Estudio respalda la dieta keto como tratamiento para el Alzheimer

estudio de caso: keto ayuda a corregir decline cognitivo

Ya hablamos antes de que está previsto que las tasas de Alzheimer se disparen en un futuro próximo, y las consecuencias pueden ser tremendas tanto para las familias como respecto a los costes médicos. Eso está haciendo que las empresas farmacéuticas inviertan miles de millones de dólares en busca de una cura. Por desgracia, los resultados han sido un enorme fracaso detrás de otro (vídeo en inglés).

Sin embargo, varios casos, algunos libros y diversas experiencias personales (enlaces en inglés) hacen pensar que la dieta cetogénica puede ser el recurso disponible más prometedor para tratar el Alzheimer. Un artículo recién publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia se ha sumado al creciente conjunto de pruebas.

Alzheimer’s & Dementia: ¿Causa la APOE-ε4 dislipidemia, resistencia a la insulina y obnubilación? Un caso de estudio (en inglés).

Los autores de este caso clínico plantean la hipótesis de que las personas con la variante APOE-ε4 (una variante genética que aumenta el riesgo de Alzheimer) tienen una menor capacidad para eliminar la placa beta-amiloide del cerebro, y pueden tener también una capacidad menor para transportar los lípidos entre las neuronas, lo que ocasiona un aumento de la producción de especies reactivas de oxígeno. Esta combinación hace que tengan un mayor riesgo de padecer Alzheimer, sobre todo si cuentan con algún factor como resistencia a la insulina o diabetes de tipo 2.

Ya que cada vez hay más indicios de que el Alzheimer puede deberse a la resistencia a la insulina en el cerebro y su incapacidad de utilizar adecuadamente la glucosa como fuente de energía, empieza a tener sentido que la dieta cetogénica sea el tratamiento ideal.

El caso clínico que se acaba de publicar subraya los efectos beneficiosos que tuvo la dieta cetogénica en una persona con diabetes de tipo 2, Alzheimer y la variante APOE-ε4. Tras solo 10 semanas siguiendo una dieta cetogénica prescrita de forma clínica, su puntuación en la evaluación cognitiva mejoró, pasando de un resultado de demencia leve a normal, la HbA1c se normalizó de 7,8% a 5,5% y los demás biomarcadores metabólicos también mejoraron.

Esto no prueba que la dieta cetogénica sea una cura mágica para el Alzheimer, pero es indudable que nos permite un mayor optimismo que los fármacos con los que han fracasado las farmacéuticas. En vez de actuar sobre las placas amiloides como hacen muchos fármacos, es mejor que nos centremos en lograr cambios metabólicos en el cerebro, le ayudemos a reducir la resistencia a la insulina o incluso le proporcionemos cetonas como una fuente alternativa de energía. Las experiencias personales son cada vez más frecuentes, y nos dan la esperanza de que la cura para una enfermedad aparentemente compleja y terrible pueda estar simplemente en lo que elegimos comer. Permanece atento a nuestro blog, seguiremos desgranando la ciencia a medida que sepamos más sobre la confluencia entre el Alzheimer y la dieta cetogénica.

Gracias por leernos,
Dr. Bret Scher, FACC

Anteriormente

La diabetes está relacionada con la disfunción cognitiva temprana

Estudio: la dieta cetogénica es prometedora para el Alzheimer leve

“Prevenir el Alzheimer es más fácil de lo que crees”

Guías

La dieta keto para principiantes

Cómo corregir la diabetes de tipo 2

Videos sobre la diabetes de tipo 2

Videos con conceptos básicos

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores