“Resumiendo, keto cambió mi vida por completo”

Jean

Después de toda la vida luchando con el peso, Jean decidió hacer un último intento antes de darse por vencida. Afortunadamente, ese último intento resultó ser la dieta cetogénica, y dos años después pesaba 65 kg (140 lb) menos.

Aquí comparte todos los fantásticos beneficios para la salud que ha cosechado en su viaje, y algunos consejos útiles para cualquier persona que quiera hacer algo similar:

Soy una mujer de 37 años, nacida y criada en Kenia y viviendo en Nairobi. He perdido un total de 65 kg (140 lb) desde mi peso más alto. Me tomó dos años bajar de peso y desde entonces he mantenido la pérdida durante más de 1,5 años. Al principio comencé mi camino de pérdida de peso con restricción de calorías (seguía comiendo carbohidratos), perdí un poco de peso y luego rápidamente me estanqué durante muchos meses que casi acabó conmigo y por poco no me hizo abandonar. Luego, después de investigar mucho por internet, descubrí la dieta cetogénica y me aseguré de aprender la ciencia en la que se fundamenta (vi muchos videos de Youtube, leí libros sobre keto y usé sitios web de la comunidad keto para obtener ayuda).

Antes había probado todo tipo de dieta conocida por el hombre y fracasé. Así que aunque la dieta cetogénica parecía una locura (fue difícil al principio hacerme a la idea de comer rico en grasas después de décadas de demonización de la grasa, y también el concepto de poder vivir sin “carbohidratos”, que la sociedad nos condicionó a creer que eran necesarios), después de haber probado muchas dietas y haber fracasado en el pasado, decidí confiar en el proceso (y en la ciencia) y hacer un último intento antes de rendirme por completo… así que probé la dieta cetogénica.

Tan pronto como empecé en mayo de 2015, el peso comenzó a descender una vez más (de forma lenta pero segura) y comencé a sentirme mucho mejor y más saludable, desaparecieron las siestas de la tarde por el bajón tras los carbohidratos, comencé a sentirme con energía durante todo el día, tenía una gran concentración, mi piel se aclaró, estaba perdiendo peso y centímetros y, lo más importante de todo, solo después de unos meses haciendo keto, la hipertensión que había sufrido durante décadas finalmente se corrigió y hasta ahora sigue normal sin tomar medicación.

También me sorprendió que durante el primer mes entero comiendo de forma cetogénica, mis dolorosos calambres menstruales con los que había sufrido durante décadas también desaparecieran por completo. En lo que respecta a mi salud, todavía hay muchos más beneficios de los que puedo contar/enumerar, pero resumiendo, la dieta cetogénica cambió mi vida por completo. Por primera vez en mi vida, me siento bien conmigo misma física, emocional y mentalmente.

Además, es la “dieta” más fácil y sabrosa que he hecho nunca. De hecho, la única parte difícil fue la paciencia (como sería el caso de cualquier recorrido para perder peso, porque es una maratón, no una carrera de velocidad), pero hice el viaje día a día, diciéndome a mí misma que iba a comer bien solo ese día, y unos días hacen una semana, luego un mes y ahora años, y miro hacia atrás y estoy muy agradecida de aprovechar esa oportunidad y perseverar… había estancamientos, pero no dejaba de decirme que debía mantenerme sin importar nada, y durante esos estancamientos seguía viendo cómo perdía centímetros y sentía que la ropa estaba más suelta.

Perdí la mayor parte del peso de la parte superior del cuerpo, lo que me hizo saber que gran parte de la grasa visceral que rodeaba mis órganos vitales había desaparecido. Tengo cintura por primera vez en mi vida y ahora puedo usar un cinturón con mis vestidos y disfrutar comprando conjuntos a la moda (y no solo cualquier cosa que me valga como en el pasado).

En cuanto a lo sabrosa que es la dieta, me encantaron los cortes grasos de carne junto con verduras sin almidón, además de poder salar las comidas y cocinar con deliciosos aceites saludables como el aceite de coco y la mantequilla clarificada, y poder echar aceite de oliva en mis ensaladas y añadir mantequilla a mis comidas. Siempre me sentí saciada con las comidas (me siento llena durante horas después de una comida) y nunca me sentí privada. También hago ayuno intermitente algunos días (16:8). En cuanto a la dieta cetogénica en sí, he estado comiendo de esta forma desde mayo de 2015 (por lo que apenas llevo 3 años), y ahora sé que puedo comer de esta manera sostenible durante el resto de mi vida.

Después de una vida con problemas con el peso desde la primera infancia, las dietas fallidas y la ganancia de peso cada vez que fracasaba, finalmente alcancé mi mayor peso (y mi punto emocional más bajo), y en ese momento es cuando finalmente admití que era adicta al azúcar y a los carbohidratos.

En los primeros seis meses de mi recorrido para bajar de peso dejé de comer azúcar y carbohidratos refinados, pero seguía comiendo azúcares naturales, almidones y cereales (camotes, frutas, legumbres, frijoles, pasta/harina integral, etc.) y muy al principio el peso comenzó a bajar, pero luego se estancó durante meses y simplemente no podía entender por qué, reduje aun más las calorías y seguía sin perder peso, casi me rindo y entonces fue cuando, como mencioné antes, empecé a comer keto y eso transformó completamente mi vida.

Al hacer esa investigación inicial, me di cuenta de que la ciencia de la resistencia a la insulina realmente era sólida (y especialmente para personas en una situación similar a la mía, con problemas de peso durante décadas y, en mi caso, desde la infancia, y sin poder perder peso incluso con dietas bajas en calorías).

Lo que más me sorprendió fue que una vez que comencé con la dieta cetogénica, en ausencia de azúcar y carbohidratos, los antojos de toda mi vida habían desaparecido por completo, y llevo años curada de mi adicción al azúcar/carbohidratos sin querer volver a darme atracones. Esta forma de comer funciona y es la clave para romper las dificultades de por vida con las adicciones a la comida y, a su vez, corregir enfermedades de estilo de vida.

Todavía tengo que perder peso, puedo decir que habiendo perdido 64 kg, mi vida se ha transformado por completo para mejor y he recuperado la salud a pasos agigantados, ahora también estoy activa y voy a el gimnasio 4-5 veces a la semana para hacer entrenamiento de fuerza y cardio… sin embargo durante todo el camino me centré en un 90-95 % en la comida y solo utilicé el ejercicio como una añadido para la salud del corazón; esta forma de comer funciona si se confía en el proceso .

Estoy agradecida con la gente que promueve la dieta cetogénica como el Dr. Andreas Eenfeldt, entre muchos otros que promueven y difunden sobre los beneficios del estilo de vida de bajo en carbohidratos y alto en grasas, que puede corregir las enfermedades de estilo de vida con la dieta. El conocimiento es poder y espero que el mundo pueda abrir los ojos y ver los beneficios para la salud de este estilo de vida.

Saludos cordiales,
Jean

Comentario

¡Gracias por compartir tu inspiradora historia y tu valiosa comprensión, Jean! :-) Y muchas felicitaciones por su éxito.

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Jean? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Con un pie en la tumba, Robert cambió las cosas y perdió 90 kg
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.S.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores