¿Puede la dieta cetogénica ser de ayuda con el autismo?

Ellis

Después de escribir un artículo sobre el efecto que la dieta cetogénica puede tener en el TDAH y el autismo, Anne Mullens recibió un correo electrónico de una mujer llamada Holly Franks. Su hijo Ellis tiene el síndrome de Asperger y comenzó una dieta cetogénica en 2015.

¿Fue el cambio de dieta beneficioso para el autismo? Esta es su experiencia:

Hola, Diet Doctor:

Nos alegramos mucho al ver el reciente artículo de Anne Mullens sobre la dieta cetogénica para el autismo. Mi hijo y yo vivimos en el oeste de Texas y quiero hablarte sobre nuestra experiencia.

Mi hijo Ellis, de 11 años, siempre fue un poco diferente. Yo tan solo pensaba que era talentoso e inteligente. No habló hasta los tres años y después empezó a leer de repente sin que yo me enterara.

Sus primeros profesores decían que siempre podías confiar en que Ellis dijera la verdad. El concepto de mentir y manipular a la gente nunca se le pasó por la cabeza. Además, tampoco podía interpretar los gestos ni los estados de ánimo de la gente, así que no adaptaba su comportamiento, lo mismo que haría un niño neurotípico, lo que hacía que los adultos pensaran que no cooperaba.

Echando la vista atrás, puedo ver que su ansiedad comenzó a desarrollarse en el primer curso. Empezó a mostrar signos de angustia. Pensé que estaba siendo rebelde, pero ahora sé que no podía controlar su mundo.

En tercer curso, probamos un nuevo tipo de escuela no reglamentada, pero como él nunca sabía qué esperar, su ansiedad se disparó. Empezó a portarse mal, tenía crisis, rompía cosas, se envolvía la cabeza en una manta, se metía en la cama debajo de las sábanas, me empujaba, etc. Yo tenía miedo de que me hiciera daño. Él se enojaba más y pareció avanzar hacia la violencia.

No podía entender por qué mi hijo tenía tantos problemas. Me sentía perdida. Lo llevé a otra escuela donde le hicieron la prueba de TDAH y pensé que eso debía de ser lo que le ocurría.

Bueno, no, no era TDAH, era el síndrome de Asperger. Parecía perfectamente lógico. Su mundo lo estaba sobrecargando y ahora todo tenía que cambiar.

Empezamos la dieta cetogénica hace unos tres años, cuando él tenía ocho. Había visto una revista en Natural Grocers sobre mujeres de mi edad que estaban bajando de peso y equilibrando las hormonas con la dieta.

Le dije a mi hijo que íbamos a probarla durante tres semanas para ver qué sucedía, y él aceptó hacerlo. Compré una lonchera tipo bento. Si hubiera puesto todo en un recipiente aparte, nunca se habría comido toda la comida, así que la caja de bento era perfecta para alguien que es autista. Él podía ver toda la comida en un solo lugar. Ponía carne (como salchichas, albondigas, jamón, bistec), un palito de queso, tomates, pepinos o aceitunas verdes y un trozo de chocolate sin azúcar.

En tres meses, él había perdido alrededor de 7 kg (15 lb) y estaba orgulloso de que le valiera la ropa antigua. Ahora mide 167 cm (5’6″) con 11 años, así que es un niño grande. Todo el peso lo tenía en el vientre, una señal segura de resistencia a la insulina y desregulación de la glucosa en sangre.

Cuando comenzamos la forma cetogénica de comer, empecé a investigar y encontré Diet Doctor. Me pareció que la plataforma era fácil de entender y daba orientación sobre una forma más sana de hacer keto. Los grupos de Facebook son conocidos por los sabelotodos y por avergonzar a la gente. Aconsejo a la gente que busque uno o dos grupos, tome lo que necesite y lo deje cuando no aguante más.

Diet Doctor tiene de todo, videos interesantes, listas de alimentos, no propone una solución única para todos. Creo que es un recurso fantástico, especialmente para principiantes. Diet Doctor no te bombardea pidiéndote que compres cosas cada 5 minutos ni pregona que es un éxito de ventas.

Ningún médico nos ha recomendado la forma cetogénica de comer ni para mí ni para mi hijo. Ahora sé que Ellis tenía adicción a los carbohidratos y que controlar su glucosa en sangre alivia la contienda entre su mundo sensorial y su forma diferente de pensar. Es muy importante que su ansiedad sea lo más baja posible.

El consumo de azúcar/carbohidratos y la desregulación de la glucosa en sangre contribuyen en gran medida a su ansiedad y estados de ánimo inestables. Mi hijo es adicto a los carbohidratos y no sabe cuándo dejar de comerlos. Ahora sé que hay una conexión entre el cerebro y el intestino entre lo que come y sus síntomas.

Tuvimos nuestros altibajos haciendo la dieta. La dejamos durante un tiempo y recuperó el exceso de peso. Pero el año pasado decidimos hacerlo en serio y perseverar. Él de nuevo perdió unos 7 kg (15 lb) en tres meses. Me complace decir que ahora le va muy bien. Le encanta cocinar. Le enseñé cómo controlar su nivel de glucosa en sangre y cómo medir las cetonas con un medidor de cetonas para enseñarle a hacerse cargo de su salud.

Nos encanta el tocino y el helado casero. Nuestros platos favoritos son los espaguetis de calabacín con salsa y la pizza fat head, ¡por supuesto! Otra GENIAL mejora es que ahora no tiene problemas para probar nuevas comidas. Devora el aderezo italiano casero y adora los huevos rellenos. ¡Incluso se come nachos de chicharrones!

Otra parte fácil de hacer keto es que cuando vamos a las tiendas, sabemos lo que podemos comer, así que no nos toma tanto tiempo comprar. Él sabe leer las etiquetas y calcular los carbohidratos y el tamaño de la porción. Así que para nosotros es una gran victoria en todos los niveles: alimentos ricos en nutrientes, control de la glucosa en sangre, reducción de los problemas de ansiedad; su personalidad resplandece. Tiene un gran sentido del humor, es realmente cómico ahora y está empoderado para ser su propio defensor.

Cuando seguimos la dieta cetogénica a rajatabla, noto que está más concentrado, tiene mucho mejor sentido del humor, un estado de ánimo estable y muchas, muchas más conversaciones. Ahora recibe la educación en casa, y estoy segura de que eso contribuye en el control de su ansiedad.

El mayor ajuste que hay que hacer con keto son todas las tentaciones. Donde quiera que vayamos, la comida rápida y la comida chatarra constituyen la mayoría de nuestra sociedad. La mayoría de los alimentos keto tienen que prepararse en casa. Sin embargo, ahora todos saben que Ellis lleva sus propios refrigerios a los encuentros. No pide chatarra muy a menudo. Le dejo que coma algo de carbohdiratos como papas fritas o una hamburguesa normal quizá una vez al mes.

Una de las partes más fáciles de hacer keto es no tener que comer con tanta frecuencia y el ayuno intermitente involuntario ya que simplemente no tienes hambre al despertarte.

Ya no la consideramos una dieta, simplemente pensamos que es la forma en que se supone que debemos comer, él lo llama el “modo de vida keto”. Él sabe perfectamente que comer de esta manera podría ayudar a otras personas autistas a lidiar mejor con la vida. Sé que tengo suerte porque mi hijo no tiene los problemas sensoriales con la comida al mismo nivel que muchas personas autistas.

El único consejo que le doy a la gente es que NO SE CREAN toda la mala publicidad sobre la dieta cetogénica, que se eduquen a ellos mismos, investiguen y no se arrepentirrán.

Si tienes un niño autista, mi experiencia ha sido que las crisis desaparecen, la personalidad vuelve y consigue una mayor comprensión de los problemas sociales.

Pruébalo, incluye a tu hijo en las decisiones, déjale cocinar, empodéralo para que se haga cargo, esto también se trasladará a su vida adulta.

¡Ah, no es solo él quien se ha beneficiado! Perdí unos 14 kg (30 lb) y ahora experimento una mayor claridad mental, ¡me cuesta menos pensar en palabras! Con 56 años eso es un gran logro. Mis estados de ánimo son mejores, el nivel de glucosa en sangre está bajo control, las cejas también me están volviendo a crecer. Me siento muy bien y estoy muy feliz de haber descubierto keto, ¡para él y para mí!

Saludos cordiales,
Holly Franks.

Holly

Holly

Anteriormente

Los niños y la dieta cetogénica: ¿Puede una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos ayudar con el TDAH, el autismo y más?
 

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Ellis? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte keto durante dos semanas.

Más

Niños y la dieta cetogénica: ¿puede una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos ayudar con el TDAH, el autismo y más?

La dieta cetogénica para principiantes

Más historias de éxito

  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

3 Comentarios

  1. Jesica
    Hola buen día como se ase la dieta cetogenica tengo 37 años y no se como Aser para bajar de peso ya e probado de todo m ayudan x favor gracias
    Respuesta: #3
  2. Julia
    Aquí tienes la guía para que te orientes.

    https://www.dietdoctor.com/es/keto/

  3. Kim Gajraj Equipo Diet Doctor
    Jesica, aquí puedes leer sobre la dieta cetogénica. Info sobre cómo bajar de peso aquí.

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores