“Esta es una dieta que podía seguir”

Mujer en la orilla del mar

¿Puede una dieta baja en carbohidratos ayudar a mejorar la acidez estomacal, el trastorno bipolar y la ansiedad, además de ayudarte a perder peso? Posiblemente. Esta es la fantástica historia de Allison:

Hola, Andreas:

Vi tu reto justo después de ser diagnosticada con ERGE. Mi reflujo gástrico era terrible y mi doctor me dio una dieta que sabía que no iba a ser capaz de seguir.

Volví a casa y empecé a navegar por internet y encontré lo que en Sudáfrica llamamos banting o bajo en carbohidratos y alto en grasas. Estudié esta forma de vida y decidí que esta era una dieta que podría seguir y empecé a hacerla.

Varias semanas después, encontré tu sitio web y me apunté al boletín de noticias, lo que me ha sido de mucha ayuda.

En unas cuantas semanas, el reflujo gástrico desapareció.

Sin embargo, tengo una historia mejor que contar.

He sido diagnosticada bipolar durante años. Desde que empecé la dieta baja en carbohidratos, no he tenido ni un solo episodio maniaco o depresivo y lo que es aun mejor, no he tenido ningún ataque de pánico. Para una persona que tenía un ciclado rápido, y que tenía al menos dos ataques de pánico al mes, esto fue incluso mejor que dejar de tener los síntomas del ERGE. Mi medicación también se ha reducido significativamente. Una benzodiazopamina que tomo se ha reducido de 3,5 mg al día a 0,5 mg al día. Esto es significativo porque he estado usando esta medicación durante más de 16 años. También se han reducido otras medicaciones o las he dejado completamente.

Un grato beneficio extra es que he perdido 19 kg (42 lb). Sigo teniendo 30 kg (66 lb) que perder, pero tengo confianza de que con el tiempo también desaparecerán.

Gracias Dr. Andreas, además de a nuestro profesor sudafricano, Timothy Noakes. Nunca podrás saber lo agradecida que estoy.

Saludos,
Allison

Comentarios

¡Gracias, Allison, por compartir tu historia! ¡Y la mejor de las suertes para tu viaje continuado bajo en carbos!

Empezar

¿Quieres tener tu propia historia de éxito? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Dieta keto y ayuno intermitente: "Estoy totalmente impresionada con los cambios"
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "No se imaginan esta sensación"

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Videos low carb más populares

3 comentarios

  1. Mauricio
    Que valioso testimonio, digno de ser replicado en medios masivo de comunicacion en todos los países... gracias por compartir y felicitaciones por el excelente trabajo que realiza todo el equipo de Dietdoctor 🙏

    MSE

  2. Carmen
    Yo llevo la dieta Keto sin embargo me ha causado gastritis muy recurrentes :(
  3. Maria
    Buenos días:
    Yo no he podido seguir la dieta cetónica. Para empezar, sólo tengo que perder tres kilos. Mi dieta es mediterránea, es decir, tomo verdura y fruta a diario, carne magra (pollo o pavo), jamón serrano y pescado blanco y azul. Evito las harinas procesadas, aunque como de vez en cuando pasta o arroz. También legumbres en puré con verduras, por ejemplo, una crema de lentejas como plato único y de postre, un yogurt natural sin azúcar de leche de oveja. Todos los días incorporo semillas: sésamo tostado, chía, pipas de calabaza o semillas de lino. Un puñado de nueces o nueces de Brasil o Pecanas. Evito el azúcar en todo lo posible: ni caramelos, ni azúcar refinado ni moreno, ni bebidas azucaradas ni gaseosas. De vez en cuando, tomo una cerveza o algo de vino tinto. Si como pan, es de maiz con pipas o de trigo sarraceno o de amaranto, reduciendo la ingesta de gluten. Lo mismo con los copos de avena, que los compro biológicos y sin gluten o cacao de 90% y negro.
    Creo que esta dieta es demasiado restrictiva. Afirmar que comer fruta no es bueno y que sólo aporta algunas vitaminas no lo considero adecuado. La fruta, además de la fructosa, aporta minerales. Hay que recordar que en nuestro componente de ADN, además de carnívoros, éramos fructívoros.
    Lo positivo de esta dieta es que demoniza el azúcar refinado o simple así como los alimentos procesados y ultraprocesados, pero veo que restringe demasiados alimentos, por ejemplo, en los menús semanales, no he visto una sóla vez que se pueda comer plátano y digo yo ¿qué tiene de malo un plátano para desayunar, que además aporta potasio?
    Creo que una dieta mediterránea tradicional, con racionalidad y ejercicio físico habitual es un manera sana de vivir.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores