Pérdida de 41 kg en 7,5 meses y ¡no más medicamentos!

Estefi

Estefanía pasó varios años enferma y con dolor. Decían que su obesidad era culpa de glotonería y pereza y seguían dándole los mismos consejos inefectivos de comer menos, moverse más. Pero Estefi no se dio por vencida. En octubre de 2017, la científica encontró la dieta cetogénica y todo cambió, no solo para ella sino para toda su familia.

Aquí nos cuenta la historia inspiradora de su camino keto.

Hola, mi nombre es Estefi, soy de Argentina.

En 2012, me diagnosticaron hipotiroidismo, diabetes de tipo 2 y síndrome metabólico. Mis suprarrenales estaban en mal estado. También fui diagnosticada con una condición genética rara llamada síndrome de Cowden. Me sentía cansada, agotada, completamente desesperada y deprimida. Después de aceptar este combo, me sumergí en una vida adicta al trabajo. Era mórbidamente obesa y simplemente pensé que las píldoras y los medicamentos deberían hacer el trabajo. Pasaron los años y todo empeoró y empeoró. Tenía dolor todos los días, pero no podía compartirlo ni mostrárselo a nadie. No podía caminar más de 2 cuadras, no podía atar mis zapatos, mis brazos nunca cabían en el manómetro que mide la presión sanguínea, no podía jugar con mis hijas. Me dormía todo el tiempo, apenas sobrevivía. Cada beso de buenas noches a mi familia era un último beso, porque pensé que nunca lo haría la mañana siguiente.

Hice todo tipo de intentos para perder peso, porque cada médico que vi me dijo que mi obesidad era, de alguna manera, responsable. Lo que se te ocurra, estoy segura que lo he intentado. También tuve una cita para obtener un bypass gástrico, pero pensar en mis 2 hijas me hizo cambiar de opinión.

En octubre de 2017, me dijeron que tenía que comenzar a tomar inyecciones de insulina porque las píldoras no funcionaban. Subí a la balanza y entendí por qué. Estaba ganando peso fuera de control. En ese momento yo ya estaba tratando y abordando mi depresión severa y mis problemas de adicción al trabajo, así que por primera vez en mi vida podía escuchar primero y no negarme. La médica continuó hablando sobre la típica dieta HCLF (alta en carbohidratos y baja en grasas), su 99 % de efectividad, y cómo todo fue mi culpa. Sobre como yo no tenía control sobre la comida y era perezosa. En ese momento entendí: ¿qué pasa si no soy parte del 99 % de éxito y soy el 1 %?

Soy científica, así que mi primer pensamiento fue: estoy abordando este problema por el mismo camino una y otra vez. Si no hago algo diferente, ¡nada va a cambiar! Así que ese fue el primer paso, poner mis manos (y mi cerebro) a trabajar.

Busqué “Cómo revertir la diabetes tipo 2” en Google Académico y comencé a descargar documentos, luego descubrí Diet Doctor y The Real Meal Revolution. Leí el libro de Tim Noakes y me dormí llorando. A la mañana siguiente, me uní a todos los sitios posibles de LCHF (bajo en carbohidratos y alto en grasas)/ keto / banting, blog, cuenta de Instagram, canal de YouTube, me suscribí a boletines y comencé mi viaje.

Decidí probar esta dieta por 1 año. Un año sin hacer trampas y ver a dónde me lleva. Me nombré el capitán de este bote e hice que mi esposo y mis dos hijas se unieran a mí en este crucero. Fue realmente difícil, pero ahora están totalmente adaptados.

Comenzamos el 23 de octubre de 2017. Tiramos casi todo lo que teníamos en la heladera, el congelador y la despensa. Empecé a leer las etiquetas y comprendí que estaba comiendo como 900 g de carbohidratos por día … ¡cómo es eso humanamente posible! Tenía que hacerlo sostenible para toda la familia, así que me enfoqué en crear un estilo de vida. Leí el libro del Dr. Andreas Eenfeldt ‘Low Carb, High Fat Food Revolution’, que cambió por completo mi perspectiva. Limpié todo y comencé a rastrear mis macros.

Tuve gripe keto, que duró 2 semanas y me sentí horrible. Luego vino el sarpullido cetónico. Fue una tortura, pero podía sentir algo que cambiaba dentro de mí. Una cosa que me ayudó fue comprender profundamente que LCHF es muy personal. Comencé IF alrededor del día 60. Comenzó con 16/8. Ahora estoy a las 23/1 casi todos los días de la semana, de lunes a viernes. Comencé con la versión liberal de LCHF, luego curé mis flora intestinal, hice LCHF moderada y finalmente estricta después del día 90. Cuento las calorías los días que no ayuno, pero para asegurarme de estar por encima de 1200 calorías por día.

Estefi con esposo

Estefanía: ahora y antes

Durante estos 7.5 meses, tuvimos 3 vacaciones. La primera vez que cociné todo como si estuviera en casa. ¡Eso fue donde mi mamá y mi papá también se pusieron a LCHF! Mi madre tiene 65 años y perdió 22 libras, tenía un tinnitus severo, que desapareció. Ella no tiene tiroides y se siente mejor que nunca. Mi padre, que tiene 65 años, perdió hoy 44 libras, todavía tiene que perder un poco, pero ama esta forma de vida. Ambos tuvieron un cambio total de su salud. En el segundo, fui a la cocina del hotel y hablé con el chef, le expliqué lo que no podía comer y le dejé instrucciones. En el tercero cocinamos todo LCHF. Cuando tuve mi Aniversario, fuimos a una agradable cervecería y no tomamos ninguna cerveza. Comí una hamburguesa al plato sin pan.

Tuve antojos durante las primeras 3 semanas, pero hice la versión de LCHF de las cosas. No utilizo ningún edulcorante artificial, solo uso xilitol. Estuve realmente hambrienta en las primeras 3 semanas, pero después de eso fue fácil. Ahora incluso me olvido de comer a veces. La comida nunca fue un problema, es deliciosa. Ya no echo de menos nada. Entendí que la comida no es el problema sino los ingredientes. Una vez que entendí eso, se volvió fácil elegir lo que entra en mi boca. A veces, cuando me levanto por la mañana y salgo de la cama, sigo pensando que peso 90 libras más, así que tengo que recordar que ahora peso mucho menos. Mi pérdida de peso es más rápida de lo que pueden procesar mi cabeza y mi ropa. A veces me olvido en qué cuerpo estoy y elijo ropa mucho más grande de lo que necesito y luego tengo que volver a elegirla.

Lo peor fue que todos me decían que estaba loca: que esa manteca me daría un ACV y ese conocimiento de HCLF fue probado y yo estaba haciendo exactamente lo contrario y cómo iba a morir. Aquí las personas están mal informadas sobre LCHF, por lo que es muy estresante cuando surge el tema. Así que simplemente digo que no a todos los alimentos que no los cociné y trato de no hablar sobre ellos. Me llamaron bruja por dar la vuelta a la pirámide alimenticia. Simplemente ya no los escucho, en mi mente voy a un lugar feliz.

Perdí el 24 % de mi grasa corporal. Al principio tomaba metformina 4 veces al día. Alrededor del día 100 ya no los necesitaba. También estaba tomando levotiroxina. Alrededor del día 130 tampoco lo necesitaba. Hace aproximadamente un mes descubrí que soy flexible metabólicamente. Puedo salir de cetosis y regresar en menos de un día. Cuando descubrí que estaba adaptada a la grasa, podría pasar un día entero sin comer y sin tener hambre. Mi cerebro se iluminó, mis pensamientos deprimentes se fueron, mis niveles de energía subieron.

Camino 7 km casi todos los días. Corro, ando en bicicleta con mi familia, puedo atar mis zapatos, mi brazo cabe en el brazalete del manómetro para medir sangre, juego con mis hijas, trepo árboles, y todo lo que pensé que nunca volvería a hacer, lo hice y lo hago.

Mi esposo perdió 90 libras desde 2017. No más medicamentos para él por su presión arterial, y la apnea del sueño que tenía desapareció. Mi hija de trece años perdió 17 libras y mi hija de ocho años perdió 31 libras. Son niñas nuevas en la escuela, en los deportes. Desde febrero revertí mi diabetes tipo 2 e hipotiroidismo. NO MÁS MEDICAMENTOS. Y en 7,5 meses perdí 41 kg (90 lbs).

Estefi con esposo

Estefanía con su esposo: ahora y antes

Tengo un diario LCHF / banting / keto en Instagram @banting.for.a.year. Me ayuda a permanecer enfocada y no sentirme tan sola en este viaje. ¡Cuando llegue a la marca del año, cambiaré mi nombre de Instagram a banting.for.ever!
También estoy escribiendo un libro ahora. Como soy científica, tengo todos estos datos para compartir, con la esperanza de ayudar a la comunidad de LCHF con más evidencia del otro lado del mundo, y porque es lo menos que puedo hacer.
 
Espero que esto sea de ayuda para aquellos que están en el comienzo. ¡Aún tengo que recorrer un camino!

¡Banting para siempre!

Estefanía

Comentario

¡Felicitaciones a ti y a toda tu familia, Estefi! Ojalá tu historia empodere a muchas personas para que también puedan revolucionar su salud. Gracias por compartir tu historia y contribuir al efecto dominó :-)

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Estefanía? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”
  • Mats bajó 30 kg: "Keto funciona"

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

5 Comentarios

  1. MSE
    Excelente testimonio!!
  2. Estefania
    Muchas Gracias!!!!!!!!!!
  3. Miriam Carullo
    Yo puedo dar testimonio de esto. Mi hija de 8 anos tenía un sobrepeso importante. Probé cuánto nutricionista y dieta existe y ninguna funcionó . Tuve la suerte de conocer a Estefi y ella muy amablemente y con muuuucha paciencia me fue ayudando, explicando, y enseñandome a cocinar. Hoy more en solo 2 meses bajo 6 kg. Pero no es sólo los kg q bajo sino que ahora es otra nena. CORRE, salta a la soga, ,puede usar un jeens , elije q ponerse xq ahora todo le entra.. Y lo mejor de todo esto es q ella sola va tomando conciencia de lo que puede o no comer. Y eso es fantástico. Siempre le digo a Estefi y hoy se lo repito que no me va a alcanzar la vida para agradecerle lo que hizo por more. Hoy mi hija es una nena sana y con una salud estupenda
  4. Roxana
    Hola Estefanía, estoy haciendo dieta keto, soy de Argentina también. Ante todo felicitaciones! Donde conseguís el xilitol? No lo consigo en Córdoba, por eso te preguntaba. Gracias!
    Respuesta: #5
  5. Estefi
    Hola Roxana!!! Muchas gracias. Que bueno lo tuyo! Lo compro por mercado libre! Escribime a mi instagram que te paso el link.
    Beso!

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores