Dietas bajas en carbohidratos y salud mental: cómo empezar y cómo manejar la medicación

¿Tienes alguna dificultad con la salud mental como ansiedad, depresión o TDAH? ¿Te has preguntado si cambiar tu dieta podría ayudarte? En nuestra guía La conexión entre la comida y el estado de ánimo, hablamos sobre el nuevo campo de la psiquiatría nutricional y el conjunto de evidencia emergente que sugiere que comer una dieta baja en carbohidratos, basada en alimentos mínimamente procesados, puede mejorar el estado de ánimo y la salud mental. En otra guía vemos cómo las dietas modernas, llenas de azúcar y otros carbohidratos refinados, pueden contribuir al sufrimiento psicológico.

Escuchar sobre dietas bajas en carbohidratos, ¿te ha despertado el interés por hacer un cambio en tu estilo de vida? ¡Esperamos que sí! Pero si estás tomando medicamentos para la salud mental, será necesario hacer alguna planificación antes de dejar tu dieta habitual y emprender un plan de alimentación bajo en carbohidratos. En esta guía presentamos cómo prepararse para los cambios que un patrón de alimentación baja en carbohidratos puede hacer con la medicación que estás tomando.

¿Deberías probar una dieta baja en carbohidratos para tu salud mental?

Aunque hay pocos datos científicos valiosos en humanos sobre las dietas bajas en carbohidratos y las patologías psiquiátricas, lo que se sabe hasta el momento es prometedor.1 Podrían pasar años antes de que podamos ver estudios de alta calidad, pero aquellos que no quieren esperar tanto, pueden tener la seguridad de que hay mucha evidencia científica que demuestra que las dietas bajas en carbohidratos son seguras y saludables para casi todas las personas.2

Planificación

Embarcarse en una nueva dieta es potencialmente difícil para muchas personas, pero si estás enfrentando dificultades con la salud mental, puede ser aún más difícil. Cambiar la forma de comer requiere motivación, planificación, compromiso sostenido y cambios importantes en las rutinas (con las que estamos familiarizados y nos sentimos cómodos), que pueden ser estresantes. Para aumentar tus posibilidades de éxito, elije una fecha de inicio que no coincida con otros cambios o retos importantes en tu vida. Si estás demasiado deprimido para reunir la voluntad de empezar o demasiado ansioso para tolerar el estrés de la transición a una nueva dieta, valdría la pena considerar el uso a corto plazo de medicamentos que te ayuden a salvar esta brecha.

Reflexión

Tómate el tiempo necesario para hacerte estas preguntas y evaluar tu disposición para el cambio, realizar un seguimiento de tu progreso y mantenerte motivado. También puede ser útil hablar sobre estas preguntas con tus médicos.

  1. ¿Por qué estás pensando cambiar tu dieta?
  2. ¿Qué esperas lograr cambiándola?
  3. Cómo te sientes con tu dieta actual? Enumera las emociones y las formas de actuar con las que has estado luchando últimamente.
  4. ¿Cómo te sientes con relación a los medicamentos? Si tomas medicamentos psiquiátricos, haz una lista de sus pros y contras.
  5. ¿Cuáles crees que son los mayores desafíos del cambio de dieta?
  6. ¿Hay personas en casa o en tu círculo social en las que podrías confiar para pedir apoyo? Si no es así, sería bueno considerar acercarte a un grupo de apoyo, a un terapeuta o a un orientador personal.

Consulta

Si actualmente estás tomando medicamentos de cualquier tipo, habla sobre la idea con tu médico antes de hacer un cambio en tu dieta. Idealmente, tu médico apoyará la idea y ya conocerá sobre las dietas bajas en carbohidratos o por lo menos estará abierto a conocerlas. Si no, compártele nuestras guías para médicos para que pueda estar más informado sobre el uso terapéutico de la nutrición baja en carbohidratos. Si aun así no está abierto a tus sugerencias, podrías considerar buscar un médico nuevo o preguntarle al actual si estaría dispuesto a colaborar con un nutricionista experto, con un médico de atención primaria o con otro profesional de la salud que tenga experiencia clínica con dietas cetogénicas y pueda ayudar a guiarlas para tu cuidado.

Una vez que comiences, haz un plan con tus médicos para un monitoreo cercano. Lo ideal es que tengas citas semanales con tu médico (o con miembros de su personal), con tu terapeuta (si tienes uno aparte), y con otros profesionales de la salud que estén colaborando, especialmente durante las primeras seis semanas de esta nueva dieta.

Analítica inicial

La presión arterial, frecuencia cardíaca, peso corporal y circunferencia de la cintura deben registrarse antes de cambiar la dieta y deben monitorearse durante todo el camino. Tu médico también debe pedir análisis de sangre antes de que cambies la dieta. Las pruebas más útiles incluyen:

  • Pruebas metabólicas completas en ayunas (glucosa, electrolitos, función renal, función hepática y equilibrio ácido-base)
  • Perfil lipídico en ayunas (incluye colesterol HDL y triglicéridos)
  • Nivel total de insulina en ayunas
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Proteína C reactiva altamente sensible (hs-CRP, por sus siglas en inglés)
  • Ácido úrico en suero3
  • Niveles sanguíneos de medicamentos, si aplica (son particularmente importantes los niveles de litio y divalproex -Depakote-)
  • Cualquier otra analítica que tu médico recomiende

También vale la pena tener en cuenta las pruebas para deficiencias de nutrientes. Las deficiencias más comunes de vitaminas y minerales relacionadas con problemas psiquiátricos son la vitamina B12, el hierro, el zinc y el magnesio.4

LowCarbMobile

La dieta baja en carbohidratos para principiantes

GuíaEn esta guía encontrarás toda la información que debes saber sobre la dieta baja en carbohidratos (low carb): qué es, qué puedes comer y cómo empezar.


Manejo de la medicación

Las dietas bajas en carbohidratos pueden causar cambios rápidos en la química del cerebro y en el cuerpo, algunos de los cuales pueden afectar el nivel de los medicamentos, las dosis y los efectos secundarios y requieren de una supervisión médica cercana.5 Esto es particularmente importante en el primer o primeros dos meses mientras tu metabolismo se ajusta a la nueva forma saludable de comer.6

Si actualmente estás tomando medicamentos para la depresión, ansiedad, cambios en el estado de ánimo, sueño, atención o psicosis, y estás considerando probar una dieta baja en carbohidratos o cetogénica por primera vez, te pedimos que leas la información que sigue. Esta sección no pretende ser exhaustiva y cada situación es única, así que siempre consulta con tu médico para un asesoramiento personalizado.

Antidepresivos7

Los antidepresivos comúnmente prescritos incluyen los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina (IRSN) y el Wellbutrin (bupropion). Ejemplos de los ISRS incluyen Zoloft (sertralina), Lexapro (escitalopram) y Prozac (fluoxetina). Ejemplos de los IRSN incluyen Effexor (venlafaxina) y Cymbalta (duloxetina). Estos medicamentos no suelen plantear problemas específicos con dietas bajas en carbohidratos, pero algunas personas se sienten más hambrientas y aumentan de peso con los ISRS y con Effexor, lo que puede hacer que sea más difícil seguir una nueva dieta de cualquier tipo. El aumento del apetito y el aumento de peso son poco comunes con Wellbutrin y Cymbalta.

Medicamentos antipsicóticos8

Los medicamentos antipsicóticos como Risperdal (risperidona), Abilify (aripiprazol) y Seroquel (quetiapina) pueden aumentar los niveles de insulina y causar resistencia a la insulina, lo que puede hacer más difícil que el cuerpo genere cetonas.9 Es verdaderamente posible experimentar beneficios derivados de los cambios en la dieta, incluso mientras se sigue tomando medicamentos antipsicóticos, pero en algunos casos estos medicamentos pueden, eventualmente, necesitar reducirse de manera gradual hasta suspenderse, para alcanzar todos los beneficios potenciales de una dieta cetogénica.10 Muchos medicamentos entran en la categoría de “antipsicóticos”, así que si no estás seguro de si el medicamento que tú tomas es un antipsicótico, consulta con tu médico.

Litio

Durante los primeros días con una dieta cetogénica, la mayoría de las personas pierde un poco de peso del exceso de agua a través de la micción porque las dietas cetogénicas cambian la manera en que el cuerpo procesa el líquido y los electrolitos (sales), entre ellos el litio, que es una sal.11 Esto significa que los niveles de litio pueden verse afectados por una dieta cetogénica, así que deben medirse antes de embarcarse en una y deben controlarse cuidadosamente a lo largo del camino, para ver si es necesario ajustar la dosis. Es muy importante consumir mucha sal y también prestar atención a los electrolitos, tales como el magnesio y el potasio, especialmente durante la fase temprana de esta dieta.12

Estabilizadores del estado de ánimo anticonvulsivos13

Muchos medicamentos anticonvulsivos, originalmente diseñados para controlar las convulsiones, también son recetados por los psiquiatras para los cambios en el estado de ánimo, el insomnio o la ansiedad. Los más propensos a comportarse de manera extraña cuando uno empieza una dieta keto son el Depakote (valproato), el Zonegran (zonisamida) y el Topamax (topiramato).

El Depakote (valproato) es en realidad un ácido graso que puede ser quemado por las células como combustible. Puesto que en una dieta cetogénica aumenta el metabolismo de la grasa corporal, las células con hambre de grasa pueden eliminar las moléculas de Depakote del torrente sanguíneo y causar una caída de sus niveles en sangre.14

Zonegran (zonisamida) y Topamax (topiramato) cambian la forma en que el riñón procesa los electrolitos (sales) y pueden hacer que el pH de la sangre sea un poco más ácido (acidosis metabólica), aumentando el riesgo de cálculos renales.15 Las dietas cetogénicas también pueden hacer que la sangre sea un poco más ácida (las cetonas son ácidas) y pueden aumentar ligeramente el riesgo de cálculos renales en algunos individuos, por lo que las personas que toman Zonegran o Topamax pueden tener un riesgo aún mayor que otras personas de tener cálculos renales si siguen una dieta cetogénica.16 Si tomas cualquiera de estos medicamentos, es importante mantenerte bien hidratado para reducir el riesgo de cálculos renales y trabajar en estrecha colaboración con tu médico, quien seguramente querrá verificar en orina el calcio, la creatinina, el citrato, el pH, la gravedad específica y la sangre oculta (cantidades microscópicas de sangre en la orina que pueden indicar cálculos renales). Una recomendación común para las personas que toman Zonegran o Topamax y que quieren reducir el riesgo de cálculos renales es comer una dieta baja en sal, pero puede no ser una buena idea con una dieta keto, especialmente durante el período temprano de ajuste.17

Medicamentos para la presión arterial

La Clonidina, el Prazosin y el Propranolol fueron diseñados originalmente para tratar la presión arterial alta, pero a veces también se recetan para el insomnio, la ansiedad, las pesadillas o el TDAH. 18. En las primeras etapas de emprender una dieta baja en carbohidratos, la presión arterial puede disminuir a medida que el cuerpo deja salir el exceso de líquido.19 Esto puede ser un cambio muy saludable, especialmente si tienes la presión arterial alta. Sin embargo, si estás tomando un medicamento para la presión arterial, podrías ver que tu presión arterial cae demasiado, y esto trae un riesgo potencial de aturdimiento, mareos y fatiga y, en el peor de los casos, incluso podrías desmayarte.20 Por eso es importante controlar la presión arterial a lo largo del camino cuando se intenta seguir una dieta cetogénica y por qué puede ser necesario reducir o suspender los medicamentos para la presión arterial en una dieta cetogénica. Muchos medicamentos psiquiátricos también traen un pequeño riesgo de presión arterial baja, entre ellos los medicamentos antipsicóticos y antidepresivos ISRS.

¿Cuándo puedo dejar de tomar los medicamentos?

Si estás entusiasmado con probar una dieta baja en carbohidratos con la esperanza de poder reducir o eliminar uno o más de los medicamentos que tomas, nos parece genial, pero, por favor, ten paciencia, especialmente si vas a elegir una dieta cetogénica. La mayoría de los medicamentos deben continuar hasta que hayas estado sólidamente en cetosis por lo menos por seis semanas, que es el tiempo promedio que tarda el cuerpo en comenzar a usar eficientemente las cetonas como combustible.21 Al alcanzar las seis semanas, tú y tu médico pueden evaluar si tiene sentido comenzar a considerar alguna reducción, pero para algunas personas el momento más razonable para reflexionar en este sentido es a los tres meses.

Si bien la nutrición es un factor importante para la salud mental, sin duda no es el único, por lo que algunas personas seguirán necesitando el apoyo de los medicamentos, incluso con la más saludable de las dietas.22 No hay nada de qué avergonzarse por tomar medicamentos que sirven de ayuda. Tu bienestar es lo primero.

¿Cómo puedo dejar la medicación de forma segura?

Una vez que te hayas adaptado bien a tu nueva dieta, dependiendo de cómo te sientas, tú y tu médico pueden decidir avanzar hacia posibles reducciones de los medicamentos. ¡Nunca dejes de tomar cualquier medicamento abruptamente! ¡Siempre colabora con tu médico, reduce muy lentamente y cambia sólo un medicamento a la vez! Muchos medicamentos psiquiátricos pueden causar síntomas de abstinencia incómodos o incluso potencialmente peligrosos si no se reducen lenta y cuidadosamente.23

Ten en cuenta que la mayoría de los medicamentos psiquiátricos continúan afectando la química cerebral durante seis semanas en promedio después de que dejes de tomarlos. Por esta razón, si estás tomando más de un medicamento psiquiátrico, puede ser aconsejable esperar al menos seis semanas después de haber reducido uno antes de considerar si debes comenzar a reducir otro medicamento. Por ejemplo: si dejas de tomar un antidepresivo como Zoloft a principios de mayo, no sabrás con seguridad cómo te estás sintiendo sin él hasta al menos finales de junio. Si comienzas a reducir un segundo medicamento durante ese período de seis semanas y los síntomas de depresión comienzan a regresar, no sabrás si es porque los beneficios de Zoloft se están desvaneciendo, o porque has comenzado a reducir un segundo medicamento.

Las dietas bajas en carbohidratos pueden ofrecer un alivio a muchas personas que están experimentando dificultades con su salud mental. Sin embargo, cada paciente es diferente. Cualquier persona que toma medicamentos psiquiátricos debe planificar con anticipación y consultar con su médico antes de embarcarse en lo que podría ser una intervención dietética que cambie su vida.

Si tienes preguntas, visita nuestra sección Preguntas frecuentes sobre salud mental y dietas bajas en carbohidratos; ¡puede ser que tu pregunta ya esté respondida!

/ Dra. Georgia Ede

¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales, recetas, el programa Adelgaza de por vida, videos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

¡Da el primer paso hacia una vida más saludable ahora!

Empieza tu prueba gratuita

  1. Neurocase 2013: La dieta cetogénica para el trastorno bipolar tipo II (artículo en inglés) [evidencia muy débil]

    American Journal of Psychiatry 1965: Un estudio piloto de la dieta cetogénica en la esquizofrenia (artículo en inglés) [evidencia muy débil]

    Schizophrenia Research 2017: Dieta cetogénica en el tratamiento del trastorno esquizoafectivo: dos estudios de caso (artículo en inglés) [evidencia muy débil]

  2. British Journal of Sports Medicine 2017: Evidencia que apoya la prescripción de dietas bajas en carbohidratos y altas en grasas: una revisión narrativa (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    World Journal of Pediatrics 2017: Seguridad y tolerabilidad de la dieta cetogénica utilizada para el tratamiento de la epilepsia refractaria infantil: revisión sistemática de estudios prospectivos publicados (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Nutrition & Diabetes 2016: Seguridad, tolerabilidad y eficacia a corto plazo de un programa de intervención para la pérdida de peso con una dieta cetogénica muy baja en calorías frente a una dieta hipocalórica en pacientes con diabetes mellitus de tipo 2 (artículo en inglés) [evidencia sólida]

    Frontiers in Endocrinology 2019: Efectos a largo plazo de una nueva intervención de atención remota continua, incluida la cetosis nutricional, para el tratamiento de la diabetes tipo 2: Un estudio clínico no aleatorizado de 2 años (artículo en inglés) [evidencia débil]

  3. Una nueva investigación encontró que los niveles altos de ácido úrico están fuertemente asociados con la transición futura de depresión al trastorno bipolar:
    Bipolar Disorders 2019: Ácido úrico en suero como predictor de bipolaridad en individuos con un episodio depresivo mayor (artículo en inglés) [estudio observacional, evidencia débil]

  4. Indian Journal of Psychiatry 2008: Entendiendo la nutrición, la depresión y las enfermedades mentales (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  5. Pediatric Neurology 2007: La neurofarmacología de la dieta cetogénica (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  6. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  7. Chonnam Medical Journal 2018: Cómo tratar los efectos secundarios de los antidepresivos contemporáneos: una revisión general (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  8. World Psychiatry 2018: Manejo de los efectos adversos comunes de los medicamentos antipsicóticos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  9. American Journal of Physiology—Endocrinology and Metabolism 2018: Antipsicóticos y metabolismo de la glucosa: cómo chocan el cerebro y el cuerpo (artículo en inglés) [evisiones de mecanismos; evidencia sin clasificar]

  10. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  11. New England Journal of Medicine 1975: Renina, aldosterona y glucagón en la natriuresis del ayuno (artículo en inglés) [revisión de mecanismos; evidencia sin clasificar]

  12. Esto se basa en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos y fue aceptado de forma unánime por nuestro comité de expertos. Puedes obtener más información sobre nuestro comité de expertos en este enlace. [evidencia débil].

  13. Primary Care Companion to the Journal of Clinical Psychiatry 1999: Uso de anticonvulsivos en el tratamiento del trastorno bipolar: Un manual para médicos de atención primaria (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  14. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  15. Drugs 2018: Cálculos renales inducidos por fármacos y nefropatía cristalina: fisiopatología, prevención y tratamiento (artículo en inglés) [revisión de mecanismos; evidencia sin clasificar]

  16. Epilepsy Research 2010: Urolitiasis en la dieta cetogénica con terapia concurrente con topiramato o zonisamida (artículo en inglés) [serie de casos, evidencia débil]

  17. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  18. JAMA Psychiatry 1981: Efectos de la clonidina en los trastornos de ansiedad (artículo en inglés) [estudio aleatorizado; evidencia moderada]

    PsychoPharm Review 2013: Bloqueadores beta: Uso no aprobado en trastornos psiquiátricos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

  19. Obesity Reviews 2012: Revisión sistemática y metanálisis de estudios clínicos de los efectos de las dietas bajas en carbohidratos sobre los factores de riesgo cardiovascular. (artículo en inglés) [revisión sistemática de estudios aleatorizados; evidencia sólida]

    Obesity reviews 2009: Revisión sistemática de estudios controlados aleatorizados de dietas bajas en carbohidratos versus dietas bajas en grasas/bajas en calorías en el manejo de la obesidad y sus comorbilidades. [evidencia sólida]

  20. Para obtener más información, consulta nuestra guía basada en la evidencia sobre cómo comenzar una dieta baja en carbohidratos o keto cuando tomas medicamentos para la presión arterial.

  21. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  22. Basado en la experiencia clínica de profesionales médicos que trabajan con dietas bajas en carbohidratos. [evidencia débil]

  23. Addictive Behaviors 2019: Una revisión sistemática de la incidencia, gravedad y duración de los síntomas de abstinencia de los antidepresivos: ¿Las directrices están basadas en evidencia? (artículo en inglés) [revisión de estudios observacionales, evidencia débil]

    Psychiatry Online 2016: Una receta para “des-recetar” en psiquiatría (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]

    Psychothjerapy and Psychosomatics 2018: Interrupción de los medicamentos antidepresivos: Lección de un ensayo fallido y amplia experiencia clínica/strong> (artículo en inglés) [revisión no sistemática; evidencia sin clasificar]