Desmitificar la diabetes tipo 2 en tiempos de COVID-19

Doctor comprobando glucosa sanguínea

La salud metabólica nunca nos ha parecido tan importante como ahora, durante la respuesta a nivel mundial al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19.

Aunque todos estamos en riesgo de contagiarnos con el virus, las personas que tienen diabetes, hiperglucemia y otros marcadores del síndrome metabólico, como hipertensión y obesidad, tienen un riesgo considerablemente mayor de fallecer debido a la infección.

En Estados Unidos, es imposible pensar que podamos aislar “solo a las personas en riesgo”, como señaló el Dr. David Ludwig, de Harvard, en su reciente artículo en el The New York Times, pues hay que tener cuenta que dos de cada tres estadounidenses tienen sobrepeso, casi el 50 % tienen hipertensión o enfermedades cardiovasculares y el 10 % tienen diabetes tipo 2. Además, un estudio anterior estimó que solo el 12 % de la población de Estados Unidos cumple el criterio de estar “sana metabólicamente”.

Y esto no se trata de un problema aislado de los Estados Unidos, en el resto del mundo se ven tendencias igual de preocupantes. En México, alrededor del 10% de adultos padecen diabetes diagnosticada, y el porcentaje de diabetes en el resto de los países de Latinoamérica promedia en 8,5%, siendo los países más afectados Puerto Rico, Nicaragua, Guatemala y Paraguay. La obesidad, por su parte, ronda el 28% en países como Chile, Argentina y México; y en España la obesidad es del 23%. Por otro lado, el 26% de la población mundial padece de presión arterial alta.

Estas impactantes cifras subrayan lo enfermos que estamos y como ahora, más que nunca, necesitamos volver a centrar nuestra atención en corregir la tendencia de las enfermedades metabólicas.

Para entender mejor por dónde empezar, en este artículo cubrimos los tres mitos más comunes sobre la diabetes tipo 2. Desmontarlos nos ayudará a corregir esta enfermedad y mejorar enormemente nuestra salud.

1. La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica incurable

En la facultad de medicina me enseñaron que la diabetes tipo 2 no se puede curar, sino que hay que gestionarla. Desafortunadamente, aún persiste ese estereotipo, como podemos comprobar con el miope artículo publicado recientemente el The New York Times que afirma que hay poco que ofrecer a las personas con diabetes tipo 2.

De hecho, es todo lo contrario. Hay numerosos estudios que demuestran que una alimentación con restricción de carbohidratos ayuda a la gente a corregir la diabetes, normalizar la glucemia y dejar la medicación para la diabetes.

Entre estos estudios hay ensayos controlados aleatorizados, además de los ensayos no aleatorizados llevados a cabo hace poco por Virta Health.

Aunque estos ensayos no tienen la misma financiación que los patrocinados por farmacéuticas, si un medicamento consiguiera resultados similares, sin duda reportaría miles de millones de dólares. Pero no es una medicina, es un cambio de alimentación.

2. Se necesitan varios medicamentos para normalizar la glucosa sanguínea

No es un secreto que las instituciones médicas y las líneas de investigación promueven en gran medida los medicamentos. Algunos son muy caros. Los medicamentos para la diabetes tipo 2 son un ejemplo perfecto.

Los nuevos medicamentos, como los inhibidores de SGLT2, los agonistas de GLP-1 y los inhibidores de GPP4 se suman al gasto de la antigua y siempre cara insulina. No es poco frecuente que los pacientes usen entre dos y seis medicamentos distintos para la diabetes tipo 2.

No tiene que ser así.

La diabetes tipo 2 comienza porque ponemos más azúcar en el cuerpo del que puede gestionar. Uno de los nuevos medicamentos más populares, los inhibidores de SGLT2, abordan esto al forzar a los riñones a excretar más glucosa.

Pero ¿y si simplemente reducimos la cantidad de azúcar que metemos en el cuerpo? Esto podría eliminar la necesidad de medicación para excretarla.

Quizá no sea tan sencillo como reducir los carbohidratos y dejar toda la medicación, pero existen casos en los que eso es exactamente lo que ocurrió.

La alimentación baja en carbos puede hacer que los medicamentos caros dejen de ser necesarios, sobre todo cuando se combina con el ayuno intermitente.

Si usas otros medicamentos aparte de la metformina para controlar la diabetes tipo 2, por favor, háblalo con tu doctor para realizar una transición sin complicaciones de tus medicamentos actuales a un enfoque basado en hábitos saludables para corregir la diabetes. Tienes más información sobre esto en nuestra guía, Cómo corregir la diabetes tipo 2.

3. Normalizar la glucemia es la clave

Normalmente nos referimos a la diabetes tipo 2 como un problema de glucosa en sangre. Pero eso es solo la mitad del problema. En realidad, la diabetes tipo 2 es una enfermedad de demasiada glucosa sanguínea y demasiada insulina.

Controlar la glucosa sanguínea con un aumento de la insulina no soluciona el verdadero problema de la diabetes tipo 2. Solo al controlar la glucosa sanguínea a la vez que se reduce la insulina (y mejora su sensibilidad) podemos abordar y solucionar totalmente el problema.

Por lo tanto, no es una sorpresa que el uso intensivo de medicamentos que pueden aumentar la insulina (como las sulfonilureas y la insulina misma) no muestren una mejora en los ataques a corazón ni el riesgo de muerte. Los nuevos medicamentos que reducen la insulina, como los inhibidores de SGLT2, sí reducen el riesgo cardiovascular y de muerte.

Por supuesto que la restricción de carbohidratos es otra forma probada de reducir la glucosa sanguínea y la insulina simultáneamente.

Si somos conscientes de estos tres mitos, podremos replantearnos cómo vemos la diabetes tipo 2 y los desafíos metabólicos a los que nos enfrentamos. Especialmente en estos tiempos, en los que los altos costos de nuestras enfermedades metabólicas parecen más graves que nunca, es empoderador saber que podemos tomar el control de nuestra salud.

En Diet Doctor queremos difundir el mensaje y ayudar también a la comunidad médica en su conjunto a propagarlo.

Si eres un profesional sanitario y quieres ayudar a educar a otros profesionales sobre la restricción de carbohidratos, puedes realizar nuestro curso gratuito de formación médica continua. Está disponible (sólo en inglés), con homologación (en Estados Unidos) para la obtención de créditos de formación continua para médicos, enfermeros, auxiliares médicos y dietistas.

Juntos podemos hacer fácil la alimentación baja en carbos para empoderar a gente en todo el mundo.

Gracias por leernos,

Dr. Bret Scher, FACC


¿Quieres llevar una vida saludable?

Nuestra membresía Diet Doctor plus te ayuda a conseguirlo. Empieza con la prueba gratis para poder acceder a nuestros +40 menús low carb, a la fantástica herramienta de planificación de menús y a todos nuestros videos de cocina.

Empieza tu prueba gratuita

Más

Videos sobre diabetes

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores