La dieta baja en carbohidratos: “Me siento mejor que nunca en mi vida”

Carol

Antes y después

Cuando Carol comenzó por primera vez una dieta baja en carbohidratos, perdió 16 kg (35 lb) en cinco meses. Pero no todas sus dolencias se curaron.

Entró en una situación complicada y pudo cambiar su salud y curar una gran cantidad de problemas de salud con algunas medidas adicionales. Esto es lo que hizo:

Estimado Dr. Andreas:

El texto a continuación es en respuesta a tu solicitud de una historia de éxito…

Claro, ¡amo explayarme! Me explayo a cada oportunidad que tengo, ¡con cualquiera que esté ligeramente interesado en sanarse con la alimentación! Desafortunadamente, en mi área de trabajo a tiempo completo, son pocos e infrecuentes (el campo de la enfermería). Pero me temo que puedo defraudar, ya que lo que hago y lo que he logrado no puede recogerse en tan solo unos breves párrafos. Tienes mi permiso para resumir o acortar, según consideres apropiado, mi presentación.

Mi historia comenzó en 2013, cuando adopté el protocolo de alimentación de Ultrametabolismo, del Dr. Mark Hyman, después de descubrir que mi colesterol era alto. Siguiendo ese plan, perdí 16 kg (35 lb) en cinco meses y tuve más energía durante un período de tiempo. Pero empecé a cansarme, tener palpitaciones, despertarme por la noche sin poder volverme a dormir y otros problemas. A lo largo de mi vida ya me habían diagnosticado sobrepeso, hipertensión, taquicardia, migrañas crónicas, lumbago, discos abultados, TDAH, trastorno de ansiedad generalizada, fibromialgia y más. Le presenté mis problemas a mi médico, cuya única respuesta fue el viejo y manido refrán… “Estás envejeciendo, y esto es lo que ocurre cuando envejeces”.

Tengo una enfermedad autoinmune (descubierta por mí misma al forzar literalmente a los doctores convencionales a que me hicieran pruebas de los anticuerpos de la tiroides) en base a mi investigación de mis síntomas según varios doctores de medicina funcional a quienes sigo… así que comencé a investigar cómo curar la autoinmunidad. Eliminé por completo el gluten, los lácteos y proteínas similares de la dieta. Incluyendo todos los panes, pasteles, pastas, leche y productos lácteos de las tienda, y los sustituí por mis propios productos horneados en casa (principalmente con harina de coco) y leche de frutos secos, sobre todo leche de coco. En ese momento fue cuando mi fibromialgia, dolores de cabeza y lumbago desaparecieron, espero que definitivamente.

Dejé los frijoles por completo (demasiado difíciles de absorber, incluso después de dejarlos en remojo), frutos secos (demasiado ácido fítico en un intestino que se estaba curando). Dejé todos los alimentos procesados/empacados, y compré y comí/como solo alimentos orgánicos (a menos que la lista de ewg.org diga que puedo comer alimentos convencionales). Solo consumo huevos de pastoreo, carne de vaca alimentada con pasto 1-2 veces por semana, pescado capturado en la naturaleza y solo pollo y pavo sin hormonas ni antibióticos. No utilizo ningún aceite convencional, solo de oliva para los aderezos caseros de ensaladas, y aceite de coco y mantequilla de vacas alimentadas con pasto para cocinar a mayor temperatura. Llevo una dieta cruda 80/20. He eliminado la soya y los productos de soya, aunque debo admitir que todavía consumo lecitina de soya, ya que Chris Kresser, a quien admiro, dice que no debería dar problemas. Adoro el chocolate negro, ya ves… 😉 así que no lo puedo evitar. Me gustaría hacerlo yo misma, pero mi tiempo es limitado, ya que soy enfermera a tiempo completo y también esposa y madre.

Consumo muchos suplementos. Ningún medicamento. No lo explicaré demasiado, ya que sería muy largo, pero diré que mis niveles de vitamina D, B12, colesterol y los análisis de tiroides son ahora óptimos según los estándares de la medicina funcional. Los análisis convencionales se basan en análisis de personas enfermas, y mi objetivo es estar y mantenerme bien, no enfermar hasta que supere sus niveles “normales”. Estoy usando suplementos y probióticos adicionales para potenciar el glutatión, la inmunidad, la reparación intestinal y el metabolismo celular. También hago unos 5 minutos de entrenamiento muscular específico 5 días a la semana, carrera nominal, caminar y andar en bicicleta.

Unos seis meses después de adoptar los protocolos adicionales que he descrito, me sentí genial. Todavía lo hago, tres años después. Mirándome no podrías saber que voy a cumplir 52 años pronto. Me siento mejor que nunca en mi vida y me muevo como si tuviera 20 años. Las únicas dolencias que aún tengo son el gas (de todas las verduras crucíferas que como todos los días con la ensalada) y los niveles de anticuerpos tiroideos que se han estabilizado todavía fuera del nivel normal. Supongo, en realidad estoy segura, de que esto se debe a sensibilidades alimentarias aún no descubiertas, ya que no puedo permitirme las pruebas necesarias pagando de mi bolsillo las pruebas IgG e IgA e interpretaciones de sensibilidad a los alimentos. Ojalá pudiera, ya que sé que estos anticuerpos pueden continuar desgastando mi tiroides con el tiempo, posiblemente provocando que se revierta todo lo que he logrado. Afortunadamente, según la Dra. Izabella Wentz (soy una de sus profesionales de la salud recomendadas), mi consumo de Titrofina PMG se centrará en la acción de los anticuerpos en oposición a mi tiroides, ¡y luego todo estará bien!

Hay que tener en cuenta que toda mi experimentación la hice sola. Sin apoyo de familiares ni amigos. Fue muy difícil, pero estaba decidida a descifrar qué tan poderoso es el consumo adecuado de comida para mí. Por lo que he leído en los últimos tres años (la misma cantidad de tiempo que tú, al parecer), las probabilidades de éxito son extremadamente bajas cuando se hace solo. Casi termino divorciándome de mi esposo y alejándome de mi hija cuando intenté ayudarlos con sus comportamientos problemáticos antes de que también enfermaran. Ahora, para mantener la paz, debo continuar yo sola y mantener la boca cerrada. Hasta ahora está funcionando, pero la profesional clínica que hay dentro de mí se preocupa por ellos. ¡Definitivamente no soy perfecta, comparto lo que pienso de vez en cuando!

Vivo en Adams Center, Nueva York.

Mi FB es:

Saludos cordiales y que tengas buena salud,
Carol

Comentarios

Gracias por compartirlo con nosotros Carol, qué fantástica transformación de salud 🙂

Empezar

¿Quieres hacer lo mismo que Carol? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • La dieta cetogénica: "¡Ha cambiado mi vida por completo!"
  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • La dieta cetogénica: “Después de solo un mes, TODOS los síntomas se corrigieron”
  • El acné (y el síndrome del intestino irritable) desaparecieron con un cambio de dieta
  • Dieta cetogénica: “¡sin hambre constante, sin caídas de glucosa y con comida deliciosa!”
  • La dieta baja en carbohidratos: "Me siento mejor que nunca en mi vida"

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Cargar anteriores