Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne

Amber

Amber comenzó a tener problemas de peso cuando iba a la universidad. Aunque siguió una estricta dieta vegetariana e hizo ejercicio, simplemente no consiguió controlar el peso. Pero más tarde, un intercambio en Rusia le mostró los beneficios de comer más carne y le hizo cuestionarse qué es una dieta saludable.

Desde principios de 2009, ha seguido una versión aun más estricta de la dieta cetogénica: una dieta carnívora. Le ayudó a eliminar el peso posembarazo, que se le hacía difícil de perder con la dieta que le había funcionado muy bien hasta entonces, la dieta baja en carbohidratos. Pero lo que es incluso más importante, la dieta con cero carbohidratos palía todos los síntomas de su trastorno bipolar II.

La dieta carnívora ha crecido en popularidad este año y cada vez más personas la prueban. Pero son menos las personas que la han seguido durante un largo tiempo como Amber. ¿Has considerado probar la dieta, pero no estás seguro de cómo implementarla o si sería beneficiosa para ti? Entonces, sigue leyendo. La historia de Amber podría inspirarte para probarla.

Antes de ir a Rusia, Amber decidió que su dieta basada en vegetales sería demasiado difícil de seguir durante el intercambio y que lo mejor sería simplemente comer lo que sirviera su familia anfitriona. Resultó ser una dieta rica en carne y grasa animal. Y para su sorpresa, descubrió que bajó de peso sin esfuerzo por primera vez.

Había oído hablar antes de la dieta baja en carbohidratos y Atkins, pero siempre pensó que esas dietas eran una locura. Debido a su experiencia en Rusia, se compró una copia del clásico de la alimentación baja en carbohidratos, Protein Power, comenzó la dieta directamente y perdió 14 kg (30 lb). Desde entonces, ha seguido algún tipo de régimen bajo en carbohidratos.

De keto a carnívora

Después de su segundo embarazo, Amber no pudo bajar de peso con la dieta baja en carbohidratos que le había funcionado antes. Probablemente estaba cerca de 91 kg (200 lb), pero en aquel entonces dejó de pesarse debido a la frustración. Sabía mucho sobre la dieta cetogénica y estaba convencida de que era la forma correcta de comer, pero el peso no cedía.

Comenzó a leer sobre personas que hacen dietas solo de carne en foros de alimentación baja en carbohidratos. Y al final, decidió probarlo a principios de 2009. Inicialmente pensando que sería algo a corto plazo para bajar de peso.

Inmediatamente comenzó a perder peso, casi medio kilo al día durante las primeras semanas. Y para su gran sorpresa, todos los síntomas de su trastorno bipolar II desaparecieron tras un par de semanas siguiendo la dieta. Poco después descubrió que estaba embarazada y decidió dejar todos los medicamentos psiquiátricos.

Sabiendo que la dieta solo de carne tenía efecto en su estado de ánimo, al principio intentó seguir el plan. Pero debido a las fuertes náuseas y antojos de carbohidratos, no fue estricta con la dieta. Sin embargo, después de dar a luz, no volvió a tomar los medicamentos, segura de que podría controlar su trastorno psiquiátrico siguiendo una dieta carnívora.

El estilo de vida carnívoro de Amber

Cuando Amber comenzó la dieta por primera vez pensando que sería algo a corto plazo, solo compró bistecs. Hoy come una mayor variedad de alimentos, principalmente carne de res, pero también carne de cerdo, pollo, huevos, pescado, mariscos y cordero. Algunos alimentos básicos que menciona son carne molida, bistecs, chuletas, costillas y muslos o piernas de pollo. También descubrió recientemente la pechuga de pato: un corte más grasoso que la pechuga de pollo.

Ella trata de mantenerse alejada de los lácteos tanto como sea posible, a pesar de que no afectan a su estado de ánimo. Sin embargo, ha descubierto que le hacen sentir más hambre y no quedarse tan satisfecha con otras comidas. Si come fuera o va a un evento, es posible que coma algo de queso.

Venía de comer de forma keto, en la que a menudo estamos acostumbrados a añadir grasa a la comida para mantenernos en cetosis. Le pregunto a Amber si todavía lo hace en su dieta carnívora. Responde que a veces añade manteca o sebo, pero aclara que ha descubierto que sus resultados en términos de peso y estado de ánimo no dependen de ello, siempre y cuando sea estricta con la dieta carnívora.

Amber cree firmemente que si no te alimentas con algo que te dañe, entonces tu apetito se regulará por sí mismo. Es por eso que es crucial respetar las señales de hambre en la dieta: comer cuando tengas hambre y parar cuando estés lleno. Siguiendo ese principio, ella normalmente termina comiendo dos comidas al día.

¿Alguna vez hace trampa o se sale de la dieta? De vez en cuando come chocolate Baker’s. Es posible que coma algún pepinillo, o wasabi, jengibre y rábano si come sashimi. De lo contrario, no experimenta mucho y mantiene la dieta estricta, sabiendo que los síntomas que controla gracias a comer de forma carnívora pueden volver.

Recuerda una vez cuando por curiosidad mezcló cáscara de psilio con el café, con la hipótesis de que la fibra pura no le daría ningún problema (al contrario que los productos químicos más fuertes que usan las plantas para defenderse). En unas pocas horas tuvo una reacción psiquiátrica grave: se sentía inquieta, descentrada y no pudo dejar de llorar.

Durante los primeros cinco años comiendo de forma carnívora, Amber no bebió alcohol. En 2014 probó algunos licores puros y descubrió que no le afectaban demasiado, pero señala que su tolerancia es menor en una dieta sin carbohidratos. Ahora puede beber un poco de vino o licores, pero casi nunca lo hace.

¿Qué hay del ejercicio? Amber hace algo de entrenamiento de fuerza, pero su interés por el ejercicio ha ido y venido con el tiempo. Ella explica que no es necesario hacer ejercicio si sigues una dieta carnívora, pero es sano y le gusta moverse.

¿Deberías probar la dieta?

Amber menciona dos categorías de personas que cree que podrían beneficiarse de probar la dieta carnívora. La primera categoría es la de las personas que todavía padecen trastornos digestivos, de estado de ánimo o autoinmunes con una dieta keto. Ella dice que puede haber una sorprendente diferencia entre unos pocos vegetales y ninguno en la dieta, aunque ciertas plantas son más propensas a causar problemas (como los cereales que contienen gluten). Al eliminar todos los alimentos vegetales, puedes descubrir fácilmente cuáles te causan molestias si decides volver a introducirlos. La segunda categoría es gente que simplemente disfruta con la autoexperimentación.

Una vez que hayas decidido probar la dieta, ¿es mejor empezar directamente o reducir gradualmente los carbohidratos? Para la mayoría de la gente, lo mejor sería comenzar de forma estricta, de lo contrario los antojos pueden durar más tiempo. Pero si sabes que se te da mejor dejar las cosas poco a poco, entonces no dudes en hacerlo así.

En caso contrario, Amber tiene algunos consejos extra para cualquiera que comience la dieta. Comprométete durante un periodo de tiempo como de tres semanas. No empieces con la mentalidad de que tienes que ser carnívoro a perpetuidad. Lo mejor es que aprendas sobre tu cuerpo tanto como puedas y te deshagas de los factores de confusión. Haz caso al hambre y ten una mente abierta.

Reflexiones finales

Le pregunto a Amber si ella se siente limitada con una dieta carnívora. Y dice que a veces sí, por ejemplo cuando viaja y quiere probar la cocina local. Pero la libertad y el empoderamiento de saber que puede comer de esta manera y sentirse mejor que nunca es mayor. Para otras personas que no conocen la conexión entre su dieta y los problemas de salud, puede ser como viajar por un camino lleno baches sin saber qué causó el problema.

Al final, Amber cree que la carnivoría se trata de hacer lo que funcione para ti y no de ser un purista ni seguir un ideal. Si después de comer de forma carnívora durante un tiempo, descubres que comer una lechuga no te provoca ninguna reacción, entonces es genial para ti y puedes seguir comiéndolas.

Más con Amber

Twitter: @KetoCarnivore
Facebook: The Ketogenic Diet for Health
Patreon: L. Amber O’Hearn
Websites: www.ketotic.org and www.empiri.ca
Instagram: @ambimorph

Más acerca de la carne y la carnivoría

  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • ¿Es buena idea comer solo carne?
  • "¿Y el colesterol?"

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • La conductora mexicana baja en carbohidratos
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Historias de Low Carb USA: Pedro Grez
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: sintiéndose mejor que nunca a los 40

Más asombrosas historias de éxito

P.S.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores