La dieta keto: “¡Ocho meses después, peso menos que en los últimos 15 años y estoy genial!”

Alimentos keto

Michelle estaba atrapada en un círculo vicioso en el que comía en exceso los alimentos equivocados, y no podía ver el final. Pero un amigo mencionó que su compañera de departamento había perdido peso mientras disfrutaba de queso y carne. ¿Podría la llamada dieta cetogénica serle de ayuda?

Aunque al principio era reacia, decidió intentarlo. Y ocho meses después, parece que seguirá con ello durante un tiempo:

¡Hola!

Me tomó algo de tiempo saber cómo expresar esto, pero aquí está. ¡Espero que esté bien!

Mudarme al extranjero fue genial en cuanto a trabajo, pero también me trajo sus propios desafíos, incluyendo la alimentación. Estaba bastante segura de que la mayoría de las personas me veían realmente obesa, y cada año en mis chequeos, los médicos me preguntaban si quería literatura médica sobre cómo bajar de peso. Intenté hacer una rutina de gimnasio pero fracasé por lo lejos que estaba el gimnasio desde mi casa, el tiempo que me llevaba ir andando y volver, además del ejercicio y el tiempo que necesitaba para relajarme o hacer otras cosas necesarias. Mientras tanto, empeoraba en lo que respecta a la comida, a menudo solo compraba comida rápida o comida precocinada porque estaba demasiado cansada u ocupada con otras cosas como para cocinar para mí. Los días que cocinaba eran cosas muy rápidas y fáciles/altas en carbohidratos como papas fritas. Con el tiempo, me di cuenta de que comía igual que dos o tres personas, solo paraba cuando tenía el estómago tan lleno que físicamente no podía entrar más comida. Incluso cuando dejaba de sentirme totalmente llena, intentaba comer más si había quedado algo. Tenía poco control y alimentaba un ciclo sin fin de estar demasiado cansada para hacer la comida, así que únicamente comía mucha comida procesada de la que no obtenía nada bueno, por lo que estaba cansada todo el tiempo.

De casualidad, hablando con un amigo, él mencionó que su compañera de departamento había seguido una dieta interesante, con la que comía carne y queso y no tenía que ir al gimnasio y aun así pudo perder peso. Le habían recomendado que siguiera la dieta keto como forma de controlar el SOP, y le funcionó de maravilla para mucho más que eso. Yo no estaba segura, ya que sonaba muy parecida a Atkins, que fue una moda extraña y graciosa que recordaba de hace años, pero estaba lo suficientemente intrigada como para comenzar a investigar. Encontré algunos sitios y leí lo que decían, y comencé a aprender más sobre la comida y comer, y sobre el modo en que mi cuerpo respondía a lo que ponía en él. Por fin algo realmente tenía sentido. No conseguía nada pasando hambre en un intento de bajar de peso, tenía que abordar cómo y qué estaba comiendo para volver a equilibrar el caos en el que se había convertido mi cuerpo. Había ciencia de verdad que lo fundamentaba. La parte más difícil fue renunciar a todos los alimentos que más me gustaban, los que más disfrutaba, ya que todos eran muy altos en carbohidratos, azúcar y almidón… Una clara señal de que tenía que cambiar. Decidí que el fin de semana después de mi cumpleaños intentaría hacer el reto de dos semanas que había visto en el sitio web de Diet Doctor, y dependiendo de cómo fuera y cómo me sintiera, decidiría si quería continuar. Acabé teniendo que posponerlo un par de semanas porque algunos amigos estaban importando algunos refrigerios caros para mí, pero a principios de agosto finalmente decidí que era el momento de empezar.

Las dos semanas fueron difíciles, pero al mismo tiempo comí cosas excelentes y me sentí llena de forma constante. ¿Era realmente hacer dieta? La primera semana tuve los problemas iniciales normales, la gripe keto y sensación de cansancio. A veces en las recetas había ingredientes a los que no tenía acceso, o cosas que eran un poco caras, pero seguí intentándolo, sustituyéndolos con lo que entendía sobre las comidas que preparaba. La segunda semana empezó a ir mejor, y al final sentí que había comenzado algo mágico, algo que iba a ayudar a arreglar mi caótica alimentación. Decidí seguir durante otras dos semanas para hacerlo durante un mes entero. Después de un mes de buenas grasas y proteínas me sentí mejor que en años, muchos de mis dolores se redujeron en gran medida, y por fin no me sentí cansada nada más entrar por la puerta y sentarme. Me encontraba con más energía, con ganas de hacer cosas y capaz de seguir adelante en los días de duro trabajo. Fue un cambio increíble y en ese momento supe que era algo que iba a seguir.

¡Ocho meses después, peso menos que en los últimos 15 años y estoy genial! Ahora que no es invierno y no estoy abrigada todo el tiempo, mis compañeros de trabajo y amigos finalmente han podido ver cuánto peso he perdido, y las reacciones fueron increíbles. En general, mi salud ha mejorado mucho, espero con ganas el chequeo médico de este año para ver hasta dónde he progresado en términos de recuperar el control de mí misma. He descubierto un nuevo amor por la comida, pero esta vez es comida que es buena para mí en vez de cualquier chatarra que pudiera llevarme a la boca hasta que estuviera demasiado llena para hacer cualquier otra cosa. Disfruto haciendo cenas y almuerzos, e incluso he empezado a introducir el ayuno intermitente ya que me parece que ni siquiera necesito comer con tanta frecuencia ahora. Cada día trae nuevas posibilidades de comidas, de cómo puedo utilizar el tiempo ahora que tengo energía para hacer cosas, y una sensación general de bienestar que no había sentido en años.

Le debo mucho a este cambio de estilo de vida, a la literatura y a los sitios que me ayudaron a comprender los cambios que tenía que hacer. ¡Estoy deseosa de cumplir un año haciendo keto, y muchos años más! ¡Muchas gracias por todo tu trabajo y el de los tuyos!

Michelle

Comentario

¡Gracias por compartir cómo lo hiciste Michelle, y la mejor de las suertes en tu estilo de vida keto!

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Michelle? ¡Prueba el reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Con un pie en la tumba, Robert cambió las cosas y perdió 90 kg
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores