La dieta cetogénica: “Mi cuerpo se mueve y se siente mejor que hace 20 años”

Mary T.

Mary había intentado de todo para bajar de peso, pero nada perduraba. Pasó de atracones de comida a contar calorías durante décadas. Con 60 años descubrió el sitio web de Diet Doctor y probó la dieta cetogénica:

Estimado Diet Doctor:

Esta es mi historia.

Soy una mujer de 60 años, vivo en Grand a Forks, en la Columbia Británica, Canadá. Hoy hace siete meses de que encontrara el sitio web de Diet Doctor y mi vida cambiara.

Nunca tuve sobrepeso mientras crecía, de hecho, todo lo contrario. Mido 170 cm (5’7 “) y pesaba entre 61-63 kg (135-140 lb) desde el final de la adolescencia hasta que tuve unos 25 años. Nunca pensé mucho sobre el peso y al principio no me di cuenta de que iba ganando peso lentamente, unos 2-3 kg (5-6 lb) al año. Después de los primeros 11 kg (25 lb), fui a Weight Watchers, con un peso de 78 kg (167 lb) y tuve éxito. Bajé a 63 kg (140 lb). Sin embargo, realmente no cambié la forma en que comía, y volví a 75-77 kg (165-170 lb) rápidamente, luego volví a ganar lentamente unos 2 kg (5 lb) al año. Así que cuando tenía 40 años, era obesa, pesaba más de 90 kg (200 lb), la mayoría en el abdomen, con forma de “manzana”. Tenía un terrible hábito de comer azúcar en la noche y comía “postres” (después de pasta o papas o pan de ajo) en forma de pasteles o galletas o barras de chocolate… o tostadas y mermelada si era todo lo que había en casa… desde después de la cena hasta irme a dormir.

En 2006, con 48 años, pesaba 103 kg (226 lb) y volví a ir a Weight Watchers. Me fue bastante bien, hasta que con 85 kg (182 lb) me estanqué. Inevitablemente, mi peso comenzó a aumentar de nuevo, esta vez 2,5-3 kg (6-7 lb) por año, hasta que en 2013, con 55 años y recién jubilada, volví a pesar más de 95 kg (210 lb). Con todo tipo de tiempo en mis manos, intenté perder peso de nuevo. Esta vez, conté calorías, comí un máximo de 1200 calorías al día, caminé y seguí un protocolo en el que limité las calorías durante dos semanas, luego tenía un día de “comer más” donde comía la cantidad de calorías que necesitaba de mantenimiento (1800), que básicamente equivalía a una “comida trampa”. Lo hacía durante dos semanas, luego añadiá un día extra de “comer más”, así que “comía más” dos veces a la semana durante dos semanas, y luego volvía a una vez a la semana. Hice esto durante 12 semanas, y perdí un montón de peso, bajando hasta 76 kg (168 lb).

Comencé a comer menos carbohidratos en ese momento… Estaba empezando a entender que los alimentos reales y naturales me hacían bajar de peso, sin embargo, seguía teniendo un gran gusto por los dulces, y sentía que siempre que contara las calorías y me moviera, podría comer de todo, incluso almidón y azúcar. Me mantuve en 76 kg (168 lb) durante casi un año, pero no perdí ni un kilo más, aunque traté de seguir reduciendo calorías. Frustrada, dejé de intentarlo. Volví a trabajar a tiempo parcial, volví a comer azúcar toda la noche, y en diciembre de 2017, ahora con casi 60 años, pesé de nuevo 95 kg (210 lb), tenía un dolor en las articulaciones insoportable, hasta el punto de que ya no podía disfrutar caminando ni con ninguna actividad física. Y lo que es peor, confirmado con los análisis de sangre, era prediabética y estaba lista para tener una enfermedad cardíaca, con los niveles de triglicéridos fuera del gráfico.

Así que volví a Weight Watchers, y perdí rápidamente 4,5 kg (10 lb). No podía perder otro kilo más, no importaban los puntos que contara. Me frustraba y me daba atracones, lo que causó que de la noche a la mañana ganara 2 kg (5 lb), que luego me costaba una semana perder. ¡Bajaba los mismos 2 kg (5 lb) una y otra vez! Por supuesto, me culpé a mí misma, a mi falta de fuerza de voluntad, a mi pereza, a todas esas conversaciones internas negativas e improductivas, ninguna de las cuales era ni siquiera cierta, como estaba a punto de descubrir.

En febrero de 2018, me encontré con el sitio de Diet Doctor, ni siquiera recuerdo cómo. Aproveché la membresía gratuita de 30 días y fui primero a la sección de videos. Vi el video “Konvincing Kids Kounting Kalories is Kooky” y, de repente, todo cobró sentido. Me uní al reto keto de 2 semanas e instantáneamente, en los primeros días, vi resultados. La comida por la noche fue lo primero que dejé, sin esfuerzo. Me di cuenta de que era hora de dormir y no había pensado en comida desde la cena. El dolor en las articulaciones se redujo. Empecé a dormir bien. Y el peso desaparecía, 0,2 kg (1 lb) al día. Pasé horas en el sitio web, utilizando los muchos recursos disponibles, viendo videos, educándome sobre la ciencia de la pérdida de peso.

Avancemos hasta hoy. Comer bajo en carbohidratos ha dejado de ser una “dieta” y ahora es una forma de vida. Una vez que me “adapté a la grasa” comencé a incorporar ayuno intermitente, generalmente 16:8, pero también he hecho de 24 horas. Solo como cuando tengo hambre, y a menudo esto es una vez al día. Perdí 18 kg (40 lb), pero la pérdida de peso se volvió algo secundario. Mi analíticas han mejorado exponencialmente. Puedo caminar 7 km sin dolor. Duermo 7-8 horas por noche. Mi humor ha mejorado. Ya no tengo la piel seca. Me veo (y siento) 20 años más joven. Ya no me doy atracones, si como más de lo que debo, nunca gano 2 kg de la noche a la mañana.

¿Es comer bajo en carbohidratos una píldora mágica? No. Comer bajo en carbohidratos no añade nada. ¡ELIMINA las toxinas que te hacen engordar y enfermar! Es ciencia, pura y simple. Así es como estamos diseñados para comer, y cuando lo hacemos, el cuerpo responde de inmediato, que son todas la prueba que necesito.

Todavía tengo que perder 5,5-7 kg (12-15 lb) para llegar a mi peso “objetivo”, y van desapareciendo, de forma lenta pero constante. Aprendo más cada día sobre esta forma de comer y forma de vida. Y tengo un nuevo objetivo: gritar a los cuatro vientos para que llegue a todas las personas que conozco, y hay muchas, que están obesas, enfermas, cansadas y con dolor crónico y que piensan a los 40, 50 o 60 años de edad que su vida ha terminado. ¡Quiero que todo el mundo entienda que es la COMIDA que están consumiendo lo que los hace sentir de esa forma! Y quiero que sepan, sobre todo, que todo lo que comemos, incluso los postres, pueden hacerse keto: ¡la comida baja en carbohidratos es deliciosa! No hay nada que me guste más que tener invitados “no-keto” para cenar. Especialmente aquellos que son escépticos sobre el estilo de vida keto. Se van llenos y satisfechos, y se sorprenden de haber comido una lasaña hecha de rodajas de pechuga pollo o un pastel de merengue de limón keto y limón, ¡y no se dieron cuenta!

Estoy recién jubilada (otra vez) a los 60 años y con ganas para los próximos 20 años… sin hijos que criar, sin trabajo del que preocuparme, y un cuerpo que se mueve y se siente mejor de lo que lo hacía 20 años antes. Gracias, Diet Doctor. Me salvaste la vida.

Comentario

¡Guau, Mary! Qué viaje has hecho. ¡Gracias por compartir tu historia y una gran felicitación por tu éxito!

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Mary? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Con un pie en la tumba, Robert cambió las cosas y perdió 90 kg
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Otras publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores