¿Cuál es una presión arterial normal?

Optima, ideal, excelente, saludable: así es cómo queremos que sea nuestra presión arterial, ¿verdad? Una presión arterial normal y saludable es una de las medidas más importantes para la salud a largo plazo y puede prevenir o reducir numerosos problemas de salud.

En esta guía te explicaremos cuáles son las cifras óptimas de presión arterial, algunos factores que pueden influir en los valores normales y maneras de mantener las cifras en el margen ideal y saludable.



1. ¿Qué es la presión arterial?

Para entender qué es una presión arterial normal o saludable, nos puede ayudar entender qué es la presión arterial en sí misma.

Cuando el corazón se contrae —bombea o late— saca sangre de las cavidades del corazón. Esta contracción ejerce una fuerza sobre las arterias que llevan sangre a los tejidos. Esta fuerza se llama presión arterial sistólica, que es el valor superior de presión arterial.

Cuando el corazón se relaja, la sangre rellena las cavidades cardíacas. Esta relajación provoca una presión distinta en las arterias que están en descanso. Se denomina presión arterial diastólica, y es el valor inferior de presión arterial.

Una presión arterial normal es cualquier valor de presión sistólica por debajo de 120 y de presión diastólica por debajo de 80, medidas en milímetros de mercurio o mm Hg. Esto se escribe como 120/80 y se lee como “120 sobre 80”. Hablaremos más sobre el rango de cifras que muestran una presión arterial optima o saludable.


Dibujo de un corazón latiendo

2. ¿Por qué es importante tener una presión arterial normal?

Al igual que el agua que circula por una manguera, la sangre que circula por los vasos sanguíneos necesita una presión saludable para poder circular por todo el cuerpo y llevar la sangre rica en oxígeno y nutrientes a todas las células, desde la punta de los pies hasta la cabeza.

Si la presión arterial sube demasiado, se denomina hipertensión. Al igual que si una manguera tiene demasiada presión, las paredes de esta pueden dañarse y el chorro de agua puede ser demasiado fuerte para las plantas delicadas, la sangre que circula con demasiada presión por los vasos sanguíneos puede debilitar y dañar las paredes de los vasos sanguíneos o dañar las delicadas estructuras y tejidos de los órganos que reciben el flujo a alta presión.

El daño de los vasos sanguíneos debido a la hipertensión puede predisponernos a accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, cardiopatías, daño renal, daño ocular e incluso demencia. Cuanto más tiempo se mantenga la presión arterial alta, más daño puede causar.

Aunque es menos preocupante, cuando la presión arterial es demasiado baja, lo que se denomina hipotensión, es posible que la sangre no circule de forma adecuada y cause mareos y desmayos, sobre todo al incorporarnos desde la posición de sentado o tumbado. La debilidad y la fatiga también puede ser comunes.

Por eso es tan importante tener la presión arterial en un margen normal y saludable. El nivel adecuado de presión permite que la sangre circule por los vasos sanguíneos y lleve oxígeno y nutrientes a todas las células sin impedimentos, pero sin causar ningún daño a los tejidos durante el proceso.


3. ¿Cómo se mide la presión arterial?

Para obtener una cifra precisa, es importante medir la presión arterial de forma adecuada.1 Debes estar sentado en silencio, con ambos pies bien apoyados en el piso. El brazo en el que se mide la presión arterial debe estar apoyado al nivel del corazón.

Para medirla de forma manual, se infla un manguito que debe ser del tamaño adecuado para tu brazo hasta que el flujo sanguíneo se detenga.2 La presión se libera lentamente hasta que se escucha el primer sonido del fluir de la sangre: esa es la cifra superior (sistólica). La presión del manguito sigue liberándose hasta que no se escucha nada más: esa es la cifra inferior (diastólica).

En la actualidad hay máquinas precisas que pueden realizar esta medición de forma automática. Muchos doctores las tienen en sus consultas. También las hay en algunas farmacias y gimnasios, además de versiones para casa.

Conseguir mediciones precisas

A veces es suficiente medir la presión arterial una sola vez. Sin embargo, para obtener medidas precisas, los doctores quizá midan —o usen una máquina para medir— la presión varias veces en un lapso de 10 a 30 minutos.3 En el caso de las mediciones en casa, se recomienda realizar tres mediciones consecutivas y anotar el promedio.

Si tienes alguna duda sobre la precisión de la medición, quizá te puedan enviar a casa un monitor de presión arterial ambulatorio que puedes llevar puesto durante 24 horas. Realizará mediciones a lo largo del día y también medirá la presión arterial cuando duermes, haces ejercicio u otras actividades físicas.4 Medirla durante 24 horas puede confirmar si la presión arterial es normal o no y evitar el riesgo de que pueda ser tratada de forma innecesaria.

Es buena idea llevar un seguimiento de tus valores habituales de presión arterial para saber si es estable, está empeorando o mejorando con el tiempo. Muchas personas no saben si tienen una presión arterial normal o si está cambiando. Llevar un seguimiento de los resultados es tan sencillo como anotarlos en un cuaderno y guardarlo junto al manguito o crear una tabla de Excel en la computadora. La clave es tener las cifras a mano para usarlas como referencia.

Una campaña en el Reino Unido y Norteamérica recomienda “conocer tu valor de presión arterial” para ser consciente de cuando tienes una presión arterial normal y saludable y cuando puede estar en una tendencia hacia niveles más altos que no son saludables.



4. Gráfica de presión arterial: lo que las cifras implican

 
Aquí tienes una gráfica visual de todos los rangos de distintas presiones arteriales. La sección verde de la gráfica muestra el rango de presión arterial normal.

grafica-de-presion-arterial

Como puedes ver en la sección verde, una presión arterial normal es cualquier cifra sistólica entre 90 y 120 y diastólica entre 60 y 80, por lo que es un rango amplio de resultados normales y saludables.5
Si tienes una presión arterial normal, las cifras estarán en esta zona verde. Un día puedes puedes tener 110/70 y otro día 118/65. Al trazar los distintos resultados de las medidas en diferentes días en la gráfica, podrás ver si siguen en el rango normal.

Ten en cuenta que la presión arterial varía a lo largo del día; no será la misma cada vez que la midas. Lo que más importa es el promedio de presión arterial de ese día.

Con el paso del tiempo, quizá detectes patrones en diferentes situaciones que pueden hacer que la presión arterial suba o baje ligeramente, como la calidad del sueño, el estrés y actividades. Incluso las opciones alimentarias, como el consumo de sal, pues el 25 % de las personas con una presión arterial normal son sensibles a la sal y puede afectar a sus valores.6

Nota: si tu presión arterial está en cualquier momento por encima de 180/120, es una crisis hipertensiva. Por favor, llama a tu doctor o al servicio de urgencias de forma inmediata.

Si tienes la presión arterial en el estadio 1 (amarillo) o estadio 2 (naranja) de hipertensión, por favor, consulta la siguiente guía y ponte en contacto con tu médico para que te oriente.

Blodtryck-BloodPressure-notxt-slim

Cómo normalizar la presión arterial

Guía La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día, pero puedes mejorarla con sencillos cambios de hábitos.


5. Cómo cambia la presión arterial con la edad

A medida que cumplimos años, los vasos sanguíneos se endurecen de forma natural. Esto causa que la presión arterial sistólica aumente en las personas de más de 65 años, mientras que la presión diastólica no suele aumentar.7 Por ese motivo, una presión arterial normal y saludable para adultos de más de 65 años puede ser de 140 sistólica con un valor de presión diastólica relativamente normal, entre 60 y 80, por lo que no es necesario ningún tratamiento. Eso significa que la presión arterial normal —sin tratamiento— de una persona mayor puede estar muchos puntos por encima de la de una persona más joven.

De hecho, en algunos países las recomendaciones de salud aconsejan que no se use ningún tratamiento para la presión arterial para personas de más de 65 años hasta que la presión sistólica sea al menos de 150, o incluso de 160, para equilibrar el riesgo y los beneficios de cualquier medicación antihipertensiva.8

Eso se debe a que reducir la presión arterial de personas mayores con medicación de forma demasiado intensiva puede estar asociado a efectos adversos, como mareos, hipotensión y riesgo de caídas al levantarse rápidamente. No obstante, en el caso de otras personas, sobre todo las que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, reducir la presión arterial por debajo de 140 puede prevenir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Las guías de Estados Unidos ahora recomiendan tratar la presión arterial hasta conseguir que esté en 120/80 incluso para las personas mayores. Este cambio se basó principalmente en un solo estudio que mostró un pequeño beneficio de un tratamiento más intensivo.9 Sin embargo, el estudio también mostró un aumento significativo de efectos secundarios preocupantes. Eso significa que hay que sopesar con precaución los pros y contras de tratar o no la hipertensión. Por lo que una presión arterial “normal” u óptima en el contexto de una persona anciana debe analizarse de forma individualizada.

Volvemos a repetir que el mejor consejo es saber tu nivel de presión arterial y cómo está cambiando. Así que, habla con tu doctor para decidir cuál puede ser la presión arterial óptima y saludable para ti a medida que cumples años.10


6. Resultados de presión arterial inexactos

A veces, cuando un profesional médico toma la presión arterial, el resultado puede no reflejar fielmente la presión arterial habitual. Esto puede ocurrir por dos motivos:

  • Hipertensión de bata blanca: Esta reacción se conoce desde hace al menos un siglo y afecta alrededor del 15 % de la gente. Fuera de la consulta del médico, la presión de esta persona está en el intervalo normal y saludable, pero cuando es el doctor el que realiza la medición, la presión arterial del paciente de repente sube hasta el rango hipertensivo.11 Se cree que se debe al estrés o a la ansiedad, pero las personas con esta reacción tienen muy poco o ningún control sobre ella, incluso si se intentan relajar de forma consciente.
    Si la presión arterial está en el rango normal cuando la mides con una máquina automática en la farmacia, en el gimnasio o en casa, asegúrate de decírselo a tu doctor, sobre todo si la presión arterial es mayor en la consulta. Tomarse la presión arterial en casa o con un monitor de presión arterial ambulatorio durante 24 horas puede determinar que tu presión arterial es en realidad normal. Eso evitará que se realice un diagnóstico equivocado y que se use un tratamiento con medicamentos que no sea necesario.

    No obstante, las investigaciones han mostrado que las personas con hipertensión de bata blanca pueden, en un momento dado, estar en un rango hipertensivo real y tener un mayor riesgo de problemas de glucemia y cardiopatías en el futuro.12 Como venimos diciendo, tienes que saber cuál es tu presión arterial y llevar un seguimiento de la tendencia.

  • Hipertensión enmascarada: esta anomalía es exactamente lo contrario a la hipertensión de bata blanca. En la consulta del doctor, la presión sanguínea del paciente está en un intervalo normal y saludable, pero en otras situaciones, sobre todo por la noche, aumenta al rango hipertensivo.13 Al contrario que la hipertensión de bata blanca, se sabe de la prevalencia de la hipertensión enmascarada desde hace relativamente poco. Se descubrió principalmente con el uso de monitores de presión arterial ambulatorios durante 24 horas y con un mayor uso de máquinas de presión arterial automáticas en casa.

    Se calcula que la hipertensión enmascarada afecta alrededor del 9 % de los europeos y el 12 % de los norteamericanos, mientras que las personas de descendencia africana tienen unas tasas mayores, hasta del 16 %.14 También se hallan tasas más elevadas en las personas que tienen alguno de los siguientes problemas de salud: un alto consumo de alcohol o tabaco; un alto volumen de trabajo o estrés mental; obesidad; baja tolerancia al ejercicio; síndrome metabólico; diabetes tipo 2 y apnea del sueño.15

    Si tu presión arterial está normal en la consulta, pero tienes factores de riesgo o sospechas que tienes hipertensión enmascarada, un monitor de presión arterial ambulatorio durante 24 horas te puede ayudar a salir de dudas.


Suplementos

7. ¿Qué más puede hacer aumentar la presión arterial?

Hay varios medicamentos, suplementos y compuestos comunes que pueden aumentar una presión arterial normal. Dejar de tomar estas sustancias puede a menudo reducir la presión arterial hasta los niveles óptimos. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Anticonceptivos orales y terapia de reemplazo hormonal, sobre todo con niveles altos de estrógeno.16
  • Descongestionantes orales que se encuentran en algunos medicamentos para los resfriados y la alergia.17
  • Antinflamatorios no esteroideos (AINES) para el alivio del dolor y la inflamación.18
  • Suplementos herbales como la hierba de San Juan, el ginseng, el ginkgo y la cimífuga racemosa.19
  • Un compuesto de la raíz de regaliz llamado glicirricina, que se encuentra en los tés de hierbas, los caramelos, las grageas y los remedios herbarles con sabor a regaliz que tiene un efecto fuerte de aumento de la presión arterial, lo que ha impulsado varios casos de estudio y una advertencia de la Agencia de Alimentación y Medicamentos de los Estados Unidos.20
  • La dependencia al alcohol, sobre todo si se consume en grandes cantidades a diario.21
  • La cocaína, las metanfetaminas y otras drogas estimulantes de uso recreativo.22
  • El consumo de tabaco, particularmente el tabaco sin humo (tabaco de mascar).23

Si tomas cualquiera de estas sustancias de forma regular y tienes hipertensión, dejarlas de usar puede ayudar a que la presión arterial vuelva a los rangos normales.

Algunas sustancias no listadas también pueden aumentar la presión arterial o interactuar con otros medicamentos y provocar un aumento. Si la presión arterial aumenta de forma repentina por encima de los rangos normales, es buena idea revisar con tu doctor o con tu farmacéutico todos los medicamentos, suplementos y otros productos que estés usando y que puedan contribuir a esta subida.


8. Mantener una presión sanguínea óptima

Hay varios hábitos que son muy efectivos para mantener una presión arterial sana y óptima. Si tienes actualmente una presión arterial normal, prestar atención a estos hábitos probablemente mantenga la presión arterial sana y normal durante muchos años.24

Si tu presión arterial sigue una tendencia ascendente o ya estás tratando la hipertensión, adoptar o centrarte en estos hábitos saludables puede detener el aumento o reducirlo hasta un rango normal, ya sea evitando la necesidad de medicación o permitiéndote reducirla.

  • Mantén un peso saludable o baja de peso. Adoptar una dieta baja en carbohidratos puede ser una fantástica manera de adelgazar y ayuda a mantener la presión arterial normal.25
  • Reduce o elimina los azúcares añadidos, sobre todo en alimentos procesados y bebidas azucaradas. Algunos expertos ahora creen que el azúcar, sobre todo la fructosa, puede tener una influencia mayor en la presión arterial que la sal.26
  • Haz ejercicio de forma regular.
  • Mantén un consumo de alcohol bajo o moderado.
  • Deja de fumar o no empieces hacerlo ni uses tabaco de mascar.
  • Incorpora rutinas de meditación y relajación.
  • Investiga si eres sensible a la sal. Alrededor del 25 % de las personas con una presión arterial normal pueden verse afectadas por la sal que consumen.27

Puedes leer más en nuestra guía, Cómo normalizar la presión arterial de forma natural .


9. Resumen

Mantener la presión arterial en rangos normales por debajo de 120/80 es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud a largo plazo.

Afortunadamente, los niveles de presión arterial responden fácilmente a los cambios saludables de estilo de vida. Una dieta cetogénica baja en carbohidratos es una manera especialmente efectiva de normalizar la presión arterial de forma natural. Echa un vistazo a las otras guías completas de Diet Doctor que te mostramos a continuación.

¡Haz una prueba gratis por 30 días!

Obtén acceso completo a menús semanales, recetas, el programa Adelgaza de por vida, videos exclusivos y más. Verás que comer sano también puede ser delicioso.

¡Da el primer paso hacia una vida más saludable ahora!

Empieza tu prueba gratuita


Videos sobre cardiopatías


  1. Journal of American College of Cardiology 2017: Precisión de las mediciones de presión arterial con manguito: revisiones sistemáticas y metanálisis (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  2. American Journal of Hypertension 2002: Manguito de brazo para la medición de la presión arterial (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  3. Annals of Family Medicine 2017: Registro de 30 minutos de la presión arterial en la consulta (artículo en inglés) [series de casos clínicos; evidencia débil]

  4. Current Atherosclerosis Reports 2013: La presión arterial ambulatoria mejora la predicción de riesgos cardiovasculares: consecuencias para un mejor control antihipertensivo (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

    American Journal of Medicine 2015: Monitoreo ambulatorio de presión arterial en la práctica clínica (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  5. American College of Cardiology: Recomendaciones de 2017 para la hipertensión en adultos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  6. Current Opinion in Nephrology and Hypertension 2012: Mecanismos y consecuencias de la sensibilidad a la sal y el consumo diario de sal (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  7. Family Practice Essentials 2018: Actualización sobre la hipertensión: ancianos (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  8. Journal of Internal Medicine 2015: Beneficios y riesgos de la medicación antihipertensiva en los ancianos [revisión no sistemática; sin calificar]

    European Heart Journal Supplement 2019: Hipertensión en ancianos: ¿cuáles son los valores umbrales? (artículo en inglés)[revisión de expertos, evidencia débil]

  9. The New England Journal of Medicine 2015: Un estudio aleatorizado comparativo de control intensivo de la presión arterial respecto a un control estándar (artículo en inglés) [estudio controlado aleatorizado; evidencia moderada]

  10. Journal of the American College of Cardiology 2017: Resultados de una reducción intensiva de la presión arterial en pacientes mayores hipertensos (artículo en inglés) [metanálisis de estudios aleatorizados controlados; evidencia sólida]

  11. Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology 2014: Hipertensión de bata blanca (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  12. Journal of Hypertension 2016: Hipertensión de bata blanca y episodios cardiovasculares: un metanálisis (artículo en inglés) [revisión sistemática y metanálisis de estudios de cohorte; evidencia moderada]

  13. European Heart Journal 2017: Hipertensión enmascarada: entendiendo su complejidad [revisión de expertos; evidencia débil]

  14. Current Hypertension Reports 2017: Una actualización de la hipertensión enmascarada (artículo en inglés) [revisión de expertos; evidencia débil]

  15. American Heart Association Hypertension 2015: Hipertensión enmascarada: un fenómeno de medición (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  16. Uptodate 2018: Efectos de los anticonceptivos horales y la terapia de reemplazo hormonal posmenopausia en la presión arterial (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  17. Archives of Internal Medicine 2005: Efecto de la pseudoefedrina oral en la presión arterial y el ritmo cardíaco (artículo en inglés) [metanálisis de estudios aleatorizados controlados; evidencia sólida]

  18. Journal of Clinical Hypertension 2007: Interacciones de medicamentos y medicamentos que afectan a la presión arterial (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  19. Plastic Reconstructive Surgery 2013: Productos herbales que pueden contribuir a la hipertensión (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar

    American Journal of Hypertension 2001: Hierbas y suplementos en la hipertensión clínica (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  20. British Medical Journal Case Reports 2015: Hipertensión inducida por el té de regaliz (artículo en inglés) [Caso clínico y revisión de literatura; evidencia débil]

  21. World Journal of Cardiology 2014: Hipertensión inducida por el alcohol: mecanismos y prevención [revisión no sistemática; sin calificar]

  22. Pharmacological Research 1999: Hipertensión inducida por la cocaína (artículo en inglés) [estudio mecanístico; sin calificar]

    Heart, Lung and Circulation 2016: Las complicaciones cardíacas de las metanfetaminas (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  23. Southern Medical Journal 1995: ¿El tabaco sin humo causa hipertensión? (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  24. Journal of Hypertension and Management 2018: Estilo de vida e hipertensión: una revisión basada en evidencias (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  25. Obesity Reviews 2009: Revisión sistemática de estudios controlados aleatorizados comparando dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasas/calorías en el control de la obesidad y sus comorbidades (artículo en inglés) [evidencia sólida]

  26. Open Heart 2014: Los cristales blancos equivocados: no es la sal sino el azúcar el que causa hipertensión y cardiopatías (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]

  27. Current Opinion in Nephrology and Hypertension 2012: Mecanismos y consecuencias de la sensibilidad a la sal y el consumo alimentario de sal (artículo en inglés) [revisión no sistemática; sin calificar]