Gota y alimentación baja en carbohidratos

GotaEn algunos casos se afirma que, con frecuencia, las dietas bajas en carbohidratos o cetogénicas ricas en carne causan gota. Eso no parece ser cierto (ni tampoco una dieta baja en carbohidratos tiene que ser alta en carne).

Sin embargo, es posible que haya un aumento temporal del riesgo de gota durante las primeras seis semanas en una dieta baja en carbohidratos estricta. Después de este período de tiempo inicial, una dieta baja en carbohidratos es probablemente neutral, o incluso protectora en lo que respecta a la gota.

Sigue leyendo para descubrir qué es la gota y cómo evitarla.

Qué es la gota

La gota es una inflamación repentina y dolorosa de una articulación, de forma más frecuente en la base del dedo gordo del pie (ver imagen). También puede afectar a otras articulaciones, como los talones, las rodillas, las muñecas y las articulaciones de los dedos.

La causa de la gota son los niveles elevados de ácido úrico en sangre, lo que provoca que los cristales se depositen en la articulación afectada.

La gota es más común en personas con sobrepeso y síndrome metabólico, y por eso se ha vuelto más frecuente en las últimas décadas, afectando aproximadamente al 6 % de los hombres adultos y al 2 % de las mujeres (es aun más común en las personas mayores)1. Históricamente, se la conocía como “la enfermedad de los reyes” o la “enfermedad de los ricos”, pero ahora todo el mundo puede permitirse… azúcar.

Carne y gota

La gota a menudo se ha atribuido al consumo excesivo de carne. Esto se debe a que el ácido úrico que causa la gota es un producto de descomposición de las purinas, un componente básico de las proteínas que está muy concentrado en la carne.

Sin embargo, evitar la carne parece tener poco efecto sobre el riesgo de gota, e incluso los vegetarianos tienen gota con mucha más frecuencia de lo que se esperaría si esta fuera la causa principal.

Comer más proteínas (como la carne) parece que aumenta la excreción de ácido úrico de los riñones a través de la orina, por lo que no tiene mucho efecto en los niveles de ácido úrico en la sangre… o en el riesgo de gota.

Azúcar y gota

Ya que existe una conexión muy fuerte entre la gota, la obesidad, la diabetes de tipo 2 y el síndrome metabólico, es posible que todo sea causado fundamentalmente por lo mismo: azúcar y otros carbohidratos refinados.

De hecho, se ha demostrado que niveles sanguíneos elevados de insulina —una consecuencia de una dieta alta en carbohidratos refinados— aumentan los niveles de ácido úrico, probablemente al disminuir la excreción de ácido úrico por los riñones.

Hay una llamativa historia sobre la gota: se volvió común de forma repentina en poblaciones justo cuando el consumo de azúcar comenzó a aumentar drásticamente (por ejemplo, en Gran Bretaña durante el siglo XVIII, en paralelo al nacimiento de la industria azucarera del país).

También hay pruebas experimentales que indican que el consumo de fructosa (un componente principal del azúcar) aumenta drásticamente los niveles de ácido úrico en el cuerpo.

El alcohol y la fructosa se metabolizan de manera similar en el cuerpo, y el alcohol aumenta los niveles de ácido úrico de la misma manera que la fructosa.

Alimentación baja en carbohidratos, ácido úrico y gota

Los estudios a corto plazo muestran un aumento temporal en el ácido úrico durante las primeras semanas al comenzar una dieta estricta (es decir, cetogénica) baja en carbohidratos. Este efecto parece desaparecer después de unas seis semanas, cuando el ácido úrico vuelve a los valores iniciales o incluso se reduce más.

Los estudios no muestran un cambio significativo en los niveles de ácido úrico en personas que llevan una dieta baja en carbohidratos durante varios meses o años2. La excepción es un estudio que de hecho mostró que el ácido úrico bajó de forma significativa después de 6 meses de comer bajo en carbohidratos, lo que sugiere que puede reducir el riesgo de gota3.

Después de docenas de estudios de alta calidad que comparan dietas bajas en carbohidratos con otras dietas, parece que no hay ninguna diferencia obvia en el riesgo de gota, aunque ningún estudio se ha centrado en esta pregunta específica en detalle.

Los médicos que tratan a pacientes con dietas bajas en carbohidratos aparentemente no notan un aumento en los episodios de gota incluso durante el inicio. Así que, si hay un aumento en el riesgo durante las primeras semanas, es probable que sea pequeño o moderado.

Los niveles de ácido úrico a largo plazo suelen ser bajos con una alimentación baja en carbohidratos, junto con otros marcadores del síndrome metabólico4, e incluso los pacientes que solían padecer gota pueden revertirla. Sin embargo, corregir su resistencia a la insulina por completo y conseguir niveles normales puede tomar meses o incluso años.

 

 

Cómo evitar la gota

Así es cómo se puede evitar la gota a largo plazo con tan solo cambios de hábitos:

  1. Minimiza la ingesta de azúcar5.
  2. Reduce la ingesta de alcohol. Evita especialmente la cerveza y otras bebidas alcohólicas altas en carbohidratos6.
  3. Pierde el exceso de peso y corrige el síndrome metabólico. La dieta baja en carbohidratos es un buen tratamiento, como también lo es el ayuno intermitente7.

Como beneficio extra, estas modificaciones de estilo de vida tienen muchos otros efectos positivos para el peso y la salud. Sin embargo, si no son suficientes, el fármaco alopurinol es muy efectivo para prevenir la gota8.

Dado que puede haber un aumento temporal del ácido úrico durante las primeras semanas de una dieta baja en carbohidratos estricta, las personas que hayan tenido crisis de gota problemáticas pueden considerar usar el medicamento alopurinol al empezar a comer bajo en carbohidratos, comenzando a tomar el medicamento al menos una semana antes para minimizar el riesgo de una nueva crisis de gota.

 
 

¿Carne o no?

Evitar la carne no debería ser necesario ni efectivo a la hora de prevenir la gota.

Además, ten en cuenta que una dieta baja en carbohidratos no tiene por qué ser especialmente alta en proteínas ni alta en cualquier tipo de carne. Una dieta efectiva baja en carbohidratos debe ser moderada en proteínas y alta en grasas naturales.

Una dieta baja en carbohidratos bien formulada (es decir, una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas) probablemente reduce el riesgo de gota a largo plazo.

¿Tienes algo que añadir?

¿Tienes algo que añadir a esta guía? ¿Has tenido algún cambio en los problemas de gota comiendo bajo en carbohidratos? ¿Conoces otros estudios sobre la gota y la alimentación baja en carbohidratos?

No dudes en de dejar un comentario a continuación, los leemos todos.

Más acerca de la gota

Aquí hay un capítulo completo sobre la gota, del galardonado periodista científico y experto en carbohidratos Gary Taubes:

Tim Ferriss: Gota: El capítulo perdido de Buenas calorías, Malas calorías

 
 

Más efectos secundarios

 

Problemas tempranos comunes

Problemas menos frecuentes

 

Mitos sobre la dieta baja en carbohidratos

 

Más

Mejora esta página

¿Tienes alguna propuesta (grande o pequeña) para mejorar esta página?
¿Algo que te gustaría que añadiéramos o cambiáramos? ¿Algún otro problema que te gustaría que tratáramos?

Envía un correo electrónico a kim@dietdoctor.com.

  1. Arthritis & Rheumatology 2011: Prevalencia de gota e hiperuricemia en la población general de EE. UU.: The National Health and Nutrition Examination Survey 2007–2008

  2. NEJM 2003: Una dieta baja en carbohidratos comparada con una dieta baja en grasas en obesidad importante.

    Obesity reviews 2012: Revisión sistemática y metanálisis de ensayos clínicos de los efectos de las dietas bajas en carbohidratos sobre los factores de riesgo cardiovascular

  3. American Collage of Rheumatology 2014: Dieta alta en proteínas (dieta Atkins) y reacicón del ácido úrico

  4. P. ej. triglicéridos, enzimas hepáticas, presión arterial, glucosa, perímetro abdominal y peso.

  5. La azúcar es peor que otros carbohidratos, incluso que los carbohidratos refinados, debido a la alta concentración de fructosa, que eleva el ácido úrico.

  6. La cerveza no solo contiene alcohol, sino también carbohidratos de digestión rápida, que elevan la insulina, disminuyendo así la excreción de ácido úrico. Aunque su importancia es menor, la cerveza también contiene purinas.

    Si quieres tomar alcohol, lo ideal es que escojas opciones bajas en carbohidratos. Esto seguirá aumentando los niveles de ácido úrico y el riesgo de gota, pero no tanto:

    1. Alcohol bajo en carbohidratos
    2. Cerveza baja en carbohidratos

  7. The American Journal of Medicine: Actualización acerca de la importancia de la dieta en la gota

  8. Wikipedia: Alopurinol