ES-Desktop-Recetas-Keto-2
ES-menus-personalizados
ES-Guides-keto-guide
ES-Guides-Square-Recipes
ES-Guides-Square-Mealplans
ES-Guides-Square-Dieta-keto

Keto sucia y perezosa: ¿es para ti?

¿Has escuchado hablar de una dieta keto sucia o perezosa y te has preguntado si es adecuada para ti?

Los adjetivos “sucio” y “perezoso” no tienen connotaciones positivas, pero con keto pueden ser parte del diseño de una dieta que te ayude a obtener los resultados que buscas.

 

Empieza con keto por aquí

ES-Guides-reto-keto
ES-adelgaza-de-por-vida

Empieza con keto por aquí

ES-Guides-Square-reto-keto
ES-Guides-Square-adelgaza-de-por-vida[/two_column_last]
 


¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales personalizados, recetas, el programa Adelgaza de por vida, vídeos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

¡Da el primer paso hacia una vida más saludable ahora!

Empieza tu prueba gratuita

 

1. ¿Qué es la dieta keto sucia o perezosa?

Rotisserie Chicken

 
Una dieta de keto perezosa generalmente significa una que restringe los carbohidratos, pero no tiene otras reglas sobre las calorías, grasas o proteínas.

¿y qué es una dieta keto sucia? Es una que incluye comida rápida y algunos atajos como barras y batidos, siempre y cuando te mantengas por debajo de un límite específico de carbohidratos.

A veces, los dos términos se usan indistintamente.

Si no te fijas en las macros, pero evitas los alimentos con carbohidratos, tu dieta podría llamarse una keto “perezosa”. En este caso, tus comidas consistirían principalmente en alimentos keto clásicos, como huevos, carne y verduras no almidonadas. Evita las fuentes obvias de carbohidratos como el pan, el jugo de fruta y las papas.

Si tu dieta keto perezosa incluye comida rápida como una hamburguesa sin el pan, un batido de proteína preenvasado o un sándwich hecho con pan bajo en carbohidratos comprado en una tienda, puedes etiquetar tu dieta también como “sucia”. Entonces estás disfrutando de una dieta keto sucia y perezosa.

Incluir estas opciones cómodas (pero procesadas) etiqueta tu dieta como “sucia”. Entonces estás disfrutando de una dieta keto sucia y perezosa.

Pero también podríamos llamarla dieta keto “fácil”. “Sucia” y “perezosa” parecen negativos. Pero la comodidad no es siempre algo malo.


 

2. Cómo tener éxito con la keto perezosa

Una dieta keto perezosa puede hacer que perder peso y mantenerse saludable sea posible para casi todos. Seguimos un enfoque similar de “mantener la simpleza” aquí en Diet Doctor.

Esta es la forma de hacerla:

123-simple

 

Cortar carbohidratos te ayuda a quemar grasa, tanto la grasa que comes como la grasa que llevas en el cuerpo.1Es simple.

No todo el mundo necesita limitar sus carbohidratos netos a 20 gramos por día para perder peso. Lo mismo ocurre con la dieta para alcanzar porcentajes macro específicos, una práctica muy publicitada.

Algunos comienzan limitando gradualmente sus carbohidratos, como se describe en nuestra guía, “Seis pasos para bajar la montaña de carbohidratos”. Es posible que no se pierda peso tan rápido como cuando se comienza con un plan keto estricto, pero también se es menos propenso a experimentar los efectos secundarios que puede traer una transición rápida.2

Otra forma sencilla de reducir los carbohidratos es quedarse con una lista de alimentos keto fáciles y permanecer lejos de los carbohidratos altos. Este documento a continuación puede ayudarte a empezar.

folleto-bajo-en-carbohidratos-2-1-

 

Sin embargo, para perder peso de forma eficaz, es conveniente que prestes atención a tu consumo neto de carbohidratos, es decir, los gramos totales de carbohidratos menos la fibra indigerible. Pero no tienes que microgestionar tus carbohidratos. Apuntar a un rango de alrededor de 20 a 50 gramos al día puede ayudarte a perder peso sin pasar hambre.3

Con los planes de comidas de Diet Doctor, puedes ser “perezoso” y aun así contar los carbohidratos netos. Nuestros planes de comidas keto hacen el seguimiento por ti y te mantendrán por debajo de los 20 gramos al día sin esfuerzo adicional.

En cuanto a las proteínas, trate de obtener una cantidad adecuada de proteínas en casi todas las comidas, tanto si tu dieta baja en carbohidratos es perezosa como si no. Las proteínas ayudan a evitar el hambre y a mantener la masa muscular.4

Puedes calcular tus necesidades de proteínas personales con nuestra guía de consumo de proteínas.

Con los carbohidratos bajos y la proteína como prioridad, la grasa se convierte en el ingrediente más variable. Come menos para perder peso, pero más si estás apuntando a la producción de cetonas para tratar trastornos de salud específicos.

Nuestra guía sobre la grasa puede ayudarte a encontrar la cantidad de grasa adecuada para tu caso. Recuerda: No hay un objetivo de grasa que tengas que alcanzar para perder peso. Si te sientes hambriento con una dieta keto, comprueba si estás obteniendo suficientes proteínas y verduras llenas de fibra: entonces añade algo de grasa extra a tus comidas.


 

3. Cómo tener éxito con la keto sucia

Mujer en supermercado

 
Te recomendamos que la mayor parte del tiempo elijas alimentos integrales para tu dieta keto — los que no tienen mucho empaquetado ni largas listas de ingredientes. Los alimentos en una dieta keto “sucia” pueden tener menos nutrientes por caloría y no te ayudarán a sentirte tan lleno en comparación con una dieta keto de alimentos enteros.

Nuestro equipo médico ha descubierto que algunas personas que dependen en gran medida de los alimentos precocinados bajos en carbohidratos se estancan en la pérdida de peso o tienen otras dificultades para alcanzar sus objetivos de salud.5

Aunque creemos que una dieta keto con alimentos enteros es el mejor enfoque, puede que encuentres que este tipo de alimentos no interfiere con la pérdida de peso o con las mejoras en la salud. Pero incluso si lo hacen, eso no significa que tu dieta tenga que ser “perfecta” todo el tiempo. En cambio, podemos ayudarte a encontrar el equilibrio entre alcanzar tus metas y disfrutar de tu manera de comer.

La mayoría de la gente no tiene que limitarse a que todo sea orgánico, alimentado por pastos y todo natural para perder peso. Puedes tener éxito con alimentos que se ajustan a tu presupuesto y que se encuentran fácilmente en las tiendas de comestibles locales.

Si eliges alimentos preparados en lugar de opciones “limpias”, presta atención a cómo te sientes cuando comes comida rápida baja en carbos o esos alimentos más procesados, con edulcorantes no calóricos y con una lista de ingredientes más larga.

Entonces:

  • ¿Tienes hambre poco después de haber comido?
  • ¿Experimentas problemas digestivos, como hinchazón o gases?
  • ¿Sientes una caída de energía en la tarde?
  • ¿Te antojas de alimentos con alto contenido de carbohidratos?
  • ¿Comienzas a recuperar el peso o a tener más problemas para mantener estable el azúcar en sangre?

Si respondiste “sí” a cualquiera de estas preguntas, es posible que necesites ser más selectivo en tus elecciones de alimentos. Si no tienes estos problemas, entonces una dieta keto sucia y perezosa puede funcionar bien para ti.

Algunas fuentes advierten que una keto sucia significa que no obtienes suficientes nutrientes adecuados en forma de proteínas, vitaminas y minerales. Pero todavía puedes priorizar las proteínas y comer tus verduras con una dieta keto sucia.

Otras fuentes advierten que la keto sucia da demasiado de los ingredientes “equivocados”. Pero las advertencias sobre los efectos de los aceites vegetales, de las carnes procesadas y los edulcorantes no calóricos a largo plazo en la salud se basan en estudios observacionales de baja calidad sobre nutrición. Este tipo de evidencia es débil porque no puede demostrar relaciones de causa y efecto.

Algunas personas pueden encontrar demasiado abrumador reducir los carbohidratos y evitar los aceites vegetales, las carnes procesadas y los edulcorantes no calóricos al mismo tiempo. En este caso, la evidencia clara y decisiva dice que limitar los carbohidratos puede mejorar la pérdida de peso y la salud.6

Por lo tanto, cortar los carbohidratos debe ser lo primero.


 

Comer keto sucio y perezoso

Plato keto

 
Si añades alimentos envasados, procesados o comida rápida a tu dieta keto, debes seguir las pautas descritas anteriormente: Mantén los carbohidratos bajos, obtén suficiente proteína y añade grasa según necesites para dar sabor a la comida y que te llene.

La primera comida del día puede ser un rápido batido de proteína baja en carbohidratos o una barra keto aún más rápida. Las tiendas en línea venden bagels y cereales keto. No importa lo que elijas, asegúrate de obtener la proteína que necesitas para empezar el día con el pie derecho.

Si vas a comer fuera de casa, puedes probar unos “bocados de huevo” para el desayuno y una hamburguesa de tocino sin pan o una pizza apta para keto como almuerzo o cena.

Si puedes, complementa con una ensalada. La keto sucia y perezosa no significa olvidarse de las verduras, pero sí significa que puedes tomar una soda dietética si quieres una.

La cena puede ser hotdogs (perritos) a la parrilla. O unas tortillas bajas en carbohidratos de la tienda de comestibles para una noche rápida de tacos. La salsa, la mayonesa y el aderezo para ensalada envasados están bien, siempre y cuando no contengan azúcares añadidos.

Si son bajos en carbohidratos, los palitos de carne, los chicharrones de cerdo y las papas fritas de parmesano hacen que los aperitivos keto sean perfectos.

Para el postre, prueba gelatina sin azúcar coronada con crema batida sin azúcar o busca un helado apto para keto, que ya está disponible en la mayoría de los supermercados.


 

¿Qué pasa si no comes suficiente grasa en la keto?

 

Si te han presentado la dieta keto con su enfoque en alimentos grasos, puede que te preocupe que una versión sencilla y cómoda no incluirá suficiente grasa para perder peso. Pero ¿necesitas usar bombas de grasa y café con mantequilla para perder peso?
En una palabra, no

Es cierto que, si no comes suficiente grasa con la keto, corres el riesgo de no comer suficientes calorías. La inclusión de la grasa en una dieta baja en carbohidratos puede evitar que tu consumo de calorías sea demasiado bajo. Una vez que haya satisfecho tus necesidades de proteínas, agregar grasa a las verduras llenas de fibra te ayuda a mantenerte lleno entre comidas.

Además, la grasa es importante para el disfrute y el gusto. No comerla de manera suficiente puede significar que las comidas sean decepcionantes. Cocinar con grasa o rociarla después puede ayudar a que la proteína y las verduras tengan un sabor increíble. Una dieta que disfrutas requiere menos fuerza de voluntad para seguirla.

Esto significa que no hay razón para tener miedo de comer grasa. Pero, por lo que sabemos, comer más de lo que necesitas probablemente no te ayudará a perder peso.

La importancia de las cantidades altas de grasa en una dieta cetogénica se originó con tratamientos para la epilepsia, que presentaremos en breve. Producir cetonas a partir de la grasa en la dieta puede ser útil por otras razones, pero no necesariamente ayudará a perder peso.

La mejor evidencia disponible confirma solo dos maneras de bajar los niveles de insulina y promover el uso de grasa corporal como combustible con la dieta: reducir las calorías y reducir los carbohidratos.7

La restricción calórica — o cualquier dieta que haga que cuentes calorías para que puedas cumplir con un límite fijo y reducido — puede tener efectos secundarios negativos, como hambre, reducción de la tasa metabólica y pérdida de masa muscular.8

Por otra parte, ya que los carbohidratos no son esenciales para las necesidades nutricionales humanas, hay poco riesgo para tu salud si se les reduce al mínimo.9

Normalmente, reducir tus carbohidratos netos a 20 gramos o menos por día reducirá los niveles de insulina lo suficiente para aumentar la quema de grasa y la producción de cetonas, sin el hambre y la pérdida muscular que viene con la restricción deliberada de calorías.10

Además, el sentido natural de saciedad que se obtiene de una dieta rica en proteínas y verduras llenas de fibra a menudo también reduce el consumo de calorías, lo que significa aún más quema de grasa.11

Comer golosinas llenas de grasa o poner mantequilla en el café añade calorías — pero no mucha nutrición — a tu dieta.

 

6. ¿Deberías probar la dieta keto sucia o perezosa?

 
La pregunta no es si tu dieta keto está sucia o limpia, perezosa o complicada. La pregunta es: ¿Tu versión de keto o bajos carbos funciona bien para ti?

Los estudios basados en la dieta keto sucia y perezosa original —la dieta Atkins (más información a continuación)— muestran que la mayoría de las personas no necesitan calcular el consumo de macronutrientes ni comer tanta grasa como sea posible para perder peso con éxito.

La reducción del consumo de carbohidratos al comer tanto como quieras de una larga lista de alimentos ricos en proteínas, como indica Atkins, también garantiza que obtendrás un montón de proteínas y protegerás tu masa muscular.

En cuanto a “comer limpio”, evitar los alimentos en envolturas brillantes, muchas veces puede llevar a la gente a mejores opciones alimenticias. Pero no todo el mundo piensa en los alimentos procesados y envasados de la misma manera — o necesita evitarlos para perder peso.

Tu dieta keto o baja en carbohidratos funciona bien para ti si:

  • Puedes lograr o mantener una buena salud, con niveles mejorados de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol.
  • Puedes alcanzar o mantener un peso saludable para ti.
  • Estás comiendo la cantidad adecuada de proteínas, vitaminas y minerales.
  • Mantienes la masa muscular y ósea según es apropiado para tu tamaño y tu pérdida de peso.
  • No estás luchando contra el hambre, los antojos, la energía baja, problemas digestivos, dolores de cabeza o niebla cerebral.
  • Disfrutas de tu dieta lo suficiente como para seguirla a largo plazo.

Para perder peso, no necesitas una dieta — keto, carbos bajos o cualquier otra — que te exija pasar tus días contando, analizando y agonizando sobre qué poner en tu boca, aunque algunas personas podrían preferir ese enfoque.

Si una dieta keto o baja en carbohidratos no tiene que ser complicada para ayudarte a perder peso y a sentirte bien, ¿de dónde surgió la idea de la keto sucia y perezosa? Puede sorprenderte, pero un médico con un libro famoso sobre una dieta puede haber hecho más para promover la keto sucia y perezosa que cualquier otra persona.


 

7. Atkins: keto sucia y perezosa original

hamburguesa

 
A principios de los setenta, antes de que keto fuera incluso una palabra, las dietas bajas en carbohidratos para la pérdida de peso se hicieron enormemente populares. En 1972, el doctor Robert Atkins publicó un libro de una dieta baja en carbohidratos que, en sus diversas ediciones, se ha convertido en uno de los libros más vendidos de todos los tiempos.

El doctor Atkins dijo a los lectores que comieran tanto como quisieran de la lista de alimentos permitidos de carne, aves, pescado, huevos y ensaladas hechas con hojas verdes.

La dieta Atkins también tenía una lista de alimentos que se debían evitar. La lista incluía dulces y postres, limitados en la mayoría de las dietas para la pérdida de peso. También incluyó alimentos altos en carbohidratos que muchas personas consideran “saludables” como frutas, leche, papas y pasta.

La dieta Atkins podría ser la dieta original keto perezosa porque no se centra en alcanzar objetivos “macro”, sino que simplemente pide a los lectores que rastreen los carbohidratos.

El libro tampoco da instrucciones para comer tanta grasa como puedas. Algunas fuentes de grasa, como el queso y la crema espesa, están limitadas en Atkins, aunque otras —la mantequilla, la mayonesa y la grasa que viene con la proteína— no lo están.

En la década de 1970, la dieta Atkins se basó principalmente en alimentos integrales simplemente porque los bocadillos bajos en carbohidratos, los batidos y las barritas no estaban muy extendidos.

Pero el doctor Atkins les dijo a sus lectores cómo cortar los carbohidratos tirando el pan de una hamburguesa de tocino de comida rápida o comiendo solo los ingredientes adicionales y el queso de una pizza. Hoy en día, estos trucos también le darían a la dieta Atkins una etiqueta de “keto sucia”.

Hay mucha evidencia que muestra que una dieta keto sucia y perezosa al estilo Atkins funciona para perder peso. En varios estudios, los investigadores utilizan Atkins como modelo para enseñar a los participantes cómo comer una dieta muy baja en carbohidratos. Y los participantes pierden peso con éxito.12

Las dietas bajas en carbohidratos para la pérdida de peso tuvieron un regreso a principios de los 2000, ya que la población estaba preocupada por el aumento de las tasas de obesidad. Esta vez, los fabricantes de alimentos, incluyendo Atkins Nutritionals, estaban listos con versiones bajas en carbohidratos de los alimentos favoritos altos en carbohidratos.

Las personas a dieta ahora pueden comer muffins, pasta y caramelo y, teóricamente, mantenerse con carbos bajos. Estos productos podrían haber hecho que seguir la dieta sea más fácil para algunos, pero otros se dieron cuenta de que los alimentos preparados bajos en carbohidratos hacían que fuera más difícil perder peso. (artículo en inglés).


 

8. Las dietas paleo ponen el foco en “comer limpio”

Dieta paleo

 
Alrededor del 2010, aparecieron los patrones de “alimentación limpia” y las dietas paleo, ofreciendo un contraste distintivo a las dietas bajas en carbos y a las dietas cetogénicas para la epilepsia. En lugar de proporcionar más comodidad a través de alimentos procesados y envasados, la “alimentación limpia” se centró en alimentos enteros o, en el caso de la paleo, en alimentos que nuestros antepasados cavernícolas habrían consumido.

Estas dietas no son necesariamente bajas en carbohidratos, pero muchas personas encontraron que eliminar los alimentos procesados les ayudó a perder peso y a mejorar su salud.13


 

9. Las dietas para la epilepsia ponen el foco en las macros

 
En 2009, un grupo de investigadores y médicos que se especializan en dietas cetogénicas para ayudar en los casos de epilepsia infantil difíciles de tratar publicó un influyente artículo.14

Su trabajo describe una dieta cetogénica “clásica”, que utiliza una proporción de 4 gramos de grasa por cada gramo de proteína y carbohidratos. Esta proporción ayuda a producir suficientes cetonas para tener un efecto terapéutico en la función cerebral. Con una dieta cetogénica clásica, el 90 % de las calorías provienen de la grasa, con un 10 % de proteínas y carbohidratos combinados.15

Las dietas cetogénicas estrictas pueden estar compuestas de alimentos enteros, no procesados. Sin embargo, con una supervisión médica, a menudo se administran a través de productos específicamente formulados para aportar la proporción correcta de grasa, proteína y carbohidratos.


 

10. Simplificar para tener éxito

Como las tasas de obesidad continuaron en aumento, se siguió buscando la dieta “perfecta” para la pérdida de peso. No es de extrañar que alguien combinara los principios de la “alimentación limpia” o las dietas paleo con las estrictas proporciones de macronutrientes de las dietas cetogénicas para la epilepsia.

¿Y el resultado? Dietas “keto limpias”, basadas en proporciones de los macronutrientes. Este enfoque nos trajo a muchos de nosotros a los bajos carbos o —como ahora la llamamos— keto.

En términos de mejorías en la salud, es probable que los resultados de las dietas “keto limpias” que usan porcentajes macro sean similares a una dieta keto sucia y perezosa que sigue el modelo de Atkins. Ambas dietas pueden reducir la insulina, permitir la producción de cetonas y facilitar la pérdida de peso.

Aunque algunas personas prefieren rastrear sus calorías, sus proporciones de macronutrientes o sus niveles de cetona, hacerlo no es necesario para lograr el éxito con una dieta keto al estilo Atkins. Y para algunos, no tener que contar también hace que sea más fácil mantener una dieta. Este enfoque de “mantenerla simple” es muy similar a la recomendación que ofrecemos en Diet Doctor.

Con una versión simple y fácil de carbos bajos o keto, puedes tener una vida, y no sólo una dieta. Y, en Diet Doctor, estamos para ayudar.

 

¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales personalizados, recetas, el programa Adelgaza de por vida, videos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

¡Da el primer paso hacia una vida más saludable ahora!

Empieza tu prueba gratuita

Vídeos sobre cetosis

 

  1. Current Nutrition Reports 2018: Cetosis nutricional para el manejo del peso y la reversión del síndrome metabólico (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  2. Nutrition X 2019: Nutrition X 2019: Efectos de los diferentes niveles de restricción de carbohidratos en el logro de la cetosis nutricional y en los síntomas de la abstinencia de carbohidratos en adultos sanos: Un estudio clínico aleatorizado (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  3. Nutrients 2020: Los efectos de los diferentes grados de restricción de carbohidratos y reemplazo de carbohidratos en los indicadores de riesgo cardiometabólicos en humanos — una revisión sistemática y metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

  4. American Journal of Clinical Nutrition 2015: Definición de los requisitos de proteína en las comidas para optimizar las funciones metabólicas de los aminoácidos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  5. Lo anterior se basa en la experiencia clínica consistente de profesionales que recetan dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  6. PLoS One 2015: Intervención dietética para adultos con sobrepeso y obesos: Comparación de dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasas. Un metanálisis (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    The British Journal of Nutrition 2016: Efectos de las dietas bajas en carbohidratos versus las dietas bajas en grasas sobre el peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  7. Current Nutrition Reports 2018: Cetosis nutricional para el manejo del peso y la reversión del síndrome metabólico (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  8. Appetite 2014: Comportamientos relacionados con la alimentación y el apetito durante el desequilibrio energético en personas propensas a la obesidad y resistentes a la obesidad (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    Obesity 2012: Efecto de la restricción calórica sobre la tasa metabólica en reposo y la actividad física espontánea (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    JAMA Network Open 2019: Efecto de la pérdida de peso a través de una restricción energética severa versus una moderada sobre la masa magra y la composición corporal entre mujeres posmenopáusicas con obesidad.
    El estudio clínico aleatorizado de la dieta TEMPO
    (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  9. [US] Institute of Medicine 2005: Consumo de referencia para energía, carbohidratos, fibra, grasa, ácidos grasos, colesterol, proteínas y aminoácidos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  10. Appetite 2003: Relación entre los índices de apetito antes y después de una comida estándar y las estimaciones del consumo diario de energía en individuos obesos y obesos que perdieron peso (artículo en inglés) [estudio no controlado; evidencia débil]

    Obesity (Silver Spring) 2015 Cambios en la composición corporal durante 8 años de un estudio aleatorizado con una intervención en el estilo de vida: el estudio look AHEAD
    (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

  11. American Journal of Clinical Nutrition 2007: Nutrición y metabolismo bajos en carbohidratos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  12. Aunque una dieta al estilo de Atkins no es una “keto limpia” o centrada en equilibrar las “proporciones cetogénicas”, estos estudios muestran que funciona bien en la pérdida de peso:

    JAMA 2007: Comparación de las dietas Atkins, Zona, Ornish y LEARN para cambios en el peso y factores de riesgo relacionados entre las mujeres premenopáusicas con sobrepeso: El estudio de pérdida de peso de la A a la Z: un estudio aleatorizado (artículo en inglés) [estudio aleatorizado replicable; evidencia moderada]

    NEJM 2008: Pérdida de peso con una dieta baja en carbohidratos, mediterránea o baja en grasa (artículo en inglés) [estudio aleatorizado replicable; evidencia sólida]

    Annals of Internal Medicine 2015: Efectos de las dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasas: un estudio aleatorizado (artículo en inglés) [estudio aleatorizado replicable; evidencia sólida]

    Una dieta modelada en Atkins también podría ser mejor para el mantenimiento de la pérdida de peso que una basada en contar calorías:

    JAMA 2012: Efectos de la composición de la dieta sobre el gasto energético durante el mantenimiento de la pérdida de peso (artículo en inglés) [estudio aleatorizado replicable; evidencia sólida]

  13. Nutrition Journal 2019: Influencia de la dieta paleolítica en los indicadores antropométricos en la enfermedad crónica: revisión sistemática y metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

  14. Epilepsia 2009: Manejo clínico óptimo de los niños que reciben la dieta cetogénica: recomendaciones del Grupo Internacional de Estudio sobre la Dieta Cetogénica (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  15. La evidencia muestra ahora que una dieta Atkins modificada también es buena para controlar las convulsiones, lo que sugiere que un seguimiento macro estricto puede no ser necesario para la epilepsia:

    Epilepsia 2006: Una dieta Atkins modificada es eficaz para el tratamiento de la epilepsia pediátrica intratable (artículo en inglés) [estudio no controlado; evidencia débil]

    Epilepsy Research and Treatment 2014: La dieta Atkins modificada en la epilepsia refractaria (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]