“¡He recuperado mi vida!”

Before and after

Antes y después

Ingrid probó todo: dietas de batidos, dietas de pastillas y, por supuesto, dietas bajas en grasas. Pero el peso seguía acumulandose, poco a poco, y en el otoño de 2010 la báscula llegó a 140 kg (309 lb). Todo se sentía pesado. Los antojos de azúcar, el hambre y comer de forma emocional eran una pesadilla sin fin.

En enero de 2011 decidió probar una baja en carbohidratos y alta en grasas. Esto es lo que ocurrió:

El correo electrónico

¡Hola!

Todo mi vida he tenido sobrepeso y empecé a comer de forma emocional ya de niña. Siempre he tenido problemas con los antojos de azúcar, teniendo hambre casi de forma constante, y mi peso ha sido un yo-yo durante la mayoría de mi vida. La primera vez que me sentí gorda y pensé que necesitaba hacer dieta probablemente no tenía más de 8-9 años.

Mi vida ha estado repleta de muchos sentimientos de vergüenza, y a mí, junto a muchos otros, nos enseñaron que la grasa era el pecado. La grasa era lo que me engordaba, y ya está. Después de muchos agotadores intentos de perder peso, cada vez pesaba más. Mi peso aumentó rápidamente después de dejar de tomar la píldora, y entonces no tenía ni idea de que tenía SOP. Fui a consultar a doctores varias veces, pero no obtenía ninguna respuesta.

Acabé pesando 140 kg (309 lb) y llegué a un callejón sin salida, profundamente deprimida y todo era pesado y difícil. Siembre había sido regordeta, pero nunca había estado tan grande. La vida diaria se volvió difícil y las limitaciones de lo que podía hacer aumentaron progresivamente.

De forma desesperada, probé de todo, polvos, barritas, pastillas que iban a eliminar la grasa de mi cuerpo y alimentos bajos en grasa, pero nada ayudó. Mi apetito era tan grande y aumentó incluso más, que era imposible controlarlo ya que siempre tenía hambre. Durante un largo tiempo, estuve convencida de que era la grasa la que me engordaba, hasta que empecé a leer un libro sobre la dieta baja en carbohidratos. La había probado antes, pero sin realmente saber lo que estaba haciendo. Solo había oido que era bueno evitar el pan.

En el otoño de 2010, toqué fondo, era ahora o nunca. Un bypass gástrico era un pensamiento recurrente en el fondo de mi cabeza, incluso aunque no era algo que realmente quisiese. Leí TODO lo que pude encontrar sobre la dieta baja en carbohidratos y empecé en enero de 2011. Desde ese día he recuperado poco a poco mi vida. ¡He recuperado mi vida!

He pasado de ser una comedora compulsiva y emocional con un peso de 140 kg (309 lb), a hoy tener un control total de lo que como, estar libre de antojos de azúcar, estar saciada y satisfecha, y ahora peso 80 kg (176 lb). Por primera vez en mi vida he perdido peso sin pasar hambre. Pero quizá lo más importante es que estoy manteniendo el peso y me siento sana por dentro y fuera. La armonía de mi cuerpo se siente genial y nunca pensé que sería posible tener una relación normal con la comida.

Afortunadamente, ahora lo sé, son los carbohidratos los que me engordaban.

He blogueado sobre mi camino en www.lavkarbotips.net (noruego) y también estoy en Instagram “Lavkarbotips”. Ahora guío a otras personas y he conseguido una vida totalmente diferente de la que tenía antes. Mi esperanza para el futuro es que el número de cirugías gástricas disminuya, no aumente, como desafortunadamente es el caso ahora mismo. Leo tu blog a menudo, Andreas, y he aprendido mucho. ¡Gracias por el fantástico trabajo que haces, informando a otras personas sobre la dieta baja en carbohidratos!

Ingrid

Comentario

¡Felicitaciones por tu éxito con los bajos carbohidratos, Ingrid! ¡Es genial escuchar que también estás ayudando a otras personas con problemas de peso con tu blog!

Empezar

¿Quieres tener tu propia historia de éxito? ¡Prueba nuestro reto keto gratis de dos semanas!

De forma alternativa, usa nuestra guía cetogénica, o, para una sencillez máxima puedes usar nuestro menú cetogénico de 14 días con deliciosas recetas para mantenerte kept durante dos semanas.

Más

La dieta cetogénica para principiantes

Cómo bajar de peso

Más historias de éxito

  • Cómo Melissa perdió 45 kg con una dieta cetogénica, y los mantuvo durante 15 años
  • Dieta cetogénica y ayuno intermitente: "Me siento mejor que en años"
  • Carnivoría: cómo Amber transformó su salud con una dieta solo de carne
  • La dieta cetogénica: "No se imaginan esta sensación"
  • Dieta keto y ayuno intermitente: "Estoy totalmente impresionada con los cambios"
  • Diabetes de tipo 1 y dieta baja en carbohidratos: una gran combinación

Más asombrosas historias de éxito

P.D.

¿También tienes una historia de éxito que quisieras compartir en este blog? Mándala (se aprecian las fotos) a kim@dietdoctor.com. Por favor, hazme saber si está bien publicar tu nombre y foto o si prefieres ser anónimo.

Sería genial si pudieras incluir información sobre qué comes en un día típico, si practicas o no ayuno intermitente, etc.

Más info aquí

Dejar una respuesta

Respuesta al comentario #0 por

Publicaciones anteriores