intervención muy baja en carbohidratos puede ofrecer resultados de salud metabólica bastante similares a la cirugía bariátrica, pero aún no se dispone de una comparación directa.


 

7. Pérdida de peso con un coste

Piggybank in mask with stack coin on wood.
La cobertura del seguro y los precios de pago en efectivo para la cirugía bariátrica varían dependiendo de la ubicación y el tipo de seguro. En Estados Unidos, el costo promedio de una operación de manga gástrica es de alrededor de $15.000 y, para una derivación gástrica, es de alrededor de $23.000.37

La cobertura del seguro de la operación ha mejorado con el tiempo. Muchas compañías de seguros cubren la mayor parte del costo con copagos que varían de $0 a $5.000. Generalmente, las aseguradoras suelen exigir que los pacientes hayan intentado previamente intervenciones de estilo de vida y cumplan con los siguientes criterios:

  1. IMC mayor que 40, o
  2. IMC mayor que 35 con otras enfermedades relacionadas con el peso como apnea del sueño, diabetes tipo 2 o hipertensión no controlada por medicamentos.

El tiempo de recuperación también ha mejorado con la transición a la cirugía laparoscópica. La mayoría de los pacientes pueden regresar a casa en un plazo de uno a dos días después de la cirugía y reanudar las actividades normales en un plazo de dos a cuatro semanas.

Como con cualquier cirugía especializada, tiene sentido buscar un cirujano experimentado. Los cirujanos bariátricos deben ser expertos en realizar la cirugía, pero también en proporcionar asesoramiento y apoyo después de la cirugía. Un estudio mostró que muchos pacientes sintieron una sensación de abandono y aislamiento después de la cirugía.38

Los doctores Ortiz y Sweeney enfatizan la importancia del seguimiento a largo plazo y animan a todos los pacientes a que busquen un cirujano que proporcione apoyo y seguimiento adecuados después de la cirugía.

Resumen

Al considerar la cirugía de pérdida de peso, es importante tener en cuenta los costes. El seguro puede o no cubrirla, e incluso cuando está cubierta, puede haber un copago significativo. Los precios de pago en efectivo van desde $15.000 a $25.000 dependiendo de la operación.

También es importante considerar que se necesita ausentarse del trabajo, la familia y las actividades sociales para la recuperación.

Por último, asegúrate de que tu cirujano tenga experiencia y ofrezca seguimiento y apoyo pre y postoperatorio.


 

8. ¿Deberías someterte a una cirugía bariátrica?

Someterse o no a una cirugía bariátrica es una decisión personal. En Diet Doctor creemos que, si puedes encontrar una solución eficaz y sostenible para mejorar la salud metabólica sin cirugía, probablemente sea un enfoque mejor.

Sin embargo, para quienes no pueden encontrar una solución basada exclusivamente en el estilo de vida, entonces vale la pena considerar la cirugía de pérdida de peso. Las complicaciones quirúrgicas continúan disminuyendo con el tiempo y la evidencia respalda los significativos beneficios de la pérdida de peso y de las mejoras en el metabolismo.

El coste sigue siendo un factor. Algunas personas tienen seguros médicos excelentes o no les supone un problema tener que pagar por la cirugía bariátrica. Sin embargo, para otros este procedimiento puede estar fuera de su alcance.

Ten en cuenta que la cirugía no es un tratamiento aislado. Para obtener los mejores resultados a largo plazo es necesario cambiar la dieta y el estilo de vida. La cirugía para bajar de peso no es una “cura” que permite a los pacientes perder peso y luego volver a comer lo que quieran y cuando quieran.

Por el contrario, es una introducción a un nuevo estilo de vida que ofrece a los pacientes una gran ventaja. Después de la operación, depende de los pacientes construir un estilo de vida que les permita mantener su salud metabólica.

Lamentablemente, las dietas muy bajas en carbohidratos y el ayuno intermitente todavía no son aceptados universalmente dentro de las comunidades médicas y de pérdida de peso. En muchos casos, las dietas muy bajas en carbohidratos pueden ser suficientes para mejorar el peso y la salud metabólica sin cirugía de pérdida de peso.

De hecho, muchos médicos aconsejan a los pacientes que opten por la cirugía de pérdida de peso creyendo que lo han intentado todo, aunque sus pacientes no hayan probado una dieta keto o el ayuno intermitente. En Diet Doctor nos gustaría cambiar eso; creemos que cada paciente debe considerar probar la dieta keto o la dieta baja en carbohidratos como enfoques de estilo de vida potencialmente eficaces antes de comprometerse con la cirugía.

Y, para los pacientes que optan por someterse a una cirugía, esperamos que nuestras recomendaciones de bajos carbohidratos les ayuden a mantener el peso perdido de por vida.
 

¡Haz una prueba GRATIS de 30 días!

Obtén acceso directo a saludables planes de comida keto, con recetas fáciles y rápidas, consejos de expertos sobre adelgazar, y más. ¡Comienza una alimentación más saludable con esta prueba gratuita!

Empieza tu prueba GRATIS

Perder peso

 

  1. El doctor Ortiz es un cirujano de pérdida de peso en Tijuana, México, con más de 25 años de experiencia. La doctora Sweeney ha ejercido como cirujano para la pérdida de peso durante ocho años en Louisville, Kentucky. Puedes encontrar más información sobre cada uno de ellos haciendo clic en sus nombres, lo que te llevará a sus perfiles en Diet Doctor (ambas páginas están en inglés).

  2. Al principio, la cirugía bariátrica era un procedimiento abierto, lo que significa que los cirujanos operaban a través de una incisión grande en la piel. Por esta incisión, los cirujanos creaban un nuevo estómago mucho más pequeño y lo conectaban más abajo con el intestino delgado.

    La cirugía, efectivamente, “se saltaba” el estómago normal y la parte inicial del intestino delgado.

    Surgery Clinics of North America 2011: La historia y evolución de los procedimientos quirúrgicos bariátricos [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  3. Surgery for Obesity Related Diseases 2012: Declaración de la posición actualizada sobre la gastrectomía de manga como procedimiento bariátrico [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  4. En un estudio aleatorizado se encontró que los pacientes que se sometieron a una manga gástrica perdieron el 47 % de su exceso de peso siete años después de la cirugía, mientras que los pacientes que se sometieron a la derivación gástrica perdieron el 55 % (es importante tener en cuenta que este estudio midió la pérdida de exceso de peso, que se define como la cantidad de peso perdido dividido por la diferencia entre el peso inicial total y el peso corporal de referencia. Esta medida siempre dará como resultado un porcentaje más alto que la pérdida de peso absoluta).

    No hubo diferencia en los resultados de calidad de vida, pero los pacientes de la manga gástrica tuvieron menos efectos secundarios (24 % frente a 28 %). Los autores concluyeron que la diferencia de pérdida de peso probablemente era “clínicamente no relevante”.

    JAMA Surgery 2020: Efecto de la gastrectomía laparoscópica de manga frente a la derivación gástrica en Y de Roux sobre la pérdida de peso y la calidad de vida a 7 años en pacientes con obesidad mórbida: el estudio clínico aleatorizado de SLEEVEPAS [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Un estudio no aleatorizado reportó una pérdida del 80 % del exceso de peso corporal con la derivación gástrica en comparación con el 60 % con la manga gástrica.

    Journal of Minimal Access Surgery 2016: Comparación de los resultados de pérdida de peso 1 año después de la gastrectomía de manga y de la derivación gástrica en Y de Roux en pacientes mayores de 50 años [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Sin embargo, el siguiente estudio reportó una pérdida de peso similar a los cinco años para la derivación y la manga gástricas. Cabe señalar que los pacientes que se sometieron al procedimiento de la manga experimentaron significativamente más acidez estomacal (GERD, por sus siglas en inglés) (GERD) por sus siglas en inglés.

    JAMA 2018: Efecto de la gastrectomía en manga laparoscópica frente a la derivación gástrica en Y de Roux en la pérdida de peso en pacientes con obesidad mórbida: El estudio clínico aleatorizado SM-BOSS [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Otro estudio encontró que las dos cirugías dieron como resultado una pérdida de peso similar, con un tiempo de operación mucho más corto y una tendencia a tener menos complicaciones significativas con el procedimiento de la manga.

    Gastroenterology and Hepatology from Bed to Bench 2016: Seguridad y eficacia de la gastrectomía en manga frente a la derivación gástrica: resultados de un año del Estudio de Tratamiento de la Obesidad de Teherán (TOTS) [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  5. World Journal of Gastroenterology 2019: Nueva era: opciones de tratamiento endoscópico en la obesidad, un cambio de paradigma [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  6. NEJM 2014: Cirugía bariátrica versus terapia médica intensiva para la diabetes, resultados a 3 años [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  7. NEJM 2017: Peso y resultados metabólicos 12 años después de la derivación gástrica [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  8. Un estudio que cubre las experiencias de 608 pacientes de un solo centro quirúrgico reportó una pérdida de peso promedio de 45 kg (100 libras) (partiendo de un promedio de 138 kg, o 304 libras, a 93 kg, o 204 libras) que duró 14 años.

    Annals of Surgery 1995: ¿Quién lo hubiera pensado? Una operación demuestra ser la terapia más efectiva para la diabetes mellitus del adulto [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    El siguiente estudio realizado en casi 1.800 pacientes mostró que mantuvieron, en promedio, el 27 % de la pérdida de peso desde el inicio del estudio hasta al menos 10 años después de la cirugía.

    JAMA Surgery 2016: Cirugía bariátrica y durabilidad a largo plazo de la pérdida de peso [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Y la siguiente revisión de estudios de al menos 10 años de duración mostró un promedio de pérdida del peso en exceso del 56 % para la derivación gástrica, del 58 % para la gastrectomía de manga y del 45 % para la banda gástrica. La banda gástrica es una operación en la que el cirujano coloca una banda restrictiva alrededor del exterior del estómago. Poner una banda gástrica ha perdido popularidad debido al aumento de las complicaciones y la necesidad de reintervención.

    Obesity Surgery 2019: Resultados a largo plazo después de la cirugía bariátrica: una revisión sistemática y metanálisis de la pérdida de peso a los 10 años o más para todos los procedimientos bariátricos y una revisión monocéntrica de los resultados a 20 años después del uso de la banda gástrica ajustable [metanálisis de estudios no aleatorizados; evidencia débil]

  9. Bariatric Surgical Practice and Patient Care 2014: Manejo de la derivación gástrica laparoscópica en Y de Roux fallida [revisión de estudios observacionales; evidencia débil]

  10. Aunque el 50 % recuperó parte de la pérdida inicial de peso, la mayoría siguió por debajo de un IMC de 35, el límite utilizado para definir si la cirugía de pérdida de peso es un éxito.

    Obesity Surgery 2008: Recuperación de peso a largo plazo después de la derivación gástrica: estudio prospectivo de 5 años [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  11. NEJM 2014: Cirugía bariátrica versus terapia médica intensiva para la diabetes, resultados a 3 años [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  12. Este estudio de cinco años encontró una pérdida de peso más significativa con la cirugía que con el tratamiento con medicamentos. (Ten en cuenta que no hubo una intervención enfocada en el estilo de vida aparte de la “atención estándar”).

    Lancet 2015: Cirugía bariátrica-metabólica versus tratamiento médico convencional en pacientes obesos con diabetes tipo 2: seguimiento a 5 años de un estudio clínico controlado aleatorizado, abierto y monocéntrico [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Y el siguiente encontró lo mismo a 1 año:

    JAMA 2013: Derivación gástrica en Y de Roux frente a tratamiento con medicamentos intensivo para el control de la diabetes tipo 2, la hipertensión y la hiperlipidemia: el Estudio de Cirugía para la Diabetes, estudio clínico aleatorizado [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  13. Lancet 2021: Cirugía metabólica frente a terapia médica convencional en pacientes con diabetes tipo 2: seguimiento a 10 años de un estudio controlado, aleatorizado, abierto y monocéntrico[evidencia moderada]

  14. Diabetes Care 2016: Mecanismos de mejoría de la diabetes después de la cirugía bariátrica/metabólica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    El siguiente estudio observacional concluyó que la mejoría de la diabetes era “dos veces mayor” de lo previsto con solo la pérdida de peso.

    Diabetes Care 2016: Tasas de remisión de la diabetes tipo 2 después de una derivación gástrica laparoscópica y de la banda gástrica: resultados de la evaluación longitudinal del estudio de cirugía bariátrica [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  15. NEJM 2020: Efectos de la dieta versus la derivación gástrica sobre la función metabólica en la diabetes [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Otro estudio respalda estos hallazgos.

    Diabetes Care 2013: Mejoría rápida de la diabetes después de la cirugía de derivación gástrica: ¿es la dieta o es la cirugía? [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  16. Siete años después de la derivación gástrica, el 57 % alcanzó la remisión de la diabetes, en comparación con el 22 % que la alcanzó después de la banda gástrica. Cabe señalar que los que se sometieron a la derivación gástrica también perdieron más peso.

    Journal of Endocrinology and Metabolism 2020: Estado de remisión de la diabetes durante el seguimiento de siete años de la evaluación longitudinal del estudio de cirugía bariátrica [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  17. NEJM 2007: Efectos de la cirugía bariátrica sobre la mortalidad en sujetos obesos suecos [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  18. PLoS Med 2020: Asociación de la cirugía bariátrica con la mortalidad por cualquier causa y la incidencia de enfermedades relacionadas con la obesidad a nivel poblacional: Revisión sistemática y metanálisis [metanálisis de estudios no aleatorizados; evidencia débil]

  19. Obesity Reserach 1999: Reducción de la incidencia de diabetes, hipertensión y trastornos lipídicos después de la pérdida de peso intencional inducida por cirugía bariátrica: estudio de intervención SOS [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Surgery for Obesity Related Diseases 2008: Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, Sociedad de la Obesidad y Sociedad Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica: directrices para la práctica clínica en el apoyo nutricional, metabólico y no quirúrgico perioperatorio del paciente de cirugía bariátrica. [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    Ochsner Journal 2009: Manejo a largo plazo de los pacientes después de una cirugía de pérdida de peso [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  20. [experiencia clínica individual; evidencia muy débil]

  21. El doctor Ortiz señaló que muchos de sus pacientes le “daban la despedida” a la comida aumentando su consumo alto en calorías y alto en azúcar en las semanas previas a la cirugía. Eso lo animó a poner un énfasis aún mayor en una dieta muy baja en carbohidratos en el camino hacia la cirugía.

  22. Obesity Surgery 2004: La dieta preoperatoria de baja energía disminuye el tamaño del hígado [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  23. Current Drug Metabolism 2012: Absorción de vitaminas, minerales y fármacos después de la cirugía bariátrica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    Pediatric Clinics in North America 2009: Deficiencias nutricionales en la obesidad y después de una cirugía bariátrica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  24. Obesity (Silver Spring) 2013: Guías de práctica clínica para el soporte nutricional, metabólico y no quirúrgico perioperatorio del paciente de cirugía bariátrica–actualización 2013: Patrocinado en colaboración con la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, la Sociedad de Obesidad y la Sociedad Americana para la Cirugía Metabólica & Bariátrica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  25. Obesity Surgery 2005: Deficiencias nutricionales después de la cirugía bariátrica: ¿qué hemos aprendido? [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    Current Drug Metabolism 2012: Absorción de vitaminas, minerales y fármacos después de la cirugía bariátrica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  26. “La suplementación nutricional diaria mínima después de la cirugía bariátrica, según el procedimiento, debe incluir de 1 a 2 suplementos multivitamínicos más minerales para adultos, 1.200–2.400 mg de calcio elemental, ≥3.000 UI de vitamina D (titulada a necesidad en cantidades terapéuticas) y 250–350 μg de vitamina B-12/d o 1.000 μg de vitamina B-12 por semana”.

    Advances in Nutrition 2017 Recomendaciones nutricionales para pacientes adultos de cirugía bariátrica: práctica clínica
    [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  27. Obesity Surgery 2011: Mortalidad a treinta días después de una cirugía bariátrica: causas de muerte adjudicadas de forma independiente en la evaluación longitudinal de la cirugía bariátrica [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Archives of Surgery 2007: Tasas de mortalidad y causas de muerte después de una cirugía bariátrica para residentes de Pensilvania, 1995 a 2004 [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

    Obesity Surgery 2019: Resultados a largo plazo después de la cirugía bariátrica: Una revisión sistemática y metanálisis de la pérdida de peso a los 10 años o más para todos los procedimientos bariátricos y una revisión monocéntrica de los resultados a 20 años después del uso de la banda gástrica ajustable [revisión de estudios no aleatorizados; evidencia débil]

  28. La siguiente revisión muestra una tasa de mortalidad del 0,35% por causa de la cirugía bariátrica.

    Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism 2008: La cirugía bariátrica: riesgos y recompensas [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    En el siguiente artículo se revisan otras complicaciones quirúrgicas:

    Trauma Surgery and Acute Open Care 2018: Complicaciones tempranas y tardías de la operación bariátrica [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    Las tasas de reintervención varían según el procedimiento realizado. Un estudio reportó una tasa de reintervención de hasta el 50 % para la cirugía de banda gástrica en los primeros años de la cirugía, que disminuyó al 11 % en los últimos años. Sin embargo, como explica el doctor Ortiz, la banda gástrica ha perdido apoyo debido a la necesidad de repetir las operaciones. La tasa de reintervención es mucho más baja con la manga gástrica y con la derivación gástrica.

    Obesity Surgery 2019: Resultados a largo plazo después de la cirugía bariátrica: una revisión sistemática y metanálisis de la pérdida de peso a los 10 años o más para todos los procedimientos bariátricos y una revisión monocéntrica de los resultados a 20 años después del uso de la banda gástrica ajustable [revisión de estudios no aleatorizados; evidencia débil]

  29. JAMA Surgery 2020: Intervenciones y operaciones 5 años después de la cirugía bariátrica en una cohorte del estudio bariátrico de la Red Nacional de Investigación Clínica de los Estados Unidos centrado en el paciente [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  30. El siguiente estudio, publicado en 2014, señala que la GERD es una complicación común. Sin embargo, el doctor Sweeney indicó que, como las técnicas han mejorado con el tiempo, el riesgo de GERD ha disminuido y puede incluso mejorar después de una operación de manga gástrica.

    Canadian Journal of Surgery 2014: El efecto de la cirugía bariátrica sobre la enfermedad por reflujo gastroesofágico [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  31. Obesity Surgery 2008: Hábitos intestinales después de cirugía bariátrica [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  32. JAMA Surgery 2015: Resultados a tres años de la cirugía bariátrica versus la intervención en el estilo de vida para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2: un estudio clínico aleatorizado [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  33. Los autores de Look AHEAD describen su intervención en el estilo de vida de la siguiente manera:

    “A los individuos se les dio un objetivo calórico de 1200 a 1800 kcal/día y se les dio instrucciones para reducir el consumo de grasa alimenticia a <30 % del total de calorías de grasa, con menos del 10 % de grasa saturada. Para aumentar la adherencia a la dieta, también se proporcionaron y utilizaron sustitutos líquidos de las comidas. A los participantes se les dio un objetivo de actividad física de 6 meses de ≥175 min/semana de ejercicio de intensidad moderada a vigorosa similar a la caminata rápida y se les dio instrucciones de acumular este ejercicio en tandas de ≥10 minutos de duración".

    American Journal of Medicine 2013: La eficacia a largo plazo de una intervención en el estilo de vida en individuos severamente obesos [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  34. JAMA 2018: Intervención de estilo de vida y tratamiento médico con o sin derivación gástrica en Y de Roux y control de la hemoglobina a1c, colesterol LDL y presión arterial sistólica a 5 años en el estudio de cirugía de diabetes [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  35. Frontiers in Endocrinology 2019: Efectos a largo plazo de una nueva intervención de atención remota continua, incluida la cetosis nutricional, para el tratamiento de la diabetes tipo 2: Estudio clínico no aleatorizado de 2 años [estudio no aleatorizado; evidencia débil]

  36. Aunque no se trata de un estudio comparativo directo, sugiere que una dieta keto es más eficaz para mejorar la salud metabólica que una dieta baja en grasas y con restricción calórica y es más o menos tan eficaz como la cirugía de pérdida de peso. Sin embargo, el estudio con la dieta cetogénica no fue aleatorizado y mide los resultados a los dos años (frente a los 5 años de la cirugía bariátrica), por lo que no es una comparación ideal.

  37. Cobertura y costes del seguro para la cirugía de pérdida de peso

  38. BMJ Open 2020: Experiencias de los pacientes sobre la vida después de la cirugía bariátrica y la atención de seguimiento: estudio cualitativo [estudio no aleatorizado; evidencia débil]