Dos semanas de la dieta cetogénica: Mi senda del éxito

Francisco

El descubrimiento de la dieta cetogénica hace dos semanas tuvo un fuerte impacto en la vida de Francisco. Su salud ha mejorado de forma extraordinaria, y dice que nunca volverá a mirar hacia atrás. Francisco, de España, publicó su historia en un comentario en una de nuestras páginas. Con su permiso, la publicamos como una historia de éxito de Diet Doctor. ¡Ojalá su historia te inspire para que tú también revoluciones tu salud!

Llevaba algunos días que me decía: Francisco, debes bajar de peso. Busqué en la web métodos para eliminar algunos kilos de mi cuerpo. El más simple era el ayuno; no comer, seguro que bajaría de peso, pero no estaba convencido de que únicamente ese era el camino. Pensé que debía hacer alguna dieta para eliminar esos kilos que tenía de más. Tecleé en el buscador: cómo bajar de peso. ¡Oh! decenas de dietas que prometían bajar de peso. Después de leer algunas de las dietas más relevantes, seguía sin estar convencido. Me encontré la palabra “cetogénica”, desconocía por completo qué significaba. Decidí investigar. Perder kilos comiendo grasa, ¿cómo es posible? Mi curiosidad sobre el tema me puso en el camino que debía seguir. Fui recabando información sobre este tipo de dieta, me parecía atractiva, visité varias páginas web de cómo hacer una dieta cetogénica, al final solo puse una en “favoritos” porque vi que era la mejor: Diet Doctor.

Al principio pensé que se trataba de una página sobre recetas de cocina, pero a medida que tomaba información en las guías, comprendí que era algo más. Hago la suscripción, y a partir de ese momento, decido estudiar de forma más profunda el tema “Dieta cetogénica”.

Antes de comenzar la dieta comí todos los alimentos no permitidos que tenía en casa, después compré los permitidos. Solo dejé un alimento no permitido a la vista: la cerveza, ¿porqué lo hice?, sería la prueba de ver qué fuerte era mi voluntad de llevar la dieta, he sido gran bebedor de cerveza, y hablo en pasado porque llevo 14 días sin beberla.

Primera semana

Comienzo dieta + ayuno intermitente 16/8. Peso: 74,6 kg. Abdomen: 112 cm. Ayuno: desde las 20h a 12h. Durante las horas de ayuno solo bebo agua, 1 café solo y variedad de infusiones. Para la transición del ayuno a la comida bebo caldo de gallina. He configurado mi menú personal con los alimentos permitidos. Camino 45 minutos, 2 veces al día, primeras horas de la mañana y últimas de la tarde.

Domingo

En este día nada importante que destacar, mi adaptación al ayuno es buena. Echo de menos al pan y a la cerveza, dos fantasmas que me visitarán a lo largo de la semana. Mis deposiciones siempre han sido siempre diarias y a la misma hora, hoy no ha sido así.

Lunes

He sentido algo de mareo en las horas del ayuno, pero no me afecta en mis tareas, este día tampoco voy al baño, el fantasma de la cerveza me hace hacer la pregunta #136, quería un día para ella sola.

Martes

Un olor corporal nuevo me rodea, no sabría decir a qué huele, mi memoria no tiene registro de este olor, acerco la nariz a mi piel y compruebo que no es la piel en sí, sino que es la transpiración, es como un aura que rodea mi cuerpo, no le doy importancia a este hecho. Decido aumentar mi ingesta de fibra, vegetales con máximo de fibra dentro de los alimentos permitidos, también tomo zaragatona (Plantago psyllium) como complemento. He visitado el baño, poca cantidad y blanda. Orino más veces que antes de empezar la dieta, será por beber más liquido, el color es claro, inexistente, en cambio el olor es más intenso.

Miércoles

Es un día parecido al día anterior, sí he notado tener más claridad mental, creo que la no ingesta de lúpulo, ingrediente de la cerveza, es la causa de ello, el lúpulo tiene efecto narcotizante. Estoy contento en la medición del abdomen y el peso.

Jueves

Veo un documental de un hombre con casi 300 kg. Es aterrador, esto refuerza mi voluntad de seguir la dieta. Voy por buen camino. El mareo es inapreciable. Pienso que no tengo estreñimiento, solo que mis evacuaciones se han espaciado y menor cantidad. Dejo de preocuparme.

Viernes

El fantasma del pan ha optado por la retirada, el de la cerveza es más persistente, entonces hablo con él y le digo: “¿Quieres ver el documental de ayer…?”. De inmediato desaparece. Progreso en kilos y medidas, esto funciona, no he perdido vitalidad, mi voluntad se hace más fuerte.

Sábado

El olor corporal parece haberse debilitado o yo me he acostumbrado a él, apenas si lo noto. Dejé de preocuparme por el estreñimiento, el cuerpo sabe cuando tiene que ir al baño. No paso hambre alguna, estoy bien hidratado, energía estable y buena, me encuentro bien físicamente y más fuerte mentalmente.

Para terminar mi relato de la primera semana, quiero agradecer a todo el equipo de Diet Doctor por la ayuda prestada y escribir un poema de Antonio Machado como metáfora a la dieta cetogénica:

Caminante, son tus huellas 
el camino, y nada más; 
Caminante, no hay camino, 
se hace camino al andar. 
Al andar se hace camino, 
y al volver la vista atrás 
se ve la senda que nunca 
se ha de volver a pisar. 
Caminante, no hay camino, 
sino estelas en la mar. 

Se me olvidaba, Peso 70,9 kg. Mi abdomen 108 cm. He perdido 3,7 kg. Y 4 cm de perímetro abdominal, solo me queda por decir una palabra: ¡¡FANTÁSTICO!!

Segunda semana

En esta semana mi cuerpo se ha estabilizado, solamente algo de mareo en la última hora del ayuno, por lo demás todo normal. Peso 68,6 kg. Mi abdomen 103 cm. he perdido 2,1 kg. Y 5 cm de perímetro abdominal, el total de las 2 semanas no puede ser más satisfactorio: 5,8 kg y 9 cm de abdomen de menos, es increíble.

Alimentación

Terminada la dieta de 2 semanas, quisiera exponer cómo ha sido mi alimentación. Me he ceñido exclusivamente en los alimentos permitidos. Debo confesar que soy un poco perezoso en la cocina, he procurado que mis menús sean lo más simple posible de elaborar, un poco minimalista.

He procurado que los alimentos sean ecológicos, biológicos y orgánicos en la mayor medida posible. Hay que comprar con precaución, ya que los proveedores de las grandes superficies de alimentación utilizan estos términos en sus productos como marketing para ampliar sus ventas ocultando la verdad.

  • He tenido 2 comidas principales, la primera en horario 12:00 a 13:00 y la segunda 20:00 a 21:00.
  • La primera comida ha sido siempre generosa, la segunda más ligera. La comida del mediodía en la semana la he dispuesto de la siguiente manera: 2 días carne, 2 días pescado, 2 días huevos 1 día marisco, alternando el orden, acompañando los platos siempre con verduras o ensaladas. Todos los días caldo de gallina al terminar el ayuno.
  • La cena ha consistido en ir variando estos alimentos: quesos, jamón y otros embutidos, pescado marinado y en conserva, acompañados con ensaladas o verduras. Solo he usado aceite de oliva, sal y pimienta para aderezar el almuerzo y la cena.
  • El postre en ambas comidas siempre ha sido alternando estos alimentos: moras, fresas, frambuesas y aguacates. 1 melón cantalupo de 1 a 1,5 kg repartido a lo largo de la semana. Tomates he comido con bastante moderación.
  • Las carnes, el pescado y el marisco, siempre cocinados a la plancha, algunas verduras las comía crudas, las que no, las hacía salteadas en la plancha y como último recurso, al vapor, he evitado en lo posible la fritura y la cocción. La primera semana tomaba 30 cc. de vino tinto en ambas comidas, en la segunda semana he suprimido el vino, “alcohol-free”.
  • La merienda, alternando nueces, avellanas y almendras.
  • Suplementos: Mantequilla, aceite de coco, aceite de lino, olivas, pimientos en vinagre (un poco picantes) y Plántago psyllium.
  • Bebidas: agua, café, té y otras infusiones variadas.
  • El deseo de pan lo he combatido con tortitas de almendras, ingredientes: 2 cucharadas de harina de almendras 1 huevo, 1 cucharada de aceite de oliva y pizca de bicarbonato para darle esponjosidad a la tortita. Preparación: Batir el huevo junto el aceite y el bicarbonato, y hacer como si fuese una tortilla (omelette) de huevos.
  • El deseo de dulce es como la anterior receta solo que al aceite y la harina es de coco, cundo la saco de la sartén espolvoreo con canela. Para las 2 recetas, comer en frío, guardar en recipiente para evitar endurecimiento.

Conclusión

Con la dieta no he pasado hambre, mi voluntad se ha fortalecido, me encuentro más ágil y los resultados han sido satisfactorios.

Quiero darle las gracias a Kim Gajraj por haber contestado a todas las preguntas que formulé y que me han servido para despejar dudas.

Salud y ánimo para todos los que decidan coger la senda del éxito.

Comentario

Felicitaciones por tu éxito y gracias por compartirlo con tanto detalle, Francisco. ¡Te deseamos todo lo mejor en tu “senda del éxito”!

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Francisco? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • Dos semanas de la dieta cetogénica: Mi senda del éxito
  • ¿Es posible recuperarse del hipotiroidismo?

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. 2 comentarios eliminados
  2. Marcela Verbrugghe
    Hola. Quería consultarles si teniendo un mieloma múltiple, con trasplante de médula hace 5,5 años, y habiendo vuelto a aparecer la proteina que lo causa, puedo iniciar la dieta cetogénica de ayuno. Supongo que ha de venirme bien desintoxicar mi organismo y no sé si este es el camino. Gracias !

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores