Cómo la vida activa de April mejoró espectacularmente

April

April llevaba una vida activa y, según creía ella, sana. Un día fue con una amiga a hacer senderismo y al ver las fotos se quedó horrorizada de lo mucho que había engordado. Entonces decidió hacer algo al respecto. Unos días después otra amiga le habló de la dieta baja en carbos. Esta es su historia:

Antes de comenzar a comer bajo en carbos/keto en junio de 2016, pensaba que estaba bastante sana. Era ovolactovegetariana, comía muchos cereales “sanos para el corazón” y verduras almidonadas, siempre evitaba los postres y caminaba casi a diario. Comía ensaladas, frijoles y lentejas, pero no muchas verduras de hoja ni mucha proteína de forma cotidiana. Pesaba 78 kg (172 lb) con una altura de 155 cm (5’1″), demasiado para una persona de cuerpo pequeño.

Un día fui de senderismo a un parque estatal con una amiga. Allí me tomó una foto en la que salgo con la mochila puesta y el GPS en la mano, y luego me sacó algunas más haciendo una actividad de escalada con cuerda. Cuando esa noche me envió un mensaje con las fotos, me quedé horrorizada de lo mucho que había engordado. Creo que me había engañando a mí misma comparándome con la gente de mi alrededor y pensando que yo no estaba tan mal. Achacaba la ganancia de peso a las hormonas a causa de la edad: tenía cuarenta y tantos. En parte estaba en lo cierto: era hormonal, pero no a causa de la edad, sino de mis hábitos alimentarios.

Algunos días después, hablé con otra amiga que sigue la dieta baja en carbos con éxito desde hace varios años, y me ayudó a crear un plan básico bajo en carbos. Al día siguiente, cuando buscaba recursos en Internet, encontré Diet Doctor, y eso fue un punto de inflexión. Me siento afortunada de haberlo encontrado tan pronto y haber podido evitar así los “trucos” poco fiables que dan en las redes sociales a la gente novata en la dieta baja en carbos o keto. Diet Doctor me enseñó cómo comer, qué no comer y cómo invertir para conseguir un cambio a largo plazo.

Han pasado tres años y ahora peso 26 kg (58 lb) menos. He incorporado más proteína, sobre todo marisco y pollo. Uso pantalones más pequeños (4-5 tallas menos), camisas más pequeñas (2-3 tallas menos) y ya no sufro reflujo de ácido a diario.

Soy capaz de levantarme del piso y volver a bajar con facilidad. Y pueden pasar muchísimas horas sin que me sienta cansada o irritada aunque no coma. Duermo bien y tengo una energía inmensa para mis aficiones y actividades favoritas.

El mayor desafío al inicio fue ser constante en cada comida en un país (EE. UU.) en el que los alimentos ultraprocesados, azucarados y almidonados están disponibles a todas horas en restaurantes, conferencias, reuniones, cafeterías y gasolineras. Al principio era muy fácil encontrar una excusa para justificar salirme del plan, pero entendí que es fundamental ser constante para que, con el tiempo, los antiguos hábitos se transformen en nuevos hábitos que sean adecuados. Una vez que algo hizo clic en mí tras dos meses, dejó de ser difícil porque de verdad quería cambiar, y pude ver y sentir la diferencia.

Tan solo desearía haber conocido la dieta baja en carbos/keto veinte años antes, porque ahora con 48 años me siento mejor que con 29.

April Roberts,
Georgia, EE. UU.

Comentario

Felicitaciones, April. ¡Me alegra escuchar que nuestra página te fue de ayuda!

Un saludo,
/ Dr. Andreas Eenfeldt

Empezar

¿Quieres tener tu propia historia de éxito? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

También puedes consultar nuestra guía cetogénica o, para ponértelo más fácil todavía, te ofrecemos nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte durante dos semanas.

Más

Cómo revertir la diabetes de tipo 2

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "No se imaginan esta sensación"
  • Dieta keto y ayuno intermitente: "Estoy totalmente impresionada con los cambios"
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿Tú también tienes una historia de éxito y te gustaría compartirla en este blog? Mándala (agradecemos las fotos) a maria.colell@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si podemos publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Videos low carb más populares

f

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores